Prologo



Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse mattis blandit justo, at aliquam ante semper luctus. Quisque eget magna ac urna tempus feugiat. Ut id nunc id ante ultricies mollis. Nunc dignissim nisi vel lacus imperdiet sagittis. Cras id quam ante. Vestibulum eu posuere libero. Proin ut dignissim nulla. Morbi nisl neque, hendrerit et ipsum ac, sollicitudin laoreet est. Donec nec est erat. Mauris est dolor, tempus ac varius ut, vehicula ac ante. Cras in tincidunt mauris. Aenean in est nisl. Etiam a mauris sed risus laoreet molestie. Vestibulum faucibus erat sit amet odio cursus fermentum. Mauris et quam ut est tincidunt pulvinar ornare volutpat ipsum. Sed molestie leo vel eros placerat, at convallis enim sollicitudin. Donec sed ultricies orci.



Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Reencuentro ║ Adam
Miér Jun 19, 2013 12:47 am por Amanda L. Dawson

» Stay for a while [ Svetlana ]
Lun Jun 10, 2013 2:39 pm por Lovisa Hellberg

» #Registro de PB
Dom Jun 09, 2013 4:22 pm por Liam Lébedev

» #Registro de Identidad
Dom Jun 09, 2013 4:19 pm por Liam Lébedev

» #Registro de Facultad y Carrera
Dom Jun 09, 2013 4:19 pm por Liam Lébedev

» #Registro de Fraternidad
Dom Jun 09, 2013 4:19 pm por Liam Lébedev

» ¡Pide Rol!
Dom Jun 09, 2013 9:15 am por Kirsten Dürren

» @AMPROCK°
Jue Jun 06, 2013 9:48 pm por Adam Phoenix

» Cerveza gratis [1-1]
Jue Jun 06, 2013 9:40 pm por Adam Phoenix

Administración



NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL

NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL

NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL

NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL



El tiempo




¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 38 el Vie Oct 28, 2016 11:46 am.
Créditos



Todos los derechos reservados bajo la propiedad de creative commons.
Historia y descripción de grupos a cargo de ALIDEY D. PAIKANOVA.
Skin & gráficos diseñados por LISSET I. PAIKANOVA.
PERSONAJES CANON CREADOS POR SASCHA E. NOLVAK.



Afiliados


Titulo aquí
I
II
III
IV
V
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse mattis blandit justo, at aliquam ante semper luctus. Quisque eget magna ac urna tempus feugiat. Ut id nunc id ante ultricies mollis. Nunc dignissim nisi vel lacus imperdiet sagittis. Cras id quam ante. Vestibulum eu posuere libero. Proin ut dignissim nulla. Morbi nisl neque, hendrerit et ipsum ac, sollicitudin laoreet est. Donec nec est erat. Mauris est dolor, tempus ac varius ut, vehicula ac ante. Cras in tincidunt mauris. Aenean in est nisl. Etiam a mauris sed risus laoreet molestie. Vestibulum faucibus erat sit amet odio cursus fermentum. Mauris et quam ut est tincidunt pulvinar ornare volutpat ipsum. Sed molestie leo vel eros placerat, at convallis enim sollicitudin. Donec sed ultricies orci. Etiam vehicula aliquam felis. Mauris congue consectetur est, ac lobortis dolor pharetra sed. Fusce mauris libero, ornare vel velit in, bibendum blandit tellus. Sed aliquam tellus id velit elementum scelerisque mollis sed elit. Morbi facilisis, arcu quis sollicitudin malesuada, velit libero elementum odio, eu molestie elit risus commodo sem. Vivamus commodo massa lorem, non ornare nibh porttitor ut. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. In hac habitasse platea dictumst. Morbi commodo id turpis a condimentum. Curabitur blandit sem erat, eget dapibus ligula mollis sit amet. Cras congue venenatis vulputate. Sed hendrerit venenatis tellus, ac elementum diam aliquam ac. Praesent non enim pulvinar, ullamcorper tellus quis, semper erat. Nunc scelerisque, nulla ac rutrum fringilla, justo libero condimentum tellus, nec tristique erat arcu a nulla. Sed congue aliquam turpis, vitae accumsan nisl tincidunt eu. Pellentesque in odio ut metus viverra elementum vel a est. Fusce id turpis purus.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse mattis blandit justo, at aliquam ante semper luctus. Quisque eget magna ac urna tempus feugiat. Ut id nunc id ante ultricies mollis. Nunc dignissim nisi vel lacus imperdiet sagittis. Cras id quam ante. Vestibulum eu posuere libero. Proin ut dignissim nulla. Morbi nisl neque, hendrerit et ipsum ac, sollicitudin laoreet est. Donec nec est erat. Mauris est dolor, tempus ac varius ut, vehicula ac ante. Cras in tincidunt mauris. Aenean in est nisl. Etiam a mauris sed risus laoreet molestie. Vestibulum faucibus erat sit amet odio cursus fermentum. Mauris et quam ut est tincidunt pulvinar ornare volutpat ipsum. Sed molestie leo vel eros placerat, at convallis enim sollicitudin. Donec sed ultricies orci. Etiam vehicula aliquam felis. Mauris congue consectetur est, ac lobortis dolor pharetra sed. Fusce mauris libero, ornare vel velit in, bibendum blandit tellus. Sed aliquam tellus id velit elementum scelerisque mollis sed elit. Morbi facilisis, arcu quis sollicitudin malesuada, velit libero elementum odio, eu molestie elit risus commodo sem. Vivamus commodo massa lorem, non ornare nibh porttitor ut. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. In hac habitasse platea dictumst. Morbi commodo id turpis a condimentum. Curabitur blandit sem erat, eget dapibus ligula mollis sit amet. Cras congue venenatis vulputate. Sed hendrerit venenatis tellus, ac elementum diam aliquam ac. Praesent non enim pulvinar, ullamcorper tellus quis, semper erat. Nunc scelerisque, nulla ac rutrum fringilla, justo libero condimentum tellus, nec tristique erat arcu a nulla. Sed congue aliquam turpis, vitae accumsan nisl tincidunt eu. Pellentesque in odio ut metus viverra elementum vel a est. Fusce id turpis purus.
Cabron 2
PREMIO
PREMIO
PREMIO
PREMIO
PREMIO
lalala
Aquí contenido de la pestaña 5

