Prologo



Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse mattis blandit justo, at aliquam ante semper luctus. Quisque eget magna ac urna tempus feugiat. Ut id nunc id ante ultricies mollis. Nunc dignissim nisi vel lacus imperdiet sagittis. Cras id quam ante. Vestibulum eu posuere libero. Proin ut dignissim nulla. Morbi nisl neque, hendrerit et ipsum ac, sollicitudin laoreet est. Donec nec est erat. Mauris est dolor, tempus ac varius ut, vehicula ac ante. Cras in tincidunt mauris. Aenean in est nisl. Etiam a mauris sed risus laoreet molestie. Vestibulum faucibus erat sit amet odio cursus fermentum. Mauris et quam ut est tincidunt pulvinar ornare volutpat ipsum. Sed molestie leo vel eros placerat, at convallis enim sollicitudin. Donec sed ultricies orci.



Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Reencuentro ║ Adam
Miér Jun 19, 2013 12:47 am por Amanda L. Dawson

» Stay for a while [ Svetlana ]
Lun Jun 10, 2013 2:39 pm por Lovisa Hellberg

» #Registro de PB
Dom Jun 09, 2013 4:22 pm por Liam Lébedev

» #Registro de Identidad
Dom Jun 09, 2013 4:19 pm por Liam Lébedev

» #Registro de Facultad y Carrera
Dom Jun 09, 2013 4:19 pm por Liam Lébedev

» #Registro de Fraternidad
Dom Jun 09, 2013 4:19 pm por Liam Lébedev

» ¡Pide Rol!
Dom Jun 09, 2013 9:15 am por Kirsten Dürren

» @AMPROCK°
Jue Jun 06, 2013 9:48 pm por Adam Phoenix

» Cerveza gratis [1-1]
Jue Jun 06, 2013 9:40 pm por Adam Phoenix

Administración



NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL

NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL

NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL

NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL



El tiempo




¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 38 el Vie Oct 28, 2016 11:46 am.
Créditos



Todos los derechos reservados bajo la propiedad de creative commons.
Historia y descripción de grupos a cargo de ALIDEY D. PAIKANOVA.
Skin & gráficos diseñados por LISSET I. PAIKANOVA.
PERSONAJES CANON CREADOS POR SASCHA E. NOLVAK.



Afiliados


Titulo aquí
I
II
III
IV
V
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse mattis blandit justo, at aliquam ante semper luctus. Quisque eget magna ac urna tempus feugiat. Ut id nunc id ante ultricies mollis. Nunc dignissim nisi vel lacus imperdiet sagittis. Cras id quam ante. Vestibulum eu posuere libero. Proin ut dignissim nulla. Morbi nisl neque, hendrerit et ipsum ac, sollicitudin laoreet est. Donec nec est erat. Mauris est dolor, tempus ac varius ut, vehicula ac ante. Cras in tincidunt mauris. Aenean in est nisl. Etiam a mauris sed risus laoreet molestie. Vestibulum faucibus erat sit amet odio cursus fermentum. Mauris et quam ut est tincidunt pulvinar ornare volutpat ipsum. Sed molestie leo vel eros placerat, at convallis enim sollicitudin. Donec sed ultricies orci. Etiam vehicula aliquam felis. Mauris congue consectetur est, ac lobortis dolor pharetra sed. Fusce mauris libero, ornare vel velit in, bibendum blandit tellus. Sed aliquam tellus id velit elementum scelerisque mollis sed elit. Morbi facilisis, arcu quis sollicitudin malesuada, velit libero elementum odio, eu molestie elit risus commodo sem. Vivamus commodo massa lorem, non ornare nibh porttitor ut. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. In hac habitasse platea dictumst. Morbi commodo id turpis a condimentum. Curabitur blandit sem erat, eget dapibus ligula mollis sit amet. Cras congue venenatis vulputate. Sed hendrerit venenatis tellus, ac elementum diam aliquam ac. Praesent non enim pulvinar, ullamcorper tellus quis, semper erat. Nunc scelerisque, nulla ac rutrum fringilla, justo libero condimentum tellus, nec tristique erat arcu a nulla. Sed congue aliquam turpis, vitae accumsan nisl tincidunt eu. Pellentesque in odio ut metus viverra elementum vel a est. Fusce id turpis purus.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse mattis blandit justo, at aliquam ante semper luctus. Quisque eget magna ac urna tempus feugiat. Ut id nunc id ante ultricies mollis. Nunc dignissim nisi vel lacus imperdiet sagittis. Cras id quam ante. Vestibulum eu posuere libero. Proin ut dignissim nulla. Morbi nisl neque, hendrerit et ipsum ac, sollicitudin laoreet est. Donec nec est erat. Mauris est dolor, tempus ac varius ut, vehicula ac ante. Cras in tincidunt mauris. Aenean in est nisl. Etiam a mauris sed risus laoreet molestie. Vestibulum faucibus erat sit amet odio cursus fermentum. Mauris et quam ut est tincidunt pulvinar ornare volutpat ipsum. Sed molestie leo vel eros placerat, at convallis enim sollicitudin. Donec sed ultricies orci. Etiam vehicula aliquam felis. Mauris congue consectetur est, ac lobortis dolor pharetra sed. Fusce mauris libero, ornare vel velit in, bibendum blandit tellus. Sed aliquam tellus id velit elementum scelerisque mollis sed elit. Morbi facilisis, arcu quis sollicitudin malesuada, velit libero elementum odio, eu molestie elit risus commodo sem. Vivamus commodo massa lorem, non ornare nibh porttitor ut. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. In hac habitasse platea dictumst. Morbi commodo id turpis a condimentum. Curabitur blandit sem erat, eget dapibus ligula mollis sit amet. Cras congue venenatis vulputate. Sed hendrerit venenatis tellus, ac elementum diam aliquam ac. Praesent non enim pulvinar, ullamcorper tellus quis, semper erat. Nunc scelerisque, nulla ac rutrum fringilla, justo libero condimentum tellus, nec tristique erat arcu a nulla. Sed congue aliquam turpis, vitae accumsan nisl tincidunt eu. Pellentesque in odio ut metus viverra elementum vel a est. Fusce id turpis purus.
Cabron 2
PREMIO
PREMIO
PREMIO
PREMIO
PREMIO
lalala
Aquí contenido de la pestaña 5

