Prologo



Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse mattis blandit justo, at aliquam ante semper luctus. Quisque eget magna ac urna tempus feugiat. Ut id nunc id ante ultricies mollis. Nunc dignissim nisi vel lacus imperdiet sagittis. Cras id quam ante. Vestibulum eu posuere libero. Proin ut dignissim nulla. Morbi nisl neque, hendrerit et ipsum ac, sollicitudin laoreet est. Donec nec est erat. Mauris est dolor, tempus ac varius ut, vehicula ac ante. Cras in tincidunt mauris. Aenean in est nisl. Etiam a mauris sed risus laoreet molestie. Vestibulum faucibus erat sit amet odio cursus fermentum. Mauris et quam ut est tincidunt pulvinar ornare volutpat ipsum. Sed molestie leo vel eros placerat, at convallis enim sollicitudin. Donec sed ultricies orci.



Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Reencuentro ║ Adam
Miér Jun 19, 2013 12:47 am por Amanda L. Dawson

» Stay for a while [ Svetlana ]
Lun Jun 10, 2013 2:39 pm por Lovisa Hellberg

» #Registro de PB
Dom Jun 09, 2013 4:22 pm por Liam Lébedev

» #Registro de Identidad
Dom Jun 09, 2013 4:19 pm por Liam Lébedev

» #Registro de Facultad y Carrera
Dom Jun 09, 2013 4:19 pm por Liam Lébedev

» #Registro de Fraternidad
Dom Jun 09, 2013 4:19 pm por Liam Lébedev

» ¡Pide Rol!
Dom Jun 09, 2013 9:15 am por Kirsten Dürren

» @AMPROCK°
Jue Jun 06, 2013 9:48 pm por Adam Phoenix

» Cerveza gratis [1-1]
Jue Jun 06, 2013 9:40 pm por Adam Phoenix

Administración



NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL

NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL

NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL

NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL



El tiempo




¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 38 el Vie Oct 28, 2016 11:46 am.
Créditos



Todos los derechos reservados bajo la propiedad de creative commons.
Historia y descripción de grupos a cargo de ALIDEY D. PAIKANOVA.
Skin & gráficos diseñados por LISSET I. PAIKANOVA.
PERSONAJES CANON CREADOS POR SASCHA E. NOLVAK.



