Prologo



Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse mattis blandit justo, at aliquam ante semper luctus. Quisque eget magna ac urna tempus feugiat. Ut id nunc id ante ultricies mollis. Nunc dignissim nisi vel lacus imperdiet sagittis. Cras id quam ante. Vestibulum eu posuere libero. Proin ut dignissim nulla. Morbi nisl neque, hendrerit et ipsum ac, sollicitudin laoreet est. Donec nec est erat. Mauris est dolor, tempus ac varius ut, vehicula ac ante. Cras in tincidunt mauris. Aenean in est nisl. Etiam a mauris sed risus laoreet molestie. Vestibulum faucibus erat sit amet odio cursus fermentum. Mauris et quam ut est tincidunt pulvinar ornare volutpat ipsum. Sed molestie leo vel eros placerat, at convallis enim sollicitudin. Donec sed ultricies orci.



Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Reencuentro ║ Adam
Miér Jun 19, 2013 12:47 am por Amanda L. Dawson

» Stay for a while [ Svetlana ]
Lun Jun 10, 2013 2:39 pm por Lovisa Hellberg

» #Registro de PB
Dom Jun 09, 2013 4:22 pm por Liam Lébedev

» #Registro de Identidad
Dom Jun 09, 2013 4:19 pm por Liam Lébedev

» #Registro de Facultad y Carrera
Dom Jun 09, 2013 4:19 pm por Liam Lébedev

» #Registro de Fraternidad
Dom Jun 09, 2013 4:19 pm por Liam Lébedev

» ¡Pide Rol!
Dom Jun 09, 2013 9:15 am por Kirsten Dürren

» @AMPROCK°
Jue Jun 06, 2013 9:48 pm por Adam Phoenix

» Cerveza gratis [1-1]
Jue Jun 06, 2013 9:40 pm por Adam Phoenix

Administración



NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL

NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL

NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL

NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL



El tiempo




¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 38 el Vie Oct 28, 2016 11:46 am.
Créditos



Todos los derechos reservados bajo la propiedad de creative commons.
Historia y descripción de grupos a cargo de ALIDEY D. PAIKANOVA.
Skin & gráficos diseñados por LISSET I. PAIKANOVA.
PERSONAJES CANON CREADOS POR SASCHA E. NOLVAK.



Afiliados


Titulo aquí
I
II
III
IV
V
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse mattis blandit justo, at aliquam ante semper luctus. Quisque eget magna ac urna tempus feugiat. Ut id nunc id ante ultricies mollis. Nunc dignissim nisi vel lacus imperdiet sagittis. Cras id quam ante. Vestibulum eu posuere libero. Proin ut dignissim nulla. Morbi nisl neque, hendrerit et ipsum ac, sollicitudin laoreet est. Donec nec est erat. Mauris est dolor, tempus ac varius ut, vehicula ac ante. Cras in tincidunt mauris. Aenean in est nisl. Etiam a mauris sed risus laoreet molestie. Vestibulum faucibus erat sit amet odio cursus fermentum. Mauris et quam ut est tincidunt pulvinar ornare volutpat ipsum. Sed molestie leo vel eros placerat, at convallis enim sollicitudin. Donec sed ultricies orci. Etiam vehicula aliquam felis. Mauris congue consectetur est, ac lobortis dolor pharetra sed. Fusce mauris libero, ornare vel velit in, bibendum blandit tellus. Sed aliquam tellus id velit elementum scelerisque mollis sed elit. Morbi facilisis, arcu quis sollicitudin malesuada, velit libero elementum odio, eu molestie elit risus commodo sem. Vivamus commodo massa lorem, non ornare nibh porttitor ut. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. In hac habitasse platea dictumst. Morbi commodo id turpis a condimentum. Curabitur blandit sem erat, eget dapibus ligula mollis sit amet. Cras congue venenatis vulputate. Sed hendrerit venenatis tellus, ac elementum diam aliquam ac. Praesent non enim pulvinar, ullamcorper tellus quis, semper erat. Nunc scelerisque, nulla ac rutrum fringilla, justo libero condimentum tellus, nec tristique erat arcu a nulla. Sed congue aliquam turpis, vitae accumsan nisl tincidunt eu. Pellentesque in odio ut metus viverra elementum vel a est. Fusce id turpis purus.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse mattis blandit justo, at aliquam ante semper luctus. Quisque eget magna ac urna tempus feugiat. Ut id nunc id ante ultricies mollis. Nunc dignissim nisi vel lacus imperdiet sagittis. Cras id quam ante. Vestibulum eu posuere libero. Proin ut dignissim nulla. Morbi nisl neque, hendrerit et ipsum ac, sollicitudin laoreet est. Donec nec est erat. Mauris est dolor, tempus ac varius ut, vehicula ac ante. Cras in tincidunt mauris. Aenean in est nisl. Etiam a mauris sed risus laoreet molestie. Vestibulum faucibus erat sit amet odio cursus fermentum. Mauris et quam ut est tincidunt pulvinar ornare volutpat ipsum. Sed molestie leo vel eros placerat, at convallis enim sollicitudin. Donec sed ultricies orci. Etiam vehicula aliquam felis. Mauris congue consectetur est, ac lobortis dolor pharetra sed. Fusce mauris libero, ornare vel velit in, bibendum blandit tellus. Sed aliquam tellus id velit elementum scelerisque mollis sed elit. Morbi facilisis, arcu quis sollicitudin malesuada, velit libero elementum odio, eu molestie elit risus commodo sem. Vivamus commodo massa lorem, non ornare nibh porttitor ut. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. In hac habitasse platea dictumst. Morbi commodo id turpis a condimentum. Curabitur blandit sem erat, eget dapibus ligula mollis sit amet. Cras congue venenatis vulputate. Sed hendrerit venenatis tellus, ac elementum diam aliquam ac. Praesent non enim pulvinar, ullamcorper tellus quis, semper erat. Nunc scelerisque, nulla ac rutrum fringilla, justo libero condimentum tellus, nec tristique erat arcu a nulla. Sed congue aliquam turpis, vitae accumsan nisl tincidunt eu. Pellentesque in odio ut metus viverra elementum vel a est. Fusce id turpis purus.
Cabron 2
PREMIO
PREMIO
PREMIO
PREMIO
PREMIO
lalala
Aquí contenido de la pestaña 5