Drogadicción? {Siedah

Ir abajo

Drogadicción? {Siedah

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 23, 2013 7:40 pm

10:30 AM
La mesita de noche empieza a retumbar a causa del despertador. Después de unos años allí aun conservaba aquella curiosa canción (Yo I'll tell you what I want, what I really want.... So tell me what you want, what you really really want ) lo que empezó como una broma de instituto acabó como una rutina. Le resultaba bastante gracioso despertarse con ese peculiar ritmo cada mañana y como no, bailar mientras se ponía los pantalones. Un gran show que lo hacía salir con una sonrisa cada mañana de su habitación. Sorprendida? pues esto no es nada.

Hoy era sábado por lo que madrugar...madrugar poco, pero ni loco perdería una mañana tirado en la cama, estaba claro que prefería descansar y aprovechar parte de ella. Entreabrió los ojos lentamente por la constante luz que atravesaba su ventana. La tonalidad de sus ojos no favorecía mucho. Se frota los mismos y se incorpora para apagar el despertador. No tenía la menor idea de lo que podría hacer hoy, lo mas factible era coger un autobús y ver donde lo dirigía. Vamos, sin rumbo fijo. A la vez que se comía una manzana intentaba terminar de anudarse los cordones, era capaz de ir sin una lazada con tal de no retrasarse en su camino.
Spoiler:

11:57
Tomó sitio en la parada de autobuses y acompañado de unos auriculares empezó a tararear una melodía. Segundos después estaba sentado en el vehículo. Sin mas había decidido apuntarse a un tour turístico por la ciudad. Ya que no tenía acompañante, mas que su cámara debía disfrutar de aquellas vistas solo. Le importaba? en absoluto, es mas le encantaba poder disfrutar momentos así.
- Me permite su plano?- preguntó amable. Tenía curiosidad por saber la ruta. - Nos dirigimos a la catedral joven- miré a la mujer y asentí sonriente - muchas gracias, andaba un poco perdido.- Le devuelvo el plano y me recuesto en mi asiento mirando las antiguas fotos que conservaba el dispositivo.

12:35 Plaza roja-Catedral de San Basilio-
Bajó del autobús sorprendido nuevamente de la grandiosa arquitectura del lugar, si una vez quedó prendado esta no iba a ser menos. Escasos minutos después estaba recorriendo la plaza y retratando cada recoveco del lugar. Era espectacular!. La luz empezaba a escasear con tantas nubes, esperaba que aquello no fuera un aviso de lluvia. Se da la vuelta chocando de espaldas con alguien - lo siento - se disculpa con la chica y sigue su camino.
13:45
Después de llevar mas de medía hora fotografiando la plaza, toma asiento en un bloque de madera. Tenía su ticket para la catedral, por lo que solo faltaba esperar unos 10 minutos para entrar con el grupo. Sin centrarse en un punto fijo empezó a mirar con el zoom de la cámara toda la plaza. Como si de un espía se tratase empezó a enfocar a una joven. ¿La chica de antes? estaría a mas de 200 metros de ella y con aquel pequeño trozo de tecnología podía sentir que la tenía frente a el. Empezaba a sentirse algo estúpido porque no se paró a hablarle?. Suspiró negando con la cabeza. "JJ. estas aquí para ver arte!" Dejé de enfocarla perdiendo completamente donde se encontraba a simple vista aquella chica.
-Chico nos toca!- miré a la mujer de antes saltando a la vez de aquel bloque de piedra. Era mi turno. - Déjenme sus entradas para validarlas todas juntas- le extendí el trocito de papel. Pasando a formar una pequeña piña con el grupo no adentramos al corazón de la catedral. Si los exteriores era magnífico el interior era una completa obra de arte.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Drogadicción? {Siedah