Afiliados


Titulo aquí
I
II
III
IV
V
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse mattis blandit justo, at aliquam ante semper luctus. Quisque eget magna ac urna tempus feugiat. Ut id nunc id ante ultricies mollis. Nunc dignissim nisi vel lacus imperdiet sagittis. Cras id quam ante. Vestibulum eu posuere libero. Proin ut dignissim nulla. Morbi nisl neque, hendrerit et ipsum ac, sollicitudin laoreet est. Donec nec est erat. Mauris est dolor, tempus ac varius ut, vehicula ac ante. Cras in tincidunt mauris. Aenean in est nisl. Etiam a mauris sed risus laoreet molestie. Vestibulum faucibus erat sit amet odio cursus fermentum. Mauris et quam ut est tincidunt pulvinar ornare volutpat ipsum. Sed molestie leo vel eros placerat, at convallis enim sollicitudin. Donec sed ultricies orci. Etiam vehicula aliquam felis. Mauris congue consectetur est, ac lobortis dolor pharetra sed. Fusce mauris libero, ornare vel velit in, bibendum blandit tellus. Sed aliquam tellus id velit elementum scelerisque mollis sed elit. Morbi facilisis, arcu quis sollicitudin malesuada, velit libero elementum odio, eu molestie elit risus commodo sem. Vivamus commodo massa lorem, non ornare nibh porttitor ut. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. In hac habitasse platea dictumst. Morbi commodo id turpis a condimentum. Curabitur blandit sem erat, eget dapibus ligula mollis sit amet. Cras congue venenatis vulputate. Sed hendrerit venenatis tellus, ac elementum diam aliquam ac. Praesent non enim pulvinar, ullamcorper tellus quis, semper erat. Nunc scelerisque, nulla ac rutrum fringilla, justo libero condimentum tellus, nec tristique erat arcu a nulla. Sed congue aliquam turpis, vitae accumsan nisl tincidunt eu. Pellentesque in odio ut metus viverra elementum vel a est. Fusce id turpis purus.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse mattis blandit justo, at aliquam ante semper luctus. Quisque eget magna ac urna tempus feugiat. Ut id nunc id ante ultricies mollis. Nunc dignissim nisi vel lacus imperdiet sagittis. Cras id quam ante. Vestibulum eu posuere libero. Proin ut dignissim nulla. Morbi nisl neque, hendrerit et ipsum ac, sollicitudin laoreet est. Donec nec est erat. Mauris est dolor, tempus ac varius ut, vehicula ac ante. Cras in tincidunt mauris. Aenean in est nisl. Etiam a mauris sed risus laoreet molestie. Vestibulum faucibus erat sit amet odio cursus fermentum. Mauris et quam ut est tincidunt pulvinar ornare volutpat ipsum. Sed molestie leo vel eros placerat, at convallis enim sollicitudin. Donec sed ultricies orci. Etiam vehicula aliquam felis. Mauris congue consectetur est, ac lobortis dolor pharetra sed. Fusce mauris libero, ornare vel velit in, bibendum blandit tellus. Sed aliquam tellus id velit elementum scelerisque mollis sed elit. Morbi facilisis, arcu quis sollicitudin malesuada, velit libero elementum odio, eu molestie elit risus commodo sem. Vivamus commodo massa lorem, non ornare nibh porttitor ut. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. In hac habitasse platea dictumst. Morbi commodo id turpis a condimentum. Curabitur blandit sem erat, eget dapibus ligula mollis sit amet. Cras congue venenatis vulputate. Sed hendrerit venenatis tellus, ac elementum diam aliquam ac. Praesent non enim pulvinar, ullamcorper tellus quis, semper erat. Nunc scelerisque, nulla ac rutrum fringilla, justo libero condimentum tellus, nec tristique erat arcu a nulla. Sed congue aliquam turpis, vitae accumsan nisl tincidunt eu. Pellentesque in odio ut metus viverra elementum vel a est. Fusce id turpis purus.
Cabron 2
PREMIO
PREMIO
PREMIO
PREMIO
PREMIO
lalala
Aquí contenido de la pestaña 5

Reencuentro ║ Adam

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Reencuentro ║ Adam

Mensaje por Amanda L. Dawson el Jue Mayo 30, 2013 4:58 pm

Amanda se encontraba sentada al frente de su clase, con aire despreocupado mientras que otros trataban de seguir el ritmo veloz del profesor para tomar apuntes. Por suerte, ella se había preocupado por ese asunto antes, buscando información en Internet para ese día ya que conocía la mañosa necesidad de su profesor de edad avanzada a dar la clase como si el tiempo se le agotara. Y si ella lo observaba bien posiblemente así era. Ya debería de estar jubilado pero de igual forma no podía evitar sentir ternura por el viejo, mientras que los demás se quejaban de él. Observó el reloj de la clase y fue cuando el educado profesor al frente dio por terminado su día.

La pelirroja avanzaba por los pasillos de Krovgrekh, dirigiéndose a la biblioteca a medida que otros compañeros se iban hacia el comedor para almorzar. Mandy no tenía hambre y siempre traía en su bolso alguna barra de cereal cuando se le antojaba algo. La biblioteca estaba más habitada de lo normal de acuerdo al horario pero no se detuvo a pensar mucho en eso. Saludó a la encargada que apenas conocía y fue hacia el rincón de medicina, donde tenía que buscar unos artículos para su clase de mañana. Desde que había llegado a Rusia pasaba la mayor parte de su tiempo concentrada en sus estudios por el hecho de que debía cuidar su beca, pero sobretodo, porque no tenía nada más que hacer. Vivía sola en un apartamento compartido con otra norteamericana que no se encontraba la mayor parte del tiempo y salir a recorrer sola la ciudad no había entrado en sus planes aún. Por el momento solo debía adecuarse al clima, al sus clases y a sus compañeros. Y obvio, mejorar el idioma.