I can't live without, all I think about |Richard|

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I can't live without, all I think about |Richard|

Mensaje por Phoebe L. Phoenix el Jue Mayo 23, 2013 2:19 am


# I can't live without

All I think about


Richard F. Dos Santos

Zona Residencial

03:32 pm



Se levanto esa mañana con un solo pensamiento. Estudiar. Durante toda la noche soñó con los libros y cuadernos de biología, células reproduciéndose, células de diferentes tipos, sus componentes y otras cosas relacionadas que no vale la pena mencionar. Cuando los primeros rayos comenzaron asomarse Phoebe ya estaba en pie, recopilando apuntes, dejando sus libros sobre su desordenado escritorio y buscando sus cuadernos que siempre estaban esparcidos por el suelo. Tomo los que sabía que serian necesarios y quitando la torre de ropa que tenia sobre la silla se sentó abriendo un gran libro de biología animal, comenzado así el maratón de estudio. No sabe como pasaron las horas, pero se dio cuenta que su mañana le había rendido satisfactoriamente, haciendo una pausa fue en busca de comida. Volviendo a su habitación, se volvió a sentar, para continuar con lo que había dejado pausado. Dejo sobre la mesa el vaso de jugo de manzana, junto con su sandwich de lechuga y tomate, estaba en eso cuando recordó que le faltaba un cuaderno. Mirando extrañada al suelo, comenzó a recordar cual era el que estaba perdido. Continuo el escrutinio, pero esta vez sobre el escritorio, cuando recordó que era lo que aun no estudiada. Células. –Mierda-. Buscando desesperadamente por toda la habitación, intentando recordar en donde estaba metido. –Mierda, mierda, mierda-. Repetía, hasta que su ampolleta se encendió. El profesor.

A velocidad de la luz se cambio ropa, tomando su bolso salio de su habitación olvidando en el camino su abrigo, gorro, bufanda y guantes. Corriendo salio de su fraternidad, no debía pensar en cansancio, debía pensar en llegar lo antes posible a la oficina del profesor. En tiempo record, entro al edificio donde se encontraban los despachos de los profesores. Preguntando a cada persona que veía cual era la oficina de él. Ya en el tercer piso una secretaria le informo que el profesor ya había terminado su jornada y que posiblemente estaría en su casa. –Mierda-. Volvió a murmurar para sus adentros. Haciendo lo imposible, mintiendo a la señora de que era la ayudante del profesor y que necesitaba su número de teléfono que lamentablemente se le había extraviado y de paso una cara de completa inocencia, Phoebe consiguió tenerlo en el teléfono que amablemente la secretaria marco. Un escalofrío recorrió la espalda de ella al volver a escuchar esa voz que la estuvo persiguiendo por semanas. –Profesor Dos Santos, habla con Phoebe Phoenix….-. La conversación no duro mucho, ya que él tenía la solución de su problema. El cuaderno se encontraba en su casa guardado en su portafolio y él sin preocupaciones la invito a ir a buscarlo allá.

Así fue como Phoebe caminaba hacia la zona residencial de la ciudad de Moscú. Ella comúnmente viajaba rumbo hacia esa zona de la ciudad en auto o en taxi, sin embargo producto de su desesperación había olvidado su dinero. No contaba tampoco con el clima le jugara una mala pasada. Lluvia. No cualquier lluvia, si no una de esas que te mojaba hasta el alma. La pobre chica camino rápidamente, sin abrigo y ya cansada rumbo al departamento del profesor. Felizmente encontró la casa de él era una de las primeras de la zona, cosa que le agrado bastantemente. Entro al recinto, donde fue parada por el conserje que le pregunto a donde se dirigía. Dando a conocer su nombre el señor le dio libre acceso hacia el complejo de casas, el profesor ya había avisado de que ella iría hacia allá. Buscando la casa camino a paso rápido intentando aplacar un poco la lluvia.

Tratando de arreglar su mojado cabello, se detuvo frente a la puerta, la cual golpeo firmemente con sus nudillos. La puerta se abrió, dejándose ver un relajado profesor. –Buenas tar…-. Un sutil estornudo dejo inconclusa la frase. –Lo siento-. Dijo sonando apenada. –¿Cómo se…-. Otro estornudo acompaño sus palabras. Ahora si que había sacado el premio gordo, totalmente empapada, desaliñada y resfriada. El peor momento para estar al frente de la persona que la había perseguido en sus sueños por una semana.

All I want is you

Edited by DanZz for SourceCode


Última edición por Phoebe L. Phoenix el Vie Mayo 24, 2013 10:35 pm, editado 1 vez



Phoenix Cool:



OsitoCariñosito:
avatar
Phoebe L. Phoenix

Mensajes : 175
Fecha de inscripción : 05/03/2013
Localización : Encerrada en mi mundo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I can't live without, all I think about |Richard|

Mensaje por Richard F. Dos Santos el Jue Mayo 23, 2013 11:58 pm

« Phoebe « Zona Residencial « 03:32pm «
Lugar:

entrada:
sala:
La mas importante (cocina):
jardín:
Habitación:
Baño:
La sorpresa:
Y al fin se había deshecho de esos estresantes alumnos. Dejarlos ir temprano como siempre era su opción de alivio a las migrañas que le daban con frecuencia últimamente. Cuando ese salón estaba completamente vació, el retumbar de sus oídos con fuertes dolores de cabeza se moderaban hasta desvanecer. Como de costumbre, recogió sus cosas, guardó un par de libros en su portafolio sin fijarse mucho de qué eran. Todo demasiado monótono, insípido, así era aún su vida. Arrastró los pies hasta dirección donde checó su pase de salida, uno de los primeros en hacerlo, , con más energía que antes por que ya se iba a su casa, a pasos rápidos, casi zancadas llegó al estacionamiento para arrancar y largarse lejos para tener paz.

Cada que conducía hacia su casa se hacía la misma pregunta del porqué no se iba a otro país uno más cálido y sin ser un maestro definitivamente se dedicaría a la biología pero no en un salón con retrasados que al momento del parto les faltó oxigeno.