Mensaje por M. Siedah Paikonóva el Sáb Mar 23, 2013 11:46 pm

La "fraternidad" lucía un tanto callada a esas horas, probablemente por tratarse de un día sábado en el que era totalmente normal que ciertas personas trasnochadoras y de fiestas, intentaran reponerse de algún hachazo infernal en la cabeza, como también otros simplemente no estaban allí por estar en sus cosas o, por aún estar celebrando. ¿Celebrando? ¿Qué cosa? Bueno, ellos bien sabían qué podían estar celebrando. Pero lo cierto era que la castaña estaba despierta, había tenido por fin una excelente noche que conllevó a que sus ojos se abrieran antes que el mismísimo despertador tocara su singular alarma. Lo que aún extraño le resultaba era que ni siquiera se había dormido de inmediato, puesto que se había dedicado a escribir y a dibujar a un singular personaje; del que solo le bastó ver los tickets que le habían regalado para la excursión a la Catedral de San Basilio, para imaginárselo y en sí, dibujarlo. Sin embargo, por más que lo miró y lo analizó por varios minutos, no la convenció del todo; sabía que algo le faltaba a ese ser y allí su emoción apareció al recordar que dicha gran pieza llena de arte, la estaría esperando. De seguro que al solo verla y maravillarse con sus encantos, que podría encontrarle la vida faltante a su personaje.

Quién sabía si era por esa misma razón que había despertado tan bien. Entonces, cuando el reloj marcó las 11:00 am, una pequeña sonrisa se dibujó en su rostro, que dio paso a que su cuerpo se incorporara sutilmente de la cama en la que yacía sentada. Sacó de su armario una chaqueta y al caer de ésta una pañoleta, se la quedó mirando un par de segundos, para luego tomarla también. Caminó un tanto y se paró frente al espejo, para comprobar que todo estuviera en orden, si bien no muchas veces se preocupaba tanto de ir correctamente vestida, ese día tenía todo el tiempo del mundo y la voluntad para arreglarse como correspondía, quizás como buena británica que era, quería lucir a su manera la elegancia. Así, al sentirse lista se colocó la chaqueta azul oscura y acomodó la pañoleta de colores en su cuello; sacó de un cajón su perfume favorito y lo impregnó en algunas zonas de su cuello, cerca de sus orejas y dejó que algunas gotas también cayeran sobre su ropa. Para cerciorarse de que podía irse en paz, cogió un bolso que iría cruzado, llevando lo más importante y tomó los tickets, retirándose así de la habitación. Comenzó su camino hacia las afueras de la universidad. Había tenido la oportunidad de invitar a más personas a dicha excursión, mas, todos tenían algo importante que hacer, que no tuvo de otra que quedarse con los tickets que le habían obsequiado. No obstante, no fue hasta que estuvo ya en la gran plaza roja, que se le ocurrió cómo deshacerse de los que le sobraban. Gracias al autobus que había tomado, al creerse atrasada, terminó por llegar antes al lugar, lo que le permitió tener tiempo extra para repartir a ciertas personas.

Divisó primero a un anciano, fue el primero en recibir uno de sus tickets. Luego una pequeña niña que lloraba, y quienes sus padres afligidos intentaban consolar, fue la segunda "premiada". Hasta que el penúltimo se lo regaló a una pareja de jóvenes ansiosos por conocer el lugar. Lo que para ella solo fue un buen trato, resultó ser bastante gratificante y agradable; aunque como era normal, la miraron extrañados, todo terminó en un alegre "gracias" y sonrisas que de seguro no olvidaría fácilmente. Siedah se sintió satisfecha y tras un leve suspiro, se quedó mirando su ticket, cuando repentinamente sintió un golpe por atrás, que la hizo avanzar involuntariamente unos pasos hacia adelante. Giró su cabeza con una expresión sorprendida y se encontró con un joven de llamativos ojos azules, quien no demoró en disculparse– Oh, no te preocupes –Sonrió serenamente y regresó su vista a su boleto. Aunque quiso poner atención a lo que éste decía, por alguna razón su mente hizo un especie de viaje al pasado, pues algo tenía aquél chico que le parecía haber visto antes. Al no tener éxito, se encogió de hombros y caminó un tanto, recorriendo dicha plaza; intentando grabar en su mente toda aquella escena magnífica. Aunque estuvo pendiente de ese percance, la gente a su alrededor no pasaba del todo desapercibida, al menos, podía percibir a cuántas personas emocionadas; sin embargo, ella sí que pasaba inadvertida entre la sociedad, o eso creía al menos. Su recorrido concluyó cuando por fin dieron el paso para armar el grupo de personas que ingresarían a la susodicha catedral.

Así que la castaña fue con toda seguridad al lugar de encuentro, mientras se metía por reflejo sus manos a los bolsillos de la chaqueta. Para su gran sorpresa, no halló nada. Continuó la búsqueda que parecía dejarla en más evidencia de su descuido, dándole el paso incluso a otros para que pasaran antes que ella, mas, en su justo momento lo encontró. Casi de forma automática esbozó una sonrisa entusiasmada, entregando su ticket y luego de un buen saludo, pasó a ser parte del tour y de encontrarse en un gran mundo, muy diferente al de afuera– Vaya... –Apenas atinó a murmurar. Sus marrones ojos recorrieron con tanta detención todo detalle, que volvieron a sorprenderla cuando se enfocaron en un joven que tenía una cámara en manos. ¿Él era parte de la excursión también?.