Parada frente a los grandes estantes dejó su bolso en el suelo unos momentos para estirarse a tomar un libro azul y gordo que estaba en lo alto. Le costó alcanzarlo por su altura y cuando se acomodó con el objeto en manos no pudo evitar notar una figura masculina del otro lado del gran estante. Observó a través de los libros con curiosidad... La espalda de ese chico le resultaba tan familiar que tenía que ser una alucinación que se tratara de él. Solo se le parece mucho, tranquila Amanda, se dijo pero sin desviar su mirada. Cuando la persona del otro lado giró su cuerpo, el rostro fue muy claro. Era indudablemente Adam. El corazón se le detuvo en ese mismo instante en el que volteaba rápidamente para evitar que la viera. La cabeza se llenó de preguntas al igual que le había pasado en Texas cuando él se había marchado de un día para otro sin decir "adiós" o siquiera mencionar un por qué. Quiso ir y enfrentarlo en ese mismo momento pero se quedó ahí, parada sin saber exactamente cómo reaccionar. De todas las personas que Amanda pudiera encontrarse en Krovgrekh, Adam habría sido el último en cruzar por su cabeza.


Amanda Dawson

Spoiler:

avatar
Amanda L. Dawson

Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 29/05/2013
Localización : Krovgrekh, bro

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro ║ Adam

Mensaje por Adam Phoenix el Jue Mayo 30, 2013 7:18 pm

Sin pensar mucho comencé a caminar rumbo a mí destino. Tampoco que fuera al mismo infierno, pero se parecía en mucho. No recordaba bien cuando había sido la última vez que había puesto un pie dentro de ese lugar, pero ahora la situación lo meritaba. Maldita fuera Phoebe que como siempre me obligaba hacer cosas que no me gustaban. Si ella tenia el respaldo de ser la consentida del viejo y todo lo que a la princesa se le ocurría nosotros como estúpidos debíamos correr. Por lo mismo ahora me encontraba caminando hacia el mi peor martirio. No se cuando fue el momento en que se pesco ese resfrío, pero aquí me tenia abriendo la pesa puerta de la biblioteca, mientras que ella estaba acostada en casa, tomando te y viendo películas con Miska. Claro se me olvidaba que la pobre mujer también había caído en las redes de esa, ya parecía a la Hiedra Venenosa de Batman, faltaba poco para que todos cayeran a sus pies. Entrando sentí un peculiar escalofrío en mi espalda. El lugar era oscuro y no me gustaba del todo. Lo mejor era ir por ese maldito libro, tomarlo y salir corriendo de este lugar, no quería contagiarme con algún virus u otra cosa que después me dejaría encerrado para siempre. Últimamente estaba viendo demasiadas películas. Me acerque a la señora que estaba detrás de un gran mesón con una cara de pocos amigos, intentando poner mi mejor cara amigable le pregunte donde se encontraba el libro que andaba buscando. Ella con su mejor cara de te golpeare las pelotas, me indico el pasillo, sin decirle nada, me di media vuelta y emprendí el paso hacia el pasillo indicado. No sabía bien hacia donde me estaba dirigiendo, todos los estantes hacían parecer un laberinto muy complicado, que daba la sensación de que te perderías si dabas un paso en falso. Metiendo las manos en mis bolsillos camine a paso tranquilo, no entrar en el pasillo equivocado y quedarme ahí, hasta que alguien me encontrara, más flaco, con cara de demacrado y con muchas ganas de fumarme un cigarro. Cuando por fin encontré lo que andaba buscando, di vuelta hacia la derecha, me detuve delante de una gran pila de libros, todos ordenados alfabéticamente, con un rotulados y llenos de polvo. Ahora era cuando quería salir corriendo por mi vida, sin mirar atrás y decirle a mi pequeña hermana que se metiera sus libros por… bueno no le diría eso pero algo parecido. No sabía si alguien se podía volver loco en una situación como esta, si no lo era, yo seria el primero en hacerlo. ¿Cómo diablos las personas encontraban lo que buscaban, entre tanto libro? Una vez ya había sufrido en una librería, ahora lo estaba haciendo en una maldita biblioteca. Tome un libro que al azar, esperando que fuera el que andaba buscando. Lo hojee, pero lo cerré y lo volví a meter en su lugar. Atrás mio sentí un ruido, girándome sobre mis talones, quede congelado al ver a la chica que me observaba fijamente. No estaba claro si lo que tenia al frente de mi era una de esas visiones que me perseguían cada vez que estaba dormido, aunque no quería que por esta vez fuera una de ellas. Quería que fuera ella de carne y hueso, a pesar de que me mandara al mismo demonio, no me importaba, era ella. Intentado encontrar las palabras, o la forma para moverme, la observe detenidamente, desde su rojizo pelo, sus ojos azules que me provocaban las mismas sensaciones que hace dos años atrás y su boca dulce que aun pedía ser besada detrás de los casilleros. Recobrando la cordura, camine cauteloso hacia ella, no quería que desapareciera como lo hacia todas las noches en mis sueños. –Amanda-. Murmure como si fuera el único modo de tenerla conmigo. –Eres tú-. Me detuve quedando a algunos metros lejos de ella, aun no me atrevía acercarme más a ella. –Amanda-. Estaba sonando como un completo estúpido, pero poco me importaba. Avance dos pasos más hacia ella. Quedando frente a frente, sonreí agradecido que aun estuviese ahí que mí mente aun la retuviera aquí. Levante mi mano llevándola hasta su mejilla, acariciándola delicadamente. MI mano reconoció al instante la suavidad de ella. –Mierda eres real-. Logre pronunciar al darme cuenta que todo esto no era un sueño de mi estúpida cabeza, sino tenía al frente mío en vivo y en directo a Amanda. –Lo siento-.
Dije de forma sincera, aunque no sabía para que. Si era por la palabrota lanzada o por lo sucedido hace dos malditos años atrás.