Estacionó la camioneta. Subió las escaleras del porche abriendo su lugar gracias a Dios con calefacción todo el día. Era como abrir la puerta a otro lado del charco. La ropa comenzó a quitarse la ropa de encima, todo el envoltorio, dejó su portafolios sobre un sillón. Claro que estaba por acomodar su ropa en donde debía, era un perfeccionista o al menos un intento. Le molestaba que sus cosas estuvieran en desorden, por lo mismo nadie entraba aquí mas que el, aparte de que ninguna persona, ni mujer, ni siquiera familia había pisado este suelo.

¡Alto! Vibraba algo en la cocina, cierto, el teléfono, olvidó apagarlo al entrar y aislarse. Descalzo entró en la cocina y tomó la llamada del número desconocido. Phoebe qué mujer Phoenix, la pequeña que había logrado tantas cosas en menos de dos horas que muchas mujeres intentaban por años. Le dio la dirección, etc. En cuanto colgó no se molestó en ponerse una camisa iba cómodo en pantalones y nada más, pero no era por eso, se le olvidó hacerlo pues daba instrucciones al portero de dejar pasar de inmediato a la chica en cuanto la viera, le dio descripción física, por supuesto que no la olvidaba, no podría.

Pasaron minutos, después se empezó a preguntar como se las había ingeniado para conseguir su número, la cuestionaría en cuanto llegara “TOCK TOCK” y henos aquí. Abrió la puerta después de girar la perilla se percató de que estaba sin camisa o zapatos, solo el pantalón. Carajo, enserio esperaba que ella no lo tomara como falta de respeto después de todo estaban en su casa y el podría andar como se le diera la gana. Oh sorpresa, la delicada muñeca de porcelana escurría de todos lados enseguida el profesor puso una cara de preocupación, era la primer mujer en ir a su casa, por motivos de urgencia estudiantil, y ya había pescado un resfriado. –Buenas tardes cuando se seque.–Entonces de la nada o de hace tiempo le había nacido este instinto protector con ella y fue disparado cuando la vio más indefensa. –Maldición, señorita debió de pedir un taxi yo se lo pagaba en cuanto llegara aquí. ¿No le parece algo extremo? Es un cuaderno que pude llevarle.– La jaló del brazo haciéndola entrar, la acompaño hasta la sala donde le pasó una frazada y un par de toallas. No duró mucho tiempo ahí pues se fue a la cocina, como no había puerta que se separara de la sala y este otro lugar logró hablar desde ahí sabiendo que lo oiría.–Y qué hago cuando su padre o madre vengan a gritonearme, porque dejé que su bebecita se resfriara así.– Sacó una taza grande, sirvió agua hirviendo, después le metió un sobrecito con té, regresó a la sala viéndola –Tenga, tómese esto, cuando esté mas caliente, se mete a bañar. Desvió la mirada de su blusa y de sus facciones apetentes. –Empezaré a buscar mi portafolio.– El cual había resbalado por los colchones del sillón atrás de una planta una de las muchas macetas que tenía. Pero él no se había percatado de tal cosa.




Para la del portafolio. Nadie más.:
avatar
Richard F. Dos Santos

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 23/04/2013
Edad : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I can't live without, all I think about |Richard|

Mensaje por Phoebe L. Phoenix el Sáb Mayo 25, 2013 1:43 am


# I can't live without

All I think about


Richard F. Dos Santos

Zona Residencial

03:32 pm



No quería creer lo que estaba viendo sus ojos, todo lo que había soñado por más de unas semanas, era eso y más. Aquí es cuando se emplea el dicho la realidad supera la ficción. Gracias a los estornudos que le vinieron de forma repentina no pudo hablar, igual que tuviera algo que decir, ya que todo el discurso que tenía planeado se le había olvidado. Él estaba molesto, no era algo nuevo, pero le costo entender porque lo estaba. Se miro bajando su rostro al darse cuenta que su enojo era su estado de mojadez.

Como la vez anterior fue tironeada hacia dentro de la casa, donde quedo impresionada ante la belleza del lugar, todo estaba bien decorado y cada cosa en su lugar, ni comparado a como esta su habitación. -La lluvia me sorprendió a mitad de camino, por eso no tome antes un taxi-. Frunció levemente el ceño. -Y no no es extremo, solo soy una persona responsable que dijo que vendría a su casa, la secretaria no me dio su numero de teléfono para llamarlo cuando comenzó la lluvia para decirle que no vendría hoy-. Dijo alzando un poco la voz. Tomo de mala gana la frazada ofrecida y las toallas. -Esto no es necesario, deme mi cuaderno y me iré al instante-. Alzo aun más la voz al ver que él se iba hacia la cocina. Sabiendo que no se movería del lugar tan pronto, dejo la frazada y las toallas encima de un sillón, se quito la chaqueta delgada que traía puesta estornudando de paso otra vez, quedando solo con una camiseta. Tomo una toalla, la llevo hasta su cabello y comenzó a secar, quitándole el exceso de agua. -No hará nada porque dudo que mi padre se preocupe tanto por haberme mojado, siempre lo hago-. Tiro la toalla al suelo y se cruzo de brazos, observándolo moverse en la cocina. De paso aprovecho de darse el lujo de mirar su ancha espalda.

Volvió a la sala con una taza en las manos. Mirándolo algo incrédula, le paso la taza. -Eh gracias, ¿Qué piensa usted? ¿No cree que es mucho que me de un baño, solo es un poco de agua, no es nada del otro mundo-. No comprendía de porque se había puesto así, se estaba comportando peor que su padre cuando cometía una travesura. -Por favor busque su portafolio, así me da mi cuaderno y me podre ir-. Le dijo, para luego beber un sorbo de te. Se sentó en el sillón a beber tranquila el te. Los estornudos venían de vez en cuando, interrumpiendo la tarea de beber. Tampoco desaprovecho la oportunidad de mirar de reojo al profesor. Si algunas personas eran pecado y él sin duda entraba a la lista, tenia un abdomen firme, brazos que levantarían el doble de su peso. Si era mejor de lo que había soñado. Ahora quería saber como se quitaría de su mente su imagen, si antes solo al verlo con abrigo la persiguió en sueños, ahora que ya lo había visto como era en realidad. ¿Tendría pesadillas?