I've been travelin' too long

avatar
M. Siedah Paikonóva

Mensajes : 120
Fecha de inscripción : 01/03/2013
Edad : 23
Localización : Mosculandia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Drogadicción? {Siedah

Mensaje por Invitado el Dom Mar 24, 2013 1:39 pm

No recordaba con tanto esplendor aquel lugar, era de esperar que todo cobrase mucha mas vida cara a cara que viendo esas antiguas fotografías. La cultura visual que pudo tener en aquel entonces era mucho mas escasa que la que ahora poseía, casi 5 años después daban mucho que decir. Siguiendo un recorrido mas personal caminó a pocos metros del grupo principal. Prefería descubrir nuevos lugares que volver a escuchar las explicaciones de los mas comunes y de los cuales ya tenía bastante noción de ellos.

Se colocó en una pequeña esquina enfocando a uno de los quicios con rebosante decoración. ¿Desde cuando se podían hacer fotos en un lugar así? Desde nunca, la luz que provocaba el flash de ese tipo de dispositivo envejecía las capas de esmalte de esas hermosas pinturas, pero como no el tenía que hacer que pensaran eso. Una mujer le dio unos toques en el hombro haciendo saltar el dispositivo y fotografiar otro lugar no enfocado por el. - Caballero , lo sentimos pero no puede, bueno aun no llegaron a la zona permitida. Un grupo que pasaba por su lado se quedó perplejo por la acción del joven- solo estaba enfocando- Se avergonzaba pero necesitaba usar un tipo de gafas para ocasiones así. Aunque por el toqué se accionara, realmente no era su intención- disculpe- se frotó la nuca esperando a que la mujer regresara al otro lado de la sala. Joder, ya tenía que empezar con una de las suyas.
Camino el resto del lugar en silencio y con las manos en los bolsillos. "Jay deja de pensar en eso y disfruta!" Era cuestión de mentalizarse. En poco mas de 2 minutos se había separado de su grupo lo suficiente como para dudar si lo que miraban sus ojos era un grupo de japoneses o con los mismos que el había viajado en el autobús. Sonrió para si mismo viendo lo ridículo que resultaba dudar en tal cosa.
Por fin, situado donde le correspondía volvió a la ruta normal con sus compañeros. Un agradable perfume llamó su atención pensando que se trataba de algún incienso propio del lugar volvió su rostro hacia un lado.
Como no, allí estaba ella. Miró a la joven de arriba a abajo sin poder remediarlo, era bastante guapa y por sus rasgos o vestimenta no se parecía en absoluto a las rusas que estaba acostumbrado a ver.
Tosió ligeramente y volvió a mirar al frente, no quería estrellarse contra alguien ni que la joven viera que no dejaba de mirarla. - Tienen 10 minutos para descansar, seguiremos con la ruta a la vuelta- Bueno por lo menos te hacían ameno aquel recorrido, estar de pie era bastante pesado. Aunque por el contrario yo no podía estar sentado sin hacer nada, lo que me hacía recordar algunas conversaciones de mis padres. "Cariño este niño es un saco de nervios!"
Saqué mi teléfono y con el los auriculares que había llevado en el autobús. Si la guía estaba descansando al igual que los demás, podía aprovechar y escuchar algo de música. Apartándome un poco me quedé frente a una gran escultura, no leía bien el letrero, pero imaginaba que se trataba de alguna virgen y seguramente de una muy apreciada pues las prendas que usaba eran hermosas. Ahora que lo pensaba, si el flash se había accionado significaba que había tomado una fotografía. Pensó que no debía volver a tentar al diablo, pero la curiosidad pudo con el joven de ojos de gato. Empezó a buscar en la galería hasta la ultima instantánea tomada. "No..." ¿Enserio? Esto empezaba a preocuparlo, ella...como podía haber... Se quedó bastante sorprendido observando la foto que reflejaba la pequeña pantalla. Unos pasos a su espalda le avisaban de que alguien se acercaba , antes de nada intentó apagar el aparato. No se tomó mucha prisa pensando que se trataría nuevamente de la encargada. Esta vez tenía una excusa mas firme.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Drogadicción? {Siedah

Mensaje por M. Siedah Paikonóva el Dom Mar 24, 2013 8:53 pm

Las casualidades de la vida. Se quedó con esa frase en la mente y desvió su mirada a otros lugares del presente. Habían tantas maravillas, que simplemente era casi imposible no querer verlo todo de una vez por culpa de la curiosidad, sin embargo, Siedah logró controlar ese entusiasmo y se quedó contemplando unos mosaicos que estaban en un ventanal de la estancia; aunque lucía bastante concentrada en cada una de las formas que daban con una sola y extraordinaria imagen, algo a lo lejos logró escuchar acerca de los permisos para fotografiar. Pareciéndole extraño que existieran permisos hasta para fotografiar; sin necesariamente estar despreciando la calidad de las obras y la construcción de la catedral, asumía su ignorancia al no saber que se exigía cautela en algunas partes para sacar foto. No pretendía fotografiar todo el lugar, mas, sintió un poco de desánimo el hacerse la idea de que posiblemente no podría mantener del todo como recuerdo las piezas que probablemente, le habrían interesado. Dejó escapar un leve suspiro, cuando repentinamente vislumbró un breve parpadeo de una luz que le dio directamente a ella; la castaña giró su cabeza casi inmediato y llegó a notar al grupo de personas, con la guía al parecer llamándole la atención al mismísimo joven que había visto y chocado en un comienzo.