Do you belive in second chances? | Edik.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Do you belive in second chances? | Edik.

Mensaje por Kirsten O. Dürren el Vie Mar 29, 2013 2:36 pm

# Kirs & Edik

Escaleras & Pasillos


19:00 p.m.

Había terminado una de las clases más aburridas de su vida, un tostón en el que el profesor no había parado de comparar el Derecho constitucional Europeo con el de Norteamérica. No supo cuando dejó de atender, pero cuando la clase había terminado tenía el cuaderno lleno de de un montón de dibujos estúpidos y anotaciones de letras de alguna que otra canción que había invadido su mente. — Menudo coñazo. — comentó a su compañero de pupitre mientras se estiraba y recogía sus cosas. Puso la mejor de sus sonrisas mientras se inclinaba un poco sobre el muchacho, a quien le faltaban los bolis acumulados en el bolsillo de la camisa para ser un nerd de película en toda regla. — ¿Sabes, Vondiznovk? esta rubia ha tenido bastante por ahí, ¿te importaría tomar por mi los apuntes de las dos siguientes clases?, ya sabes que te conseguiré una cita con quien quieras a cambio. — pestañeó adorablemente, moviendo los hilos de su pequeña marioneta mientras dejaba un beso en la mejilla del muchacho. Sin esperar respuesta recogió sus cosas y se levantó para pasar un rato alejada de las aburridas y pesadas leyes.

Con el bolso bandolera pegado a sus caderas a cada paso que daba y un tomo de Derecho Penal entre las manos, bajaba las escaleras a toda prisa. No le vendría nada mal un bar, una fiesta, o cualquier cosa que no implicara un millar de letras escritas en pesados libros.
Correteando por las mismas escaleras, en las nubes como siempre, distinguió una cabeza pelirroja que sabría diferenciar allá donde la viera. Fingió la misma distracción hasta que estuvo lo suficientemente cerca como para chocarse con Edik. — Eh, sandía ¿es que no ves por donde miras? — comentó seria, aunque en seguida empezó a reír de la carita de susto que se le había quedado. Se agachó para recoger sus papeles del suelo, callada, a veces no sabía bien como comenzar de nuevo cuando se trataba del pelirrojo.
code by *anna.


THERE IS NO RUNNING THAT CAN HIDE YOU
avatar
Kirsten O. Dürren

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 27/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Do you belive in second chances? | Edik.