All I want is you

Edited by DanZz for SourceCode



Phoenix Cool:



OsitoCariñosito:
avatar
Phoebe L. Phoenix

Mensajes : 175
Fecha de inscripción : 05/03/2013
Localización : Encerrada en mi mundo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I can't live without, all I think about |Richard|

Mensaje por Richard F. Dos Santos el Sáb Mayo 25, 2013 10:13 pm

« Phoebe « Zona Residencial « 03:32pm «
Hogar:

entrada:
sala:
La mas importante (cocina):
jardín:
Habitación:
Baño:
La sorpresa:
-Y no no es extremo, solo soy una persona responsable que dijo que vendría a su casa, la secretaria no me dio su numero de teléfono para llamarlo cuando comenzó la lluvia para decirle que no vendría hoy-. Entonces ahí estaba la pregunta del profesor, contestada sin necesidad de pronunciarla, la secretaria. Cómo se le ocurría dar su número de celular a cualquier chica de despampanante presencia y sonrisa. De seguro ella se habría inventado algo bastante convincente. Las razones por las que él trabajaba ahí se supone que era su disciplina y estándares establecidos en ese momento le quedó claro que las secretarias eran incompetentes e irresponsables. Le disgustó el hecho de que anduviera concediendo saber sus datos personales, a chicas astutas como Phoebe o no tan astutas. Otro punto es que la chica en cuestión, la que pidió su teléfono. Fue esa que una tarde apareció con ojos de cordero a punto de ser llevado al matadero, con ilusión de que él la ayudara y la salvara del matadero, examen, como le digan. Ella fue la razón por la cual accedió a dar su dirección. Cajita de sorpresas que esta frágil y empapada niña era. Así de responsable caminar desde el plantel a su casa. Insistía que era extremo pero hablaba bien de sus propósitos dispuestos a cumplirlos a pesar de todos los inconvenientes.

–Esto es necesario.–Seguía preocupándose, con cualquier otra le daría igual, ni siquiera le hubiera dado la dirección de su guarida. Pero era inútil su impertinente impulso de protección por que ella estaba necia, sin dejarse ayudar, al final de cuentas, ella todavía lo veía como un maestro fuera o adentro de la universidad.–Creo que le haría bien un baño para evitar que se resfríe más de lo evidente por esos estornudos. ¿Pero sabe qué? Haga lo que quiera, si se niega a que la ayude, no tengo problema, en cuanto encuentre su preciado cuaderno, la llevo a su fraternidad.–El tampoco comprendía de donde salía tanta necesidad de verla bien, por marcarle una expectativa de mujer diferente, quién sabe. Pero lo que él no haría era rogarle por que se metiera a la ducha para no perjudicar su salud. El rechazo era algo que simplemente le enfadaba, más cuando la oferta era de buena fé. Nada concurrente en el.

Tal vez era esa necesidad de no dejarla ir como la última vez, terminar de conocerla por completo, por cualquier jodida razón se buscó pretextos en la cabeza. “¿Vamos Rich cuándo se te complico tanto retener a una mujer eh?” Se repetía en la cabeza. Y otra voz le daba puñetazos qué se creía que esta chica se iba a quedar con el así nada más.

Sus ojos iban y venían por la sala buscando el portafolio sobre las cosas a primera vista. –¿Qué carajos?–Susurró dando media vuelta sobre la sala.–Estoy seguro que lo dejé aquí…–Levantó cojines regresándolos a su lugar cuando no encontraba su portafolio. De qué se trataba, ahora tenía amnesia o se imaginaba cosas por tenerla a ella para el solo en su sala.
Pasó la mano por su abdomen repetidas veces. Trataba al mismo tiempo de hacer memoria.–Por aquí debe de estar estoy seguro. Recuerde, me debe una comida señorita, me dejó a medias la semana pasada, eso es de mala educación ¿No le dijo su padre?–Daba vueltas por la sala estando cien por ciento seguro de que ahí estaba su maldito portafolios. –Yo no quiero que siga estornudando en verdad… No quiere al menos ropa seca, no sé. –Ya que no podía dejar de mirarla en esas condiciones tan…



Para la del portafolio. Nadie más.:
avatar
Richard F. Dos Santos

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 23/04/2013
Edad : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I can't live without, all I think about |Richard|

Mensaje por Phoebe L. Phoenix el Dom Mayo 26, 2013 2:20 pm


# I can't live without

All I think about


Richard F. Dos Santos

Zona Residencial

03:32 pm



Sentada en el sillón con la taza de te en las manos, bebía un corto sorbo de vez cuando, mirando como el profesor daba vueltas por la sala. No pasó por alto sus acciones, claro estaba casi en cueros y para peor se estaba tocando su six pack. Sabía que no era el momento, para soñar, pero oh como quería que esa mano fuese la suya, tocar ese increíble y trabajo abdomen, si él estaba cometiendo una maldad al estar haciendo eso. Guardo silencio, eso era lo mejor para los dos, pues se dio cuenta que era un cabeza dura -igual como ella- y discutir con gente así era una perdida de tiempo. Los estornudos continuaron, pero los intentaba disimular bebiendo sonoramente sorbos de te. Igual esperar a que se le secara la ropa no era mala idea, el le podría prestar ropa seca mientras esperaba a que se le secara la suya. Analizando la idea no sonaba del todo mala. Aparte debía ver la desesperación del profesor en buscar su portafolio. ¿Estaba seguro que lo había traído a su casa? Puede que lo haya dejado en su oficina y él no recordaba. Si pasaba eso iba armar un gran escándalo. Bueno igual ella se busco toda esta situación por dejar primeramente el cuaderno olvidado, en el salón, eso pasaba cuando un profesor te sacaba arrastras del lugar.