Gracias a ello, con tranquilidad se dignó a acercarse al grupo de personas, pues por poco y se olvidaba que correspondía estar cerca de ellos, si es que no quería perderse. Además, tendría en cuenta que no podría sacar fotos donde quisiera, lo que en cierta forma le pareció injusto, mas, se animó por guardar cada detalle de lo visto en su propia memoria. Asimismo, continuó la trayectoria con el grupo, viendo todo con cierto asombro casi infantil, aunque en ocasiones continuaba llamándole la atención el muchacho; se dio como una idea de que probablemente lo pudo haber visto en la universidad o por algún lugar cercano. Aunque solía parecerle bastante de costumbre el hecho de creer conocer a personas de antes, por alguna extraña razón le daba esa sensación con algunas. Se detuvo de pronto al ver que las siluetas de adelante lo hicieron. Sí, prácticamente se movía siguiendo el reflejo de las personas, pues su mente estaba no tan lejos de alcanzar las nubes con sus pensamientos y encantamientos de obras, que por suerte había conseguido atrapar en su sencilla cámara. Posteriormente, la voz de la guía se alzó para indicar que tendrían un descanso, aspecto que aceptó bastante bien la castaña, pues podría pasear a su manera y deleitarse con las maravillas.

En lo que guardaba su cámara en su pequeño bolso, curioseó una vez más a su alrededor, a las personas que conversaban y se sacaban fotos con los retratos, a las mismas reliquias y allí se encontró con una hermosa virgen. Casi como si dicha estatua hubiera tenido un imán, la castaña se aproximó a ésta. Teniendo la justa coincidencia, de volver a hallarse con el joven de ojos azules; como no tenía visión completa de la hermosa mujer, decidió sin inconveniencia en posarse al lado del muchacho– Que bonita es, ¿no lo crees? –Se atrevió a decir, en un tono suave para no asustar ni parecer tan extraña de la nada. Después de todo, le parecía que él podría ser una simpática persona y no perdía nada con comprobarlo. Porque claro, a veces las personas mostraban ser una cosa, cuando en realidad eran todo lo contrario.


I've been travelin' too long

avatar
M. Siedah Paikonóva

Mensajes : 120
Fecha de inscripción : 01/03/2013
Edad : 23
Localización : Mosculandia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Drogadicción? {Siedah

Mensaje por Invitado el Dom Mar 24, 2013 10:12 pm

Estaba lo suficiente confiado cuando...STOP. El corazón se le paró durante unos segundos y como pudo apagó la cámara sin poder antes borrar la fotografía. Genial, ahora pensaría que era un chico raro. - Esto- asiente sin mirar la figura , guardando la cámara en su bolsa- si... preciosa- la mira - osea la estatua no tu, bueno no es que tu no lo seas- dios como podía meter la pata con una simple tontería. Dejó de sostenerla la mirada y suspiró mirando hacia otro lado- creo que eres la chica de la plaza no?- Cuando se ponía nervioso hacía preguntas mas que evidentes y era muy evidente que sabía que era ella. Traga saliva - siento si te hice daño al chocar- la mira y del mismo modo se mete las manos en los bolsillos para contemplar la figura. Era mejor que se mantuviera callado, ni provocaba altercados ni quedaba como un completo crío ante la chica.

Respiró hondo - me llamo Jayden- ¿Que? Pero para que te presentas! Dios su lengua tenía hoy vida propia?. La miró de reojos, seguro que en estos momentos pensaría que todo menos lo normal. Ahora que podía verla cara a cara le resultaba familiar. ¿La habría visto en la universidad? - disculpa- guardo silencio y vuelve a mirarla- venías en nuestro autobús?- se frota la nuca. No recordaba haberla visto o bueno que tan ciego estaba ya. La gafas tendrían que ponerse en su nueva orden del día.
La llamada de la guía hace que se giré de inmediato -vienes?- dijo esbozando una pequeña sonrisa. Si estaba ahí parada era de esperar que formara parte del mismo pase. ¿Jay, quieres una tila? Caminó hacia el grupo esperando que ella también lo hiciera. Hasta ahora era la única persona que mas o menos podría ser de su edad, ese detalle se echaba de menos ante tantas mentalidades de la tercera edad.

Alzó la vista hacia una de las cristaleras cuando un estridente rallo alumbró parte del techo de la catedral. Eso no apuntaba bien, hoy se iba a mojar si o si. Se abraza a su chaqueta a la vez que el recorrido se acercaba a una de las salidas de la catedral. Rusia era un lugar frío pero si a eso le añadíamos otros agentes meteorológicos la cosa iba a peor. La guía explicaba las ultimas zonas del recorrido y yo no podía quitarle el ojo a la joven. Vale que no me gustara el frío, pero tanto como para que me afectara de esta manera?. - En el exterior hay una fuerte tormenta, le aconsejamos que tengan cuidado al salir y abríguense el tiempo no está dando tregua. -¿Hoy era una lucha constante con todo? Por un momento se quedó pensativo, definitivamente hubiera sido mejor haber venido con su coche. Su estómago empezaba ha declararle la guerra también por lo que debería centrar su atención en uno de los restaurante que se situaban en la plaza.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Drogadicción? {Siedah