:




avatar
Adam Phoenix

Mensajes : 113
Fecha de inscripción : 05/03/2013
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro ║ Adam

Mensaje por Amanda L. Dawson el Jue Mayo 30, 2013 9:28 pm

La había visto. Amanda estaba segura de que Adam había llegado a verla como ella a él. Quedó de espaldas al estante y sus ojos se clavaron al frente mientras que escuchaba a Adam moverse del otro lado. Lo sentía llegar junto a ella y giró su cuerpo para tenerlo de frente, aún a una distancia considerable. Oyó su nombre de la boca de él y muchos recuerdos fugaces pasaron por su mente en un segundo. Adam estaba igual pero a la vez lo sentía diferente, logrando reconocer que él no se había alejado de sus vicios todavía; vicios que Amanda había tratado de que él perdiera sin hallar resultados favorables. Sostuvo el libro en sus manos, observando los ojos profundos de Adam que todavía podían hacerla caer como en Texas. ¿Había pasado el tiempo? Porque en ese preciso momento Amanda podía jurar que no, la pelirroja sentía que había sido ayer la última que había visto a Phoenix pero ya habían pasado dos largos años. ―Hola, Adam.― dijo simplemente cuando volvió a oír su nombre. No sabía qué decir en aquél encuentro, sus manos se aferraban al libro con presión y sintió su boca seca, y prefirió callar antes que mencionar cualquier estupidez o tartamudear.

Sus ojos claros prestaron atención a su mano e inmediatamente su cabeza le decía que tenía que correr pero era tarde, Adam ya había llegado hasta su mejilla, enseñando ese gesto de caricia que Mandy se daba cuenta cuánto había añorado. Tragó saliva y parpadeó varias veces antes de volver a hablar. ―Por supuesto que soy real.― quiso sonreír pero tan solo se vio el intento fallido de hacerlo.

Se sorprendió de notar la forma con la que estaba reaccionando a ese encuentro. Días y días se había imaginado el momento de una forma diferente. Había deseado con gritarle barbaridades que jamás había dicho en su vida y hasta las ganas de golpearlo decían presente en sus fantasías por el abandono, pero justo en ese momento... Tan solo había saludado de una forma que él no se merecía. Qué tonta eres, qué tonta eres, pensó nuevamente casi perdida en el contacto con su mano. ―¿Lo siento? Creo que no había oído esas palabras de ti antes, Adam.― reflexionó rápidamente, sin tener la certeza de por qué lo había dicho. ―¿Aquí es donde estuviste todo este tiempo?― no quería empezar a reprochar nada pero lo estaba haciendo, aunque su voz se oía apacible, serena.