Mensaje por Edik B. Denís el Vie Mar 29, 2013 7:24 pm

Dos en un día.
La primera había sido en el estacionamiento, por la mañana. Me había dado un golpe una chica que iba completamente distraida cuando llegaba tarde a una de sus clases. Esa chica resultó ser amiga de mis primas así que empezamos a conocernos un poco mejor, o más yo conocerla a ella, por que aun que hubiese muchísima gente y tuviera a sus amigos esperando, pareció que le agradó la idea de tener que contarme todos los capítulos de su autobiografía como si toda aquella cosa me interesara. Al parecer le había caído tan bien que me había invitado no solo a una fiesta de cumpleaños, también a su cama de vez en cuando, pero no le respondí la sonrisa creo que lo había dicho todo.

Esta vez parecía que la suerte tampoco me ayudaba, cuando me iba para casa me había chocado con un grandullón de los que jugaban a rugby del colegio, de esos que podían largamente medir tanto de alto como de ancho. Por suerte, yo era dos cosas: alto y ególatra. Nadie podría pasar por encima de mi si no me daba la santísima gana, que realmente era nunca, así que aquel por mucho que se enfadara me había dado igual. Había seguido caminando dejándolo con todo tirado por el suelo, su refresco un cuarto en mi chaqueta la mitad en su ropa y el resto, esparcido por todos sus apuntes, apuntes que podía llegar a apostarme que se las habría dado un pobre infeliz.. Solo me limpié la chaqueta que era tipo tela plástico de Nike y no le hice mucho caso más.


Pero eso fue por la tarde, sin embargo nunca me chocaba con la gente a pesar de ser un patoso empedernido, hoy si, dos veces. Estuve toda la tarde dándole vueltas.. bueno vale, una parte de la tarde, la otra me la pasé fumando y se me había olvidado todo eso. Mordí el labio inferior cuando miré la hora demasiado alegre y para mi sorpresa, eran las seis y media de la tarde. Enarqué una ceja de ya mal humor demasiado rápido y salí lo más rápido que pude de la fraternidad para ir a un taller en el que me había apuntado, casi se me olvidaba. No era obligatorio pero si necesario si quería sacar algo más de nota de las ya acostumbradas. Mordí el labio inferior saltando las escaleras de dos en dos. Cuando llegué al siguiente descansillo ya no me apetecía correr más, era demasiado vago, lo sé, pero bueno, que más daba? Saqué mis Rayban de mi cabeza para despeinarme un poco con la mano y cuando me quise dar cuenta, volvía a chocarme con alguien.
Me quedé perplejo y sin enfocar a la rubia de sobra conocida por mi mente, asombrado en cierta manera de la manera que hoy me estaban castigando las consecuencias de sabe Deos el qué. Apoyé la mano en mi cabeza un segundo y cuando miré a la rubia en vez de hacer lo de siempre, estreché los ojos como acusativamente
-Dime que fue adrede...- respondí con mi ya habitual gravedad de voz, un poco más rasposa dado que no estaba riéndome como amenudo. Mierda, no podía ser que hoy llevara tres. Ni más ni menos que tres golpes. Llega a ser el gorila de la mediamañana y me lincha, con razón, hoy lo mío no era normal.


Edik B Denís


Spoiler:
YO pertenezco al grupo de los que adoran a Sveta y sus amantos y amantas. Very Happy


Graaacias Kiara Very Happy
avatar
Edik B. Denís



Mensajes : 92
Fecha de inscripción : 24/03/2013
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Do you belive in second chances? | Edik.

Mensaje por Kirsten O. Dürren el Sáb Mar 30, 2013 1:10 pm

# Kirs & Edik

Escaleras & Pasillos


19:00 p.m.

Los apuntes que tanto poner ojitos le habían constado conseguir, estaban ahora decorando el suelo de aquel pasillo. Se agachó de inmediato a tratar de recoger y ordenar un poco la cosa, como si realmente fuera la alumna responsable y modelo que estaba a kilómetros luz de ser. Fingió no darle demasiada importancia a con quién se había chocado, hasta que alzó los ojos verdes y se encontró con la cara acusativa de Edik. De inmediato alzó las cejas y puso su mejor gesto irónico. — ¿Insinúas que necesito un pretexto para acercarme a ti? Soy un poco perra pero irme chocando con la gente adrede no está entre mis prioridades. — había sonado tan infinitamente borde que por una vez se arrepintió. No solía pasarle a menudo, pero joder, no podía comportarse así con todo el mundo. Estaba bien alejar a la gente, pero no a toda la gente... Edik no solo era gente.
Acabó por recoger el desastre, guardando como le vino en gana los apuntes bajo el tocho de libro que llevaba. Lo apoyó en su cadera y trató de sonreír. Nunca