Bebiendo el ultimo sorbo de te, se levanto del sillón, dejando la taza en la mesa de centro, se giro para mirar al hombre que de apoco se estaba convirtiendo en una mujer muy histérica. –Al parecer se le perdió-. Dijo encogiéndose de hombros sonando lo más infantil posible. –Le propongo un trato-. Dio un paso hacia adelante para acercase a él, pero al instante retrocedió. Era mejor no estar muy cerca de él o se olvidaría completamente de como articular palabra, su cercanía era un gran problema que era mejor evitar. –Tomare ese baño y me prestara ropa seca, mientras la mía se seca y usted busca su portafolio más calmadamente-. Le dijo cruzándose de brazos, utilizando su voz de doctora cuando estaba dando ordenes a los animales para que se quedaran quietos y los pudiera examinar. –Así se queda tranquilo y no se preocupa por mi padre a que le venga a reclamar y de paso me quedo y le pago esa comida que le debo-. Le sonrió amigablemente. –Después de eso me va a dejar a mi fraternidad ya con la ropa seca y se asegura de que llegue sana, salva y seca-. Ladeo su cabeza sin despegar su vista de su cara, obligándose mentalmente que no debía bajarla por ningún motivo. -¿Qué le parece?-. Le pregunto haciendo un gran esfuerzo. –Y por favor, ¿se puede poner una camisa-. Grave error. Al momento de pronunciar esas palabras se dio cuenta que se delato sola, si él era una gran distracción, pero estaba en su casa y podía andar como quisiese, aparte él era un hombre inteligente y se daría cuenta al instante de que faltaba poco para que Phoebe se le cayera la baba. –Emm ¿Dónde esta el baño-. Pregunto mirando a todos lados tratando de disimular lo que había dicho, y también que no se diera cuenta que su cara estaba tomando un leve color rojo.

All I want is you

Edited by DanZz for SourceCode



Phoenix Cool:



OsitoCariñosito:
avatar
Phoebe L. Phoenix

Mensajes : 175
Fecha de inscripción : 05/03/2013
Localización : Encerrada en mi mundo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I can't live without, all I think about |Richard|

Mensaje por Richard F. Dos Santos el Miér Mayo 29, 2013 12:19 am

« Phoebe « Zona Residencial « 03:32pm «
Hogar:

entrada:
sala:
La mas importante (cocina):
jardín:
Habitación:
Baño:
La sorpresa:
Y cómo no alterarse si la chica venía empapada, solo por ese estúpido cuaderno. Si era tan importante y tanto le urgía claro que le ayudaría en entregárselo lo más pronto posible. Aunque no encontraba la razón concreta que le daba vueltas la necesidad de conocerla, por qué se preocupaba por esta mujer inusual que le rompió varios esquemas que tenía siempre presentes al conocer a cualquier chica.

Entonces ahora a ella no le importaba el portafolio ni el cuaderno, acababa de encogerse de hombros sin una pizca de responsabilidad con la que había llegado, todo eso se le había escurrido con el agua tal parecía. Un trato esta niña quería proponerle un trato. Ja. No perdía más nada en oírla, total, ya estaban ahí y el jodido cuaderno no. Entonces sí podría retenerla más. Y el talón de Aquiles de aquella delicada figura, la acababa de encontrar. Mal movimiento Phoebe.

Y después de tanta insistencia tenía que acceder a quitarse la ropa, claro que sí. Por el bien de ambos, no podía seguir cerca de ella con la blusa toda pegada a la piel sensible por el frío. El ni ningún otro hombre en la tierra era capaz de controlarse tanto. Y si lo hacía no era de este universo.

–Le advierto que aquí no hay carne de soya o esas cosas del diablo.–Rió el profesor entre dientes con las manos en los bolsillos del pantalón. Le hizo un ademán hacia la cocina. Carne, fruta, cervezas algunas verduras y listo. El estomago comenzó a hacerle ruido claro sus entrañas ya pedían algo y en un momento más atendería eso. –Me parece perfecto, firme aquí.–Añadió cuando ella termino la petición de ponerse una camisa señalando su abdomen, riendo con malicia. Aquí estaba en su casa y si el quería andar en pelotas andaría en pelotas con o sin ojazos marrones pidiéndole ropa encima. A su pregunta respondió desabotonándose el pantalón sin bajar la cremallera, retando a la niñita que no quitaba los ojos de ahí. Y bueno el en cuanto sabía que cartas mover no podría dejar de jugar bien con ellas.–Suba las escaleras, pasara la habitación, entra y la primer puerta es el baño. Déjeme la escolto, no quiero que se pierda.–Su sonrisa no se iba de sus labios, camino descalzo por el piso de madera lisa. Subió los escalones, ella lo seguía ,al entrar a su habitación abrió la puerta del baño. –Después de usted.–Entro después de ella, para darle una toalla.–Por cierto.. ¿Le han dicho que se ve hermosa con ese tono rojizo sobre sus mejillas?– Se dio una vuelta sin antes darle un vistazo a la hermosa chica en su baño. Sacó una ropa de sus cajones dejándolos en la cama y bajar a la sala de nuevo. Se sentó directo en los sillones y prendió el televisor, en un rato buscaría el portafolio. Prisa no tenía.



Para la del portafolio. Nadie más.:
avatar
Richard F. Dos Santos

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 23/04/2013
Edad : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I can't live without, all I think about |Richard|

Mensaje por Phoebe L. Phoenix el Jue Mayo 30, 2013 12:55 am


# I can't live without

All I think about


Richard F. Dos Santos

Zona Residencial

03:32 pm



Enarco una ceja que se profundizo al escuchar una estrepitosa carcajada de su parte, pues sabía de primera fuente que en esa casa no habría carne de soya, el no sería buen carnívoro. –No me sorprende-. Murmuro como quien no quiere la cosa. También en esa cocina no creía que solo encontraran pedazos de carne, verduras, frutas u otras cosas sin contenido animal se podía encontrar, a no ser que el señor como pasaba poco tiempo en su hogar la palabra supermercado no fuera muy pronunciada. Y maldita fuera él que le hizo bajar la vista, claro burlándose de su último comentario sobre la camisa. Si ahora su cara estaba ardiendo, mientras que su frente se fruncía debido al enfado. –Mierda- Fue lo único que se le ocurrió pensar al ver esa mano desabotonar el botón del pantalón, dejando ver el inicio del vello. Si Phoebe moriría en ese mismo momento.

Le dio las indicaciones para llegar al baño, pero claro ella no escucho absolutamente nada, su mente estaba aun pegada en ese botón que se abría. De forma automática o inerte lo siguió hacia las escaleras, las subió mirando en todo momentos los escalones, no quería pisar uno mal y caerse hacia abajo, eso si que no seria nada bueno. Ya en el segundo piso, él de forma caballerosa le abrió la puerta del baño. Ella dio un paso hacia adentro mirando con cara de boba todos los rincones. Agarro la toalla que le fue ofrecida, abrazándola, lo fulmino con la mirada. No se espero a que el se continuara burlando de ella, pero al momento en que lanzo el ultimo comentario, ya lo mataba con los ojos. –Oh por favor-. Dijo aconsercándose a la puerta, cerrándola, quería dar un portazo, sin embargo no estaba en su casa para hacerlo, así que se conformo solo con cerrarla.