Sus pupilas examinaron cada rincón de su rostro, en busca de señales para saber lo que estaba pensando pero adivinarlo siempre le había resultado casi imposible. Adam era un enigma y esa era una de sus características que la había conquistado en Texas, y que ahora -dos años después- seguía teniendo el mismo efecto. ―Dime, ¿aquí estuviste desde que te fuiste?― mostró impaciencia con sus ojos indagantes en los de Adam


Amanda Dawson

Spoiler:

avatar
Amanda L. Dawson

Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 29/05/2013
Localización : Krovgrekh, bro

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro ║ Adam

Mensaje por Adam Phoenix el Vie Mayo 31, 2013 4:42 pm

Esto era lo más increíble que había pasado en estos estúpidos dos años. Tenia claro que lo que había hecho había sido una estupidez, pero prefería quedarme con los buenos momentos que tuvimos juntos, que una dolorosa despedida que me perseguiría por el resto de mis días. Ella, ella era uno de los motivos por el cual quería volver a Estados Unidos, sabía que debía volver a buscarla, conversar sobre todo lo sucedido, pedirle disculpas claro y tener la esperanza de volver a estar juntos. Eso era lo que tenía pensando desde que había puesto un pie en esta glacial. Ahora la maldita perra llamada destino había hecho algo bueno. No sabía como reaccionaria, por todo lo único que me merecía eran insultos, golpes y lo que ella quisiera hacer, pero hasta el momento solo se dedico a observarme, como yo lo estaba haciendo. Seguía igual que antes, no había cambiado en nada, sus grandes ojos continúan teniendo el mismo azul profundo que tanto me gustaba. Su voz, dulce y tierna me dejo claro que era de verdad, que mis ojos y mente no me estaban engañando. Una sonrisa fugaz apareció en mi rostro ante su comentario, me estaba dejando claro que estaba actuando como un completo imbécil. Mi mano quería quedarse en su mejilla acariciándola, pero lo mejor fue quitarla, esconderla, no la quería asustar actuando como un psicópata, ya tenia mucho con que pareciera un imbécil. Sin saber que hacer con mis manos y por resguardo de ella, las metí en los bolsillos de mi pantalón. Bajando la mirada escuche su pregunta, la pregunta que tanto estaba esperando. Levanto mi mirada a sus ojos, comprendí que había llegado el momento de dar las explicaciones. Ordenando mis ideas en mi mente e intentando sonar lo más sincero posible abrí la boca. –Al parecer es la primera vez que lo hago-. Mi mano se libero de su prisión y subió hasta mi cabeza, donde nervioso la pase por mi pelo. –Y si, aquí estuve todo este tiempo-. Dije con voz cansada. –Mi papá encontró trabajo y nueva esposa en Moscú y como buen hombre de familia nos obligo venir a todos a congelarnos el trasero a este fin de mundo-. Sonriendo de lado, mi mano bajo hasta su mi cuello, donde mi nuca fue la privilegiada en soportarla. –Se que sonara feo y hasta estúpido, pero no supe como decirte todo al momento de enterarme de los nuevos planes de mi la familia. No quería lastimarte-. La mire. –Aun no quiero hacerlo-. Quite mi mano de mi nuca y esta se iba directo a volverla a tocar, pero me detuve a mitad de camino, bajándola rápidamente. –Perdón por lo estúpido que fui-. Le dije sinceramente. Quería que entendiera que irme de Texas no había sido decisión mía, que todo fue por causa de la idea de huir de su pasado y buscar nuevas oportunidades que arruinaron la vida de sus hijos. Ninguno era feliz aquí. Phoebe sabía disimularlo, pero conocía a mi hermana y sabia que quería volver y Danny, él estaba metido en las mismas mierdas que yo, así conocía bien sus pensamientos. Ahora si tenia algo que me aferraba a lo que había dejado atrás, algo del pasado que quería volver a recuperar. Amanda no sabía la importancia que tuvo en mi vida, nunca logre a decírselo, el tiempo no alcanzo, pero si tenía una nueva oportunidad, aunque por lo menos fuera su amigo, se lo diría. –Tu. ¿Tu que estás haciendo aquí?-. Le pregunte curioso. –Cómo es que llegaste a este fin de mundo, tan lejos de tu familia-. Conociéndola, sabía que su familia era importante para ella y estar tan alejados de ella seria algo doloroso y complicado como lo había sido para mi cuando me alejaron del lugar que conocía y quería.