Mensaje por M. Siedah Paikonóva el Lun Mar 25, 2013 4:53 am

Creía haber oído antes de aquella espectacular estatua que figuraba a una preciosa virgen, que encarnaba obviamente a nada más ni nada menos que a la inmaculada María. Simplemente preciosa. Había visto otras estatuas de ella, mas, no temía en creer que esta era una de las más hermosas que había observado y bastante fiel a cómo se la imaginaba realmente. Además del encanto que emanaba aquella pieza, tenía el grato momento de conocer a una nueva persona; o al menos así lo veía si es que no era del todo cierto que lo había visto antes. Siedah se había destacado desde siempre en ser una persona bastante tranquila, que imperceptible se podía volver su presencia a veces, sin embargo, a la vez se trataba de una chica con cierta facilidad a la hora de relacionarse con los demás. Por más que cuando más pequeña se hizo conocer como la extraña de su curso, que no seguía las mismas tendencias y gustos que sus demás compañeros/as, supo hacer su propio camino; en parte, no fue del todo malo, ya que ese aspecto le permitió abrirse a conocer diferentes personas y a no estar "obligada" a juntarse solo con ciertas clases. Luego de mirar la representación por unos minutos, fijó su mirada en la del castaño. Esbozó una sonrisa amable en un primer momento, que tras oír la primera aclaración del muchacho, se tornó en una notoria risa– No te preocupes, sí entendí lo que me decías... –Respondió aún un tanto risueña. Le causaba algo de gracia que le intentase explicar algo que para ella no era una ofensa, bueno, qué se podía esperar si él no la conocía. Cualquier chica podría ofenderse con que no la tratara de "preciosa", mas, para la castaña era absolutamente normal. Pues, simple costumbre.

Ahm... Sí, soy yo –Asintió con una sonrisa. Aunque por un momento le daba la impresión de que el muchacho podía pensar que lo andaba siguiendo o algo por el estilo– No, no fue nada... En serio. Solo fue un choque, no me molestó. Me ha pasado también –Argumentó con una sonrisa más amplia, encogiéndose levemente de hombros. Claramente no quería que se sintiera culpable por aquél percance, pues no importaba, ella quizás no era como varias otras personas con la que se había chocado; que con una sola mirada acompañada de un ceño fruncido, decía más que mil palabras. De pronto, el chico se presentó, pero aún así su nombre no le sonó del todo reconocible. Volvió a girar su rostro a él y le ofreció su mano diestra con una sonrisa– Jayden, mucho gusto... Que bonito nombre –Opinó sonriente– Yo soy Siedah –Afirmó con su cabeza, al tiempo en que sujetaba cortésmente la mano del chico. Si bien, ese no era su primer nombre, era el segundo y el apelativo por el cual todos –al menos familia y amigos más cercanos– la nombraban. En cierta forma le era más normal presentarse así que con su verdadero nombre, ya que en parte, por alguna razón "Madeline" no le traía muy buenos recuerdos. Sin dejarse mucho llevar por aquella alusión, soltó cuidadosamente la mano del castaño y miró a su alrededor, distraída– Ahm... Creo que no... es que me atrasé y tuve que tomar otro –Lo volvió a mirar, nuevamente riéndose por su descuido. Ladeó la cabeza y entrecerró solo un poco la mirada– ¿Por qué lo...? –Fue interrumpida de pronto por la voz de la guía. Tras la siguiente pregunta del muchacho, prefirió dejar al aire la pregunta y con una gran sonrisa, asintió– ¡Claro! –Continuó el camino junto al ojiazul y el resto del grupo.

El trayecto que tomó el tour, la llevó a contemplar todo con cierta cautela, pues no necesitaba más fotografías al ya considerar que tenía las necesarias, así que solo se deleitó con lo que veía. Pasando por alto, lo que pudiera estar sucediendo afuera y con el clima de la ciudad; por otro lado, de vez en cuando parecía sentir la profunda mirada azulada de Jayden sobre ella, que no demoraba en corresponder con su típica sonrisa sencilla. Aún seguía en la disyuntiva si preguntarle sobre el supuesto previo encuentro que pudieron haber tenido antes que le hacía pensar que ya se habían visto, o seguir manteniéndose en la duda. No obstante, tampoco quería dar a pensar que lo estaba analizando con la mirada. Cuando la guía dio la noticia del clima, Siedah se sorprendió y dejó escapar un profundo suspiro sin percatarse– Vaya... –Musitó y notó que la gente comenzaba a alistarse para retirarse del lugar. Miró hacia atrás para dedicarle una mirada por última vez a todo lo que conformaba tan grato lugar y finalmente, observó al castaño– Bueno, supongo que es hora de despedirnos... –Repuso en un tono algo suave, esbozando aún una sonrisa. En realidad le hubiera gustado conversar más con él y poder descifrar su pasado, mas, sabía que era raro que una completa extraña le diera la confianza para mantener dicho contacto.