Ya adentro sola, dejo la toalla encima del lavamanos y comenzó a quitarse la ropa que tenia mojada. La camiseta llego al suelo, al igual que los pantalones y su ropa interior. Pisando de puntitas fue hasta la ducha y largo el agua, regulando el agua caliente, se metió bajo el chorro. Cerrando los ojos dejo que el agua caliente bajara por su cuerpo helado. Se tomo el tiempo posible, aprovechando que nadie la molestaría tocando la puerta para que se apurara o que ya estaba atrasada, el baño seria para ella todo el tiempo que quisiese y eso le encantaba. Cuando ya sintió que sus dedos no podían quedar más arrugados, cerro la llave del agua, salio de la ducha y tomando la toalla se envolvió en ella. Se inclino hacia el suelo, donde junto su ropa mojada y levantándola del suelo se paro y salio del baño hacia la habitación.

El lugar era como él, simple y sobrio. Dejo su ropa sobre la cama y se sentó en ella mirando hacia afuera por la gran ventana que tenia en enfrente. Le gustaba la vista, la iluminación que daba las diversas ventanas. Miro también la cama donde se encontró con una camisa azul y un pantalón corto, alguien había pensando en algo imprescindible. Ropa seca. Sonriendo, se levanto de la cama y comenzó a secarse con la toalla, ya seca se puso la camisa y el pantalón, debido a que su ropa interior también estaba mojada, debía pasarlas por alto y esperar que estuvieran en condiciones para volvérsela a poner. Mirando por última vez la vista, tomo en sus brazos la ropa mojada y salio de la habitación, bajo las escaleras, encontrándose en la sala a un profesor en una faceta muy hogareña. Sin invitación alguna se fue a sentar junto a él en el sillón, mirando la televisión. -¿Dónde dejo todo esto mojado?-. Le pregunto mirándolo de reojo. Dejo todo a un lado, quedando con la toalla en las manos, tomo su cabello y lo comenzó a secar, la larga cascada oscura, estaba mojada y por olvido de salir rápido de la habitación se le había olvidado quitarle el exceso de agua. –Espero que haya pensado en que tiene para que yo coma, que mi estomago en breve comenzara a sonar-. Dijo frotando la toalla en su cabello.

All I want is you

Edited by DanZz for SourceCode



Phoenix Cool:



OsitoCariñosito:
avatar
Phoebe L. Phoenix

Mensajes : 175
Fecha de inscripción : 05/03/2013
Localización : Encerrada en mi mundo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I can't live without, all I think about |Richard|

Mensaje por Richard F. Dos Santos el Vie Mayo 31, 2013 12:47 am

« Phoebe « Zona Residencial « 03:32pm «
Hogar:

entrada:
sala:
La mas importante (cocina):
jardín:
Habitación:
Baño:
La sorpresa:
No quiso voltear a verla con su ropa, no es que le molestara el echo de que se había puesto sus cosas personales o que hubiera usado su baño. El problema de la situación es que alcanzó a ver entre el bulto de ropas lencería. MALDITA SEA su existencia en ese momento. La chica no tenía ropa debajo de la suya prestada. Conflicto por el cuál alcanzó un cojín cercano, por si las dudas. Giro el rostro hacia la belleza de cabello obscuro, mojado y largo. Se veía bien, BIEN. Recalcando esa palabra una y otra vez en su mente. Sus ojos se paseaban por esas cortas pero bien formadas piernas semidesnudas, exceso de ropa en su parte torácica pero se conformó al ver su cara, y solo sus ojos profundos y cafés que lo ataban con un hilo muy delgado a la coherencia.

–A la izquierda solo deslice la puerta, afuera, donde guste puede acomodar bien su ropa. O donde quiera. Pero ahí afuera la quiero. –Claro que tenía que poner ahí o el mismo la pondría en ese lugar. Mejor que no la dejara aquí dentro y el tuviera que tocar su ropa húmeda.–Claro, yo tengo todo pensado, sabía que iba a venir, se iba a empapar toda en la lluvia, que le iba a prestar mi ropa con la que por cierto se le ve de maravilla y que comería aquí. Ya lo tengo todo planeado– Y como lo esperaba, lo vio de una manera nada amistosa o amable.–Es enserio-

Rápidamente se puso de pie tirando al otro sillón el cojín que tenía de escudo., no para el., sino para ella. Sus pasos lentos fueron hasta la nevera, la abrió y se quedó pensativo un rato tomando lo verde que hubiera por ahí a primera vista.–Veamos que hay por aquí: espinacas, germen de trigo, lechuga, tomate, cebolla, champiñones y brócoli. Come todo esto ¿Cierto?–Ella estaba afuera con el asunto de la ropa por lo que dijo esas palabras para si. Sabía la respuesta, dejó las cosas sobre el mesón poniéndose a lavarlas en el lavamanos.

Ahora estoy a punto de cocinarle, que carajos. Qué mierda pasaba con esta hombre que hasta estaba a punto de cocinarle a esa criatura que lo tenía en un punto medio de locura severa. Cuando ella llegó el moreno estaba cortando los vegetales con rapidez el tiempo que pasó de pequeño con su madre daba frutos para no hacerlo un inútil.–Comerá ensalada cocida con salsa, y punto.– No le pregunto eso era lo que había eso se comería. El después se prepararía una carne o algo así.

Alzo los ojos una vez mas encontrándose con esa modelo de su ropa tan apetitosa, que rogaba en sus adentros que por su bien ella mantuviera la distancia. Intentaba en verdad de respetarla lo más que podía pero si ella se acercaba se quemaría. Y para el habría Phoebe en sus jugos.