:




avatar
Adam Phoenix

Mensajes : 113
Fecha de inscripción : 05/03/2013
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro ║ Adam

Mensaje por Amanda L. Dawson el Sáb Jun 01, 2013 2:27 pm

La pelirroja seguía con detenimiento cada movimiento de Adam, para ella no pasaban desapercibidos. El contacto de su mejilla se sentía muy bien, esa simple caricia podría abrigarla muy bien de haber estado afuera. Pero unos instantes después se mano se alejó y Amanda volvió a extrañarla.

La joven tuvo la sensación de que la vida le estaba poniendo una prueba en ese momento, en ese lugar casi impensado. No solo por tratarse de Moscú -en otro continente- sino también por tratarse de la biblioteca, el sitio donde sabía bien que era un castigo para el moreno y donde ella se sentía en su "habitad". Todo lo que Adam tenía para decir le importaba mucho. En esos dos años imaginó muchas causales por las cuales Adam y su familia se había marchado de Texas pero en todas esas explicaciones no cabía la idea de que él no pudiera haberle contado de la decisión. ―Entiendo. Tenías que empezar una nueva vida, es lógico.― contestó con calma, segura de que Adam no mentía y que él no había tenido opción. Pero sí podría haberlo mencionado antes de desaparecer, se dijo con un pizca de tristeza al momento que se daba cuenta cuánto lo había extrañado. Y como si él leyera su mente, explicó el por qué Amanda no se había enterado de nada de su viaje. No le había preguntado al respecto pero se alivio de que fuera él el primero en mencionar ese punto de la historia. La garganta de Amanda se cerró ante sus palabras y sentía que en su estomago se estaba dando una batalla campal. ―No te preocupes, Adam. Está todo olvidado.― mintió con una sonrisa en sus labios, con el objetivo de no hacer sentir mal de alguna forma a Phoenix. ¿Y qué de ella? No, Amanda siempre se preocupaba antes por los demás. Para ella las lágrimas que había derramado por él ahora debían que dar atrás para iniciar con el pie derecho nuevamente.

―Creo comprender que no es tu estilo...― estaba mencionando cuando notó su mano, indecisa de acercarse más luego pedir disculpas nuevamente. No sabía qué agregar a eso, solo podía mirarlo y sentir que estaba diciendo la verdad. Bien podría decirle que tenía razón, que era un cretino por lo que había hecho pero no podía, no con él. Suspiró agotada de sus pensamiento y luego de que él preguntara qué hacía ella en Rusia, la mujer encargada de la biblioteca les pidió silencio y agregó de manera odiosa que no era un centro de reuniones. Amanda se disculpó con un gesto y dejó el libro que tenía en sus manos en su lugar en la repisa. ―Vamos a conversar a otro lado, Adam.― era respetuosa, y más que nada en la biblioteca ya que sabía lo molesto que era estar tratando de estudiar cuando otros conversaban, pero dudaba de que su acompañante pudiera entenderlo. Pasó junto a él para que la siguiera y avanzó entre los estantes hasta llegar a la salida de la biblioteca.

―Conseguí una buena beca en medicina veterinaria.― dijo con una gran sonrisa, recordando que le había costado obtenerla. ―Dejé la universidad a la que asistía y no dudé en venir. Ni el frío importó, aunque sí dejar a mi familia y a mis amigos.― finalizó, caminando por los pasillos de Krovgrekh y sintiendo las miradas curiosas de sus compañeros. Era de esperarse, como había pasado en la secundaria, todos estaban extrañados de que los dos -que eran polos opuestos- pudieran estar teniendo alguna conversación. ―Ahora seremos los bichos de Krovgrekh.― mencionó en voz baja, girando su cabeza para verlo otra vez. Se quedó con sus ojos fijos en los de él y sintió unas ganas casi desesperantes de abrazarlo fuerte. Desvió su mirada al frente otra vez y siguió caminando sin darle ese abrazo ya que no sabía qué pensaría y mucho menos quería dar un show en los habitados pasillos. ―¿Te parece si vamos al jardín o tienes algo importante que hacer?