I've been travelin' too long

avatar
M. Siedah Paikonóva

Mensajes : 120
Fecha de inscripción : 01/03/2013
Edad : 23
Localización : Mosculandia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Drogadicción? {Siedah

Mensaje por Invitado el Miér Mar 27, 2013 9:50 am

Aquella pregunta rondaba por su cabeza ¿Y si...? No pierdes nada Jay. Venga hombre a estas alturas te van a salir alas y te vas a poner a cacarear como una gallina?. Miró por un momento a la joven y del mismo modo se propuso ha hablar pero musitó sus labios cuando se refirió a una despedida. Vale, era ahora o nunca. No se fiaba de las coincidencias pero lo que le había pasado hoy con aquella joven era demasiado tentador como para volver a tentar a la suerte. Tragó saliva y miró a ambos lados de la salida hasta centrar su vista en ella- te apetece comer conmigo- por sus maneras parecía que se le estaba tragando el mundo proponiendo una cita. Señaló la salida con el dedo y se encogió de hombros- eso si no te esperan en otro lado- esbozó una pequeña sonrisa. Negó con la cabeza de igual manera para salir de allí debía coger juntos un autobús, a si que se quitó la chaqueta y se la puso a ella - nos echan de aquí - bromeo al ver que las guías iban cerrando el establecimiento de compra y demás sitios públicos de la catedral.

Se acercó a la puerta para ver por que lugar salir de allí un gran manto de agua dejaba poca visibilidad a la plaza. Que mal día hacía. Extendió su mano en dirección a ella para que la cogiera- no quiero que me devuelvas la chaqueta pero...- miró un pequeño túnel que una cornisa tapaba de la gran lluvia. Volvió sus ojos a ella con una sonrisa maliciosa - estas preparada para bailar bajo la lluvia?- Eh eh !! para el carro. Jayden se puede saber porqué actúas así ? Ni el mismo lo sabía. Estaba preparado para salir de allí corriendo al restaurante mas próximo , en el mismo momento en el que ella decidiera.



¿Bailar? Te aviso que soy bueno en eso (? xD:

.
.
.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Drogadicción? {Siedah

Mensaje por M. Siedah Paikonóva el Jue Mar 28, 2013 3:54 am

Ahora debería coger un taxi u otro autobus para volver a la Universidad, ya que el clima no invitaba mucho a seguir paseando, por más que ella no tuviera inconveniente de caminar bajo la lluvia, sabía que luego los resfríos no caían muy bien y podían ser un tanto complicados. En la espera de seguro se mojaría mas, de igual forma sería lo mínimo. Iba a ponerse a caminar, aunque no había oído hablar al muchacho, solo le pareció haber leído en sus labios una despedida y ya, pero cuando tuvo la idea de hacerlo, oyó una invitación, lo que evidentemente le sorprendió y a la vez, agradó. Quizás era mejor que esperar alguna movilización– Oh, claro, no suena nada mal... –Respondió sonriente– No, no me esperan... Pensaba volver a "casa", pero, prefiero hacer algo distinto –Confesó inocentemente, encogiéndose un tanto de hombros y soltando una risita. Notó cómo comenzaban a cerrar la catedral y a su vez, sintió de la nada algo sobre sus hombros, se miró a sí misma y se halló con la chaqueta del muchacho, luego le miró de regreso– No te hubieras molestado... Te mojarás por mi culpa –Dijo un tanto sorprendida, mostrando en su mirada un agradecimiento y apreciación por su obra, se sujetó más a la chaqueta, llegando a percibir incluso, cómo se mezclaba el perfume del castaño con el de ella– Es cierto... Mejor irse por las de uno –Continuó su broma, riéndose ligeramente.

Si se permitía un momento de sinceridad, Siedah no recordaba haber visto tal acción de caballerosidad antes. Es más, según ella pasaba desapercibida o simplemente era la buena amiga para los chicos, aunque en cierta forma ella tampoco prestaba mucha atención a ello; de la primera vez se había sentido cautivada por alguien y haber sido rechazada sin piedad, que creyó que jamás sería una buena idea vivir pendiente de aquello, pues por otro lado, tenía la música y su mismo mundo que le permitía ser ella misma todo el tiempo. Tomó la mano del muchacho cuidadosamente, sonriendo con cierta dulzura– Muchas gracias... –Respondió con sencillez y miró hacia afuera, viendo la increíble lluvia que caía sin cesar. Escuchó entonces la propuesta de Jayden y se sorprendió, mas, regresó su vista a los claros ojos de él– ¿Bailar bajo la lluvia? ¡Claro, sería divertido! –Repuso con un sonrisa, cuan cómplice se tratase en ese preciso momento– ¡Vamos, vamos! –Exclamó animadamente, sujetando más firme la mano de él.


pues si tú lo dices, yo también(?) xD:



I've been travelin' too long

avatar
M. Siedah Paikonóva

Mensajes : 120
Fecha de inscripción : 01/03/2013
Edad : 23
Localización : Mosculandia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Drogadicción? {Siedah

Mensaje por Invitado el Jue Mar 28, 2013 7:00 pm

De veras aceptaba todo aquello. Lo dejó sin palabras durante un momento. ¿Aquella chica era real o frutó de una gran imaginación? Estaba claro que no le importaba mojarse, todo tenía solución. Una ducha caliente, ropa seca y listo. Por un momento cuando aceptó comer juntos le costó, pero que después le respondiera con esa dulzura. Suspiró atontado ¿porque? Deshizo todos esos enredos de su cabeza para otro momento. La presencia de la joven era mas fuerte, que cualquier duda que lo atormentara.¿Quién era el para juzgar a los demás cuando intentaban ser amables con el? Si ella había logrado captar su atención desde un primer momento, que importaba lo demás. Debía aprovechar el momento, ya no sabía cuantas casualidades le quedaban para gastar con ella después de todas las usadas hoy.