Para la del portafolio. Nadie más.:
avatar
Richard F. Dos Santos

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 23/04/2013
Edad : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I can't live without, all I think about |Richard|

Mensaje por Phoebe L. Phoenix el Vie Mayo 31, 2013 10:06 pm


# I can't live without

All I think about


Richard F. Dos Santos

Zona Residencial

03:32 pm



Ya contenta con lo seco que tenia el cabello, dejo la toalla de lado, dejándola sobre su montón de ropa mojada. Fue en ese momento en que encontró que lo que estaban pasando por televisión era la cosa más entretenida del mundo, levanto sus piernas, cruzándolas sobre el sillón, acomodando su espalda en el respaldo de este, dejo su mirada fija en la caja negra. Solo mirada de reojo a Richard cuando el le decía algo. Ya le había dado las indicaciones de donde dejar su ropa, eso no se le olvidaría, sin embargo se sentía como una intrusa, aunque él le dio pase libre para ir a donde quisiese, aun se sentía incomoda por la situación. No todos los días iba a casa de un profesor, se metía en su baño y se ponía ropa de él. De paso que olía de maravilla. Tampoco paso por alto su comentario de que tenía todo ya planeado. ¿Ahora él se creía oráculo que estaba viendo el futuro? De igual forma, sonrió al notar que estaba hablando de la ropa, eso no podía pasar por alto, se sintió un poco incomoda, algo intimidada, pero debía saber que los hombres soltaban de vez en cuando comentarios que se suponían que eran halagos, ella aun no sabía como responder a ellos, fuera de la persona que fuera.

EL profesor se levanto del sillón, de pronto la televisión le pareció aburrida y decidió de cambiar su vista hacia el profesor. Oh Dios, él debería estar detrás de una vitrina donde todas las mujeres pudieran admirar su cuerpo. Antes había visto a hombres espectaculares, estaba sus mismos hermanos, pero Richard Dos Santos le quitaba el aire. Oooh como le gustaría ser la ropa que llevaba puesta y poder tocar a cada segundo ese increíble cuerpo. Bajando sus piernas del sillón, tomo la ropa que estaba a un lado y se levanto de el y se rumbo hacia el lugar donde se le había indicado que debía poner su ropa, pero antes de dar un paso, tomo su bragas del montón y las guardo en su bolso, que él viera su sujetador no le hacía problemas, pero que viera sus bragas de Bob Esponja, era un gran golpe a su ego, que si era posible evitarlo, lo haría sin duda. Caminando despreocupandamente abrió la puerta indicada. Allí se encontró con un gran jardín, rápidamente salió y dejo todo bien acomodado sobre una silla, que estaba bajo techo, esperando claro que todo se le secara lo más pronto posible. Corriendo, volvió a entrar agradecida del calor de la chimenea.

Curiosa de ver que era lo que estaba haciendo, dejo de lado la televisión y fue a verlo a la cocina. Allí se sorprendió al ver a un profesor cortando de manera muy profesional una espinaca. Sin duda eso no se lo habría esperado de él, ya que se lo imaginaba llamando a un delivery para pedir la cena o el desayuno, pero ahí es donde las personas se daban cuenta que las apariencias engañan. Afirmando sus brazos en la mesa, en un angulo donde la espalda de él quedara en primer plano, recordó lo que había dicho anteriormente. –Nunca me habría esperado que fuera oráculo, ya que para saber que vendría y pasara todo esto debe tener un muy buen don-. Sonrió deleitándose con el movimiento de sus brazos. –También debo decir que tiene una casa muy linda y su habitación, wow la envidio, me encantaría tener una así, con esas grandes ventanas-. Dijo asintiendo, aunque él no la viera. –Y… la ensalada con salsa me gusta, gracias por la preocupación de prepararme usted mismo la comida-. Quedo en silencio pensativa. –Y gracias también por la ropa y por soportar toda esta molestia-. Se alejo de la mesa acercándose a él, quedo a un lado mirando como seguía con el cortando de forma maestra lechugas. –No, no diga que no es molestia porque si que la es-. Se acerco con cuidado de no sorprenderlo y que se cortase, parándose de puntitas le dio un pequeño beso en la mejilla. Se alejo de él mirando a todos lados con una gran sonrisa. –Dígame en que lo ayudo, que no pienso quedarme de brazos cruzados, mientras usted esta cocinando-.


All I want is you

Edited by DanZz for SourceCode



Phoenix Cool:



OsitoCariñosito:
avatar
Phoebe L. Phoenix

Mensajes : 175
Fecha de inscripción : 05/03/2013
Localización : Encerrada en mi mundo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I can't live without, all I think about |Richard|

Mensaje por Richard F. Dos Santos el Dom Jun 02, 2013 1:03 am

« Phoebe « Zona Residencial « 03:32pm «
Hogar:
entrada:
sala:
La mas importante (cocina):
jardín:
Habitación:
Baño:
La sorpresa:
No iba decirle ahora que lo anterior habría sido sarcasmo, lo dejaría así de todas formas ella estaba sonriendo, lo estaba atrapando, ahogando y eso era lo que importaba en todo este incidente de casualidades. Cada que la veía le gustaba mas, habrían pasado muchas mujeres por sus brazos y sabanas ajenas de algún hotel barato o caro. Pero no habría llegado a pensar que una niña como Phoebe terminaría por lograr hacer que cocinara, o que simplemente en un principio acceder a ayudarle con sus problemas curriculares, mucho menos darle la dirección de su casa, pero helo ahí, picando tomates y desinfectando verduras.

–Gracias señorita. Si quiere una así pídala no dudo en que la consiga con rapidez, en verdad. No es broma, si es capaz de arriesgarse a una pulmonía severa, por un cuaderno. Qué no hará por una habitación así. Es, admirable.–Lo decía enserio, ella lo había sorprendido completamente.–No agradezca, no es nada…–los grandes hombros de su ancha espalda se encogieron sin preocupación aunque para el enserio significaba que ella tenía un “no se qué” aparte de esos labios, esos hoyuelos en cada lado de su sonrisa y esas piernas. Que ameritaban tener esas molestias. Pero no le diría nada al respecto, no iba a empezar a pelear con esa testaruda ni a darle la razón. No lo haría por ahora.–No he dicho nada, señorita.