Amanda Dawson

Spoiler:

avatar
Amanda L. Dawson

Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 29/05/2013
Localización : Krovgrekh, bro

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro ║ Adam

Mensaje por Adam Phoenix el Jue Jun 06, 2013 9:38 pm

No, no era lógico yo no quería empezar una nueva vida, aun no quería hacerlo. Lo que quería era todo lo que había dejado atrás, mi grupo, mis amigos, mi casa, mi ciudad y si se podía mi novia. Pero tampoco podía anhelar algo que ya estaba perdido. Debía dar vuelta la página, muchas de las cosas que quería debían quedar atrás, eso era lo natural, pero también era natural aferrarse a lo que conocías y aborrecer todo lo nuevo. Tampoco estaba muy convencido de que ella me perdonara, yo aun no me perdona, ni había perdonado a mi padre. ¿Por qué no me estaba insultando? Eso era natural, eso debía hacer, no perdonarme como si nada. Estaba pegado en su rostro, cuando detrás de mi escuche la voz agria de la vieja que estaba en la entrada de la biblioteca. Recordaba porque odiaba este lugar. Gire para mirarla sin problemas, fulminándola con la mirada. No le dije nada, solo volví mí vista a Amanda que estaba mirándola con cara de gato mojado. Claro ella era la que respetaba las reglas y me enseñaba a que debíamos guardar silencio. Asintiendo camine detrás de ella sin decir mucho, ya el olor a viejo me estaba mareando, aparte quería aire puro para contaminarlo con un cigarro o algo más fuerte.
Las coincidencias eran demasiado grandes. Se venia a estudiar a esta universidad y para mi sorpresa, veterinaria. Ahora tenía una muy buena escusa para ir a ver a Phoebe en sus horas de clases, un poco de preocupación por tu hermana no era nada malo, y si encontraba a Amanda ahí, seria una coincidencia que nadie se esperaba. –La beca es gracias a tu esfuerzo-. Le dijo siguiendo su mirada, al parecer otra vez comenzábamos a tener demasiada atención, como solía pasarnos en la secundaria, donde ahí caminabas abrazados o tomados de la mano. Ahí también era donde nos escabullíamos por algo de privacidad y la llevaba a esos escondites donde podíamos estar en calma, sin tener la precaución de que nos miraran raros o que llegara alguien a interrumpirnos. –Te gustaba ser un bicho raro-. Sonreí, mirándola. –Recuerdo que eramos la sensación, todos querían ser nuestros amigos. O mis novias-. Murmure haciéndome el inocente. Nunca me había importado lo que dijeran las otras personas, pero siempre llegaban los comentarios mal intencionados, sobre todos lo de chicas despechadas que le tenían envidia, mas aun si yo no le había prestado atención cuando ellas se me insinuaban. Eso era una de las cosas que me traía loco de Amanda, que fuera distinta a todas las otras chicas, ella nunca necesito un escote o un comentario sucio para que cayera a sus pies, solo su sonrisa podía lograr que en cinco segundos ya me estuviera arrastrando por ella. Y ahora me estaba ocurriendo lo mismo, después de todo seguía siendo la misma sonrisa que me gustaba. Estaba sumido en mis pensamientos, cuando su voz llego a mis oídos haciéndome una pregunta. La mire inmediatamente prestándole atención a lo último que estaba diciendo. En teoría tenia algo que hacer, pero podía esperar, la persona no se iba a mover de su lugar y tampoco morir por no tener el libro que necesitaba, tenia otros que podía leer u otras cosas que hacer. Se había presentado algo más importante en mi agenda y no por ningún motivo la iba a pasar por alto. Aun pensando me di cuenta que el jardín era un lugar en que la privacidad no era del todo buena. Y si quería tener un poco de ella debía ir a otra parte. –Ven-. Le dije tomándola de la mano la guié hacia el lado contrario del jardín. Salimos de la universidad, no comente nada durante el camino, solo la arrastraba detrás de mi. Se sentía bien la sensación de su mano sobre la mía, como los viejos tiempos. Llegamos a las canchas de la universidad, donde por la hora estaban ya vacías, solo un par de chicos jugando basketball. Solté su mano y subí por las gradas hasta lo alto. Me senté en la última de la fila, mirando de forma pensativa el extraño paisaje de la extraña Moscu. –Este lugar me recuerda Texas, cuando huía de todos y me quedaba pensando en ti-. Dije alzando la voz, para que ella me escuchara. Esta era la primera confesión que le hacia, no sabía si vendrían más, no quería pensarlo, pero si ella necesitaba que fuese un maldito libro abierto y le contara todas las mierdas que había pasado, lo haría con todo gusto sin importar nada.