Parecía que gracias a unos claros en el cielo la lluvia aminoró su intensidad, siendo ahora una leve llovizna la que cubría la gran plaza. Ese efecto podía durar 1 min - 5min o incluso media hora. Si ella aceptaba un baile el no iba a ser menos para concederlo. -Esta fina lluvia nos mojará, pero no nos calará la ropa- dije con una sonrisa tirando suavemente de la mano de ella hasta el centro de la plaza. Como si de un gran rey se tratase hice una ligera reverencia ante la mano de ella- lista princesa- bromee metiéndome en el papel. Si , por supuesto. Como que tratarla de aquella manera te disgustaba mucho. Con cuidado colocó su otra mano en la espalda de ella, ni muy encima ni sobre su trasero. Justo donde debía ir a la hora de empezar un vals. Notando como la lluvia humedecía su rostro sonrió empezando unos ligeros pasos, para que ambos pudieran ir al mismo compás.-No se como me permites hacerte estas cosas- bromea y mira hacia el cielo - te dejaré escapar cuando quieras- dijo con una sonrisa pegándola mas a el en el siguiente cambio de ritmo. Este joven tenía la capacidad de encajar en cualquier situación que se propusiese.

Un nuevo rayo iluminó la plaza- dios, que poco duró la paz- pasó la yema de sus dedos con suavidad sobre el rostro de ella apartando un mechón rebelde que había cedido a la fina lluvia. Cuando las gotas empezaron a cambiar de tamaño se quedó mirándola con una sonrisa- lista para correr hacia el restaurante?- le señalo el mas próximo , que aproximandamente estaría a 20 o 30 metros.Con una sonrisa maliciosa esperó a que la joven reaccionara para correr hasta allí. Si tenía suerte podrían pedir que le secaran la ropa.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Drogadicción? {Siedah

Mensaje por M. Siedah Paikonóva el Vie Mar 29, 2013 2:26 pm

Aquello podía resultar bastante extraño si se consideraba que ambos "recién" se estaban conociendo, en vista de no haber ningún claro recuerdo previo que haya demostrado lo contrario, que se conocieran o hayan visto de antes. No obstante, le resultada increíble cómo se estaba dando todo, ya que el sencillo Jayden parecía cada vez más sorprenderla con su personalidad, le eran divertidas sus ideas y si se recordaba lo variada que le gustaba ser en ocasiones a Siedah en su diario vivir, la situación se le estaba dando bastante novedosa. Notó que la lluvia tuvo un especie de descanso y comenzó asimismo, a ser más delgadas las gotas que caían, aún sujetando la mano del castaño se dirigió con él hacia la plaza, teniendo aún sujeta con la zurda la chaqueta que llevaba sobre sus hombros. Se rió levemente– Hay que aprovechar que se ha calmado un poco la cosa –Le respondió sonriente. Miró el acto de él y también fue capaz de correspondérselo, con la supuesta elegancia y delicadeza que podría poseer una princesa– Por supuesto, milord –Dijo con gracia, riéndose posteriormente. Acomodó una mano sobre el hombro del muchacho y con la otra continuó tomando la mano de éste. Mientras las gotas mojaban tanto su ropa como su rostro, sus pasos en completa armonía con los del joven fueron determinando un pequeño vals, que dibujó una sonrisa en los labios de la castaña– Puede decirse que eres un caso bastante especial, ¿por qué negarme a tal buena simpatía? –Argumentó sonriente. Se acercó más a él en el siguiente movimiento que adquiría más cercanía. Pero aquél momento fue ciertamente interrumpido por un luminoso rayo que llegó a la plaza, sorprendiendo a la joven o quizás maravillándola por tal expresión de la naturaleza.

La repentina caricia del muchacho, volvió a asombrarle, dedicándole como reflejo una dulce sonrisa que no se vio apagada para nada por las gotas más grandes de la lluvia– ¡Lista, milord! –Exclamó con energía, riéndose un poco. Se liberaron de la posición de vals y sujetando aún firmemente la mano del muchacho, emprendieron la carrera hacia el restaurante más cercano– ¡Vamos! –Alentó, cuando la lluvia se comenzó a volver más fuerte. Sintió cómo la ropa se comenzaba a mojar y el agua existente en el piso, amenazaba con mojar sus pies, mas, no le importó. Se sentía como una pequeña niña aceptando la travesura de su inseparable amigo, y eso le causaba gracia, pero también le fascinaba. Ambos muchachos parecían llevarse con absoluta precisión, que en un par de minutos se vieron bajo el techo del mismísimo restaurant. Siedah rió ligeramente y exclamó triunfante– ¡Lo conseguimos! –Observando risueña al muchacho, con el trozo de manga que tenía seco aún, se dedicó a secar cuidadosamente el pálido rostro de Jayden, sin perder en su expresión esa sonrisa dulce. Se retiró la chaqueta de éste cuidadosamente y suspiró un poco– Podremos colocarla a secar en algún lugar, de seguro que podrás volver a ponértela seca –Objetó con una sonrisa optimista.


I've been travelin' too long

avatar
M. Siedah Paikonóva

Mensajes : 120
Fecha de inscripción : 01/03/2013
Edad : 23
Localización : Mosculandia

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Drogadicción? {Siedah

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.