Sí, esta mujercita le leía los pensamientos lo estaba torturando de una manera cruel pues al contrario de sus plegarias mentales ella ya estaba a escasos centímetros de su cuerpo. Ella tan sensible tan fácil que hubiera sido para el botar todo lo de la mesa a un lado, cargarla de las caderas y comerle la boca ahí mismo, en ese momento. Richard. Despierta, es una alumna y tú un maestro con ganas de quitarle la ropa y unos cuantos orgasmos de la boca. Pero joder, compórtate. Comportarse por que esta chica había logrado tantos méritos que muchas seguían intentando conseguir hoy en día. Por eso y por más razones ella lo estaba volviendo loco.
Joder no Phoebe no lo hagas, no lo bese, no hagas que pierda todo lo que ya lleva de compostura y coherencia. Desgraciadamente y/o afortunadamente la morena lo acababa de hacer, lo hico. Richard apretó los molares, su mandíbula se tensó son fuerza, los brazos dejaron de picar un instante para dejar en el tazón la verdura ya picada.

–Hermosa, le agradecería que no hiciera eso. A la otra no respondo, está advertida.– Primer saque de este hombre hacia ella, lo había dicho con las siete letras. Que lo tomara como quisiera, ese será el problema de ella. No de el. Pues los estribos se le iban cada vez mas de las manos. Hacia otro lado. –Si quiere haga la salsa que se le apetezca o busque aderezo noche como coman las vegetarianas.–Amenizó la situación con una risa vaga, prendiendo la estufa y preparando el sartén. . Si le gusta, me deberá algo, sino, yo a usted. ¿Trato? Trato Cerro por sí mismo el acuerdo.–¿O quiere firmarlo? se separó de la estufa mostrando sus abdominales, era su casa y era su fuerte.



Para la del portafolio. Nadie más.:
avatar
Richard F. Dos Santos

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 23/04/2013
Edad : 31

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I can't live without, all I think about |Richard|

Mensaje por Phoebe L. Phoenix el Lun Jun 03, 2013 8:44 pm


# I can't live without

All I think about


Richard F. Dos Santos

Zona Residencial

03:32 pm



No sabía que hacer, ¿pero lo que estaba escuchando era una broma? Si era extraño, más aun cuando se vio sonriendo de oreja a oreja. Tampoco que fuera tan difícil para ella, sin embargo el humor del profesor era un tanto extraño, de esos que costaba entender, donde uno tenía que repasar en su mente todo lo dicho para después soltar la carcajada. Le gustaba que él se estuviera abriendo con ella. Vamos Phoebe que más querías, estas en su casa, con su ropa y en su cocina mirando como sus grandes manos toman con gran delicadeza lo que tú más amas en el mundo. La comida. –Yo no he escuchado nada-. Le dijo haciéndose la desentendida, mirando por la ventana hacia afuera aun con la sonrisa en su rostro.

Al instante entendió que se había sobrepasado con el beso, no debía olvidar que aunque fuera extremadamente amable con ella, él aun seguía siendo un profesor y ella una alumna. Eso no lo debía olvidar, para nada del mundo. Si seria difícil, pero el orden cósmico así era y ella lo debía aceptar aunque no lo quisiese.

Miro su abdomen pensativa, mordiendo ligeramente su labio inferior. Claro que ella quería firmar todo tipo de contrato que él quisiese. Ya a estas alturas el razonamiento de Phoebe se había ido con el agua por el desagüe de la ducha. En fin estaba en la casa, nadie lo sabe, su teléfono aun no sonaba, así que nadie se estaba preguntando en donde estaba metida. Mejor. Ya que este día igual que el anterior, seria su secreto mejor guardado, pues no tenía la intención de contarle a la mitad de la casa que estaba con su ropa en su casa y él cocinándole sin camisa. ¡Oh si! Era su paraíso personal.

Soltando un pequeño suspiro dio media vuelta y fue a ver de qué haría salsa, no quería jugar con fuego, la tentación de ir y tocarlo era mucha, mucha. Más aun cuando había quedado claro que el profesor estaba con la guardia en alto, no quería hacer un movimiento en falso, trayéndole como consecuencia que él se enojase y la echara a patadas de su casa. Aunque él dijese que no era para nada molestia, habían ciertos limites que habían que dejar en claro. Richard profesor, Phoebe alumna, la ecuación no podía ser menos imperfecta, por donde se mirase no podía resultar nada bueno de ahí. –No se preocupase profesor, que el trato ya esta cerrado-. Comento mirando sobre los muebles algunos ingredientes que le podían servir para preparar algo. Abriendo puertas, encontró un cuenco de porcelana blanco, lo dejo sobre la mesa. Mirando hacia un lado, tomo la botella de vinagre, aceite de oliva y la sal. Dejando todo en su espacio, se acerco de manera silenciosa al profesor, mirando que más le podía servir. Encontró un tomate sin cortar, lo tomo rápidamente y se fue hacia su lado donde estaba todo para preparar su cometido. Abriendo la botella de vinagre y con una cuchara en su mano, midió dos cucharas de vinagre que las hecho dentro del recipiente, también midió unas cucharadas de aceite y otra de sal. Con la misma cuchara comenzó a batir, logrando una salsa, vio una botella de jugo de limón, la tomo y hecho dentro unas cuantas gotas. Revolviendo todo miro la salsa y el tomate, llegando a una resolución paso del tomate y dando media vuelta fue a mirar que encontraba en el refrigerador. Abriendo la puerta se inclino con la cabeza dentro de este. Ahí encontró una botella amarilla rotulada con la salsa más maravillosa del mundo. Tomándola cerro con su cadera la puerta y fue hasta su lugar de trabajo, ahí abrió la botella de mostaza y dándola vuelta vertió una buena cantidad de esta dentro del cuenco. Dejándola de lado, volvió a batir hasta que todo quedo completamente mezclado, sacando la cuchara, se la llevo a la boca y probo su creación. Arrugando la nariz se dio cuenta de que algo le faltaba. –Profesor ¿Tiene pimienta?-. Pregunto sin pensarlo dos veces, acercándose a él sin antes de tomar el tomate que había dejado lado, metió su nariz a lo que estaba preparando. –Huele rico-. Dijo como toda una experta en la materia. Dejó el tomate sobre la mesa. -Eso es suyo-.


All I want is you

Edited by DanZz for SourceCode



Phoenix Cool:



OsitoCariñosito:
avatar
Phoebe L. Phoenix

Mensajes : 175
Fecha de inscripción : 05/03/2013
Localización : Encerrada en mi mundo

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I can't live without, all I think about |Richard|

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.