:




avatar
Adam Phoenix

Mensajes : 113
Fecha de inscripción : 05/03/2013
Edad : 26

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro ║ Adam

Mensaje por Amanda L. Dawson el Miér Jun 19, 2013 12:47 am

Adam no era Adam si no soltaba esos comentarios divertidos tan propios de él. El moreno lograba con facilidad  -y casi inconscientemente- remover algo en el interior de Mandy, buenas sensaciones, que le hacían bien a pesar del tiempo que había pasado. Sonrió divertida por sus comentarios sobre que muchas querían ser sus novias en la secundaria a la que asistían en Texas y una mirada casi suspicaz se notó en sus ojos como chispas. Antes le habría dado un golpe leve en el brazo, pero ahora se contuvo y elevó una ceja mientras negaba con la cabeza, teniendo la sensación de que las cosas no habían cambiado mucho entre ambos. ―Eres un presumido, Phoenix. ― soltó riendo, acomodando su bolso. Ella sabía que él tenía razón. No faltaba oportunidad en la secundaria en la que las chicas miraban de una forma más que amistosa a Adam, y estaba segura de que las cosas seguían igual en la universidad. Levantó su mirada a Adam y luego otra vez siguió con sus ojos al frente. Obviamente el atractivo que tenía Phoenix resultaba magnético para las demás como lo era para la pelirroja también. ―Muchas se preguntaban qué hacías saliendo con la cerebrito. ― anunció con voz casi burlona pero restó importancia mientras recordaba esos tiempos en la secundaria donde muchos no comprendían la relación.

El rumbo del camino cambió cuando Adam decidió marchar hacia otro lado. Amanda no protestó y mucho menos tuvo intensión de hacerlo cuando él tomó su mano. Estaba cálida y esa sensación recorrió su cuerpo entero como una chispa electrizante. Sintió que iba a derretirse pero todavía estaba de pie, caminando de prisa para seguir los pasos de su acompañante. Las gradas estaban vacías y algunos deportistas hacían lo suyo en las canchas. El frío de Moscú no los cohibía para disfrutar del deporte y tampoco cohibiría a Amanda para disfrutar de unos momentos con Adam. La pelirroja observó el paisaje agradable del lugar unos momentos pero más le gustaba ver a Phoenix con ese semblante pensativo. No se imaginaba qué podía estar pensando y eso lo hacía enigmático. Se acomodó en su lugar y guardó las manos en los bolsillos no sin antes acomodar un mechón de su cabello detrás de su oreja. Su cabeza estaba distraída en el ambiente hasta que él volvió a hablar. Giró a verlo con cierta sorpresa y el calor se apoderó de sus mejillas por la confesión y en cierta parte por los nervios. Jugó con sus dedos bajo la tela del bolsillo de su abrigo y no supo exactamente qué decir. ―¿Vienes mucho a este lugar? ― preguntó con intensiones de saber sí pensaba tanto en ella como ella en él. ―¿Qué… qué recordabas de mi? ― lanza otra pregunta con voz dubitativa, temerosa de articular la pregunta por nervios a enfrentar la respuesta. Lo enfrenta con la mirada y reconoce interiormente que sigue sintiendo lo mismo que hace dos años, a pesar de lo que había pasado, Amanda lo seguía queriendo y deseaba no recordar los momentos en los que había llorado pero no le era fácil olvidarlo.


Amanda Dawson

Spoiler:

avatar
Amanda L. Dawson

Mensajes : 23
Fecha de inscripción : 29/05/2013
Localización : Krovgrekh, bro

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reencuentro ║ Adam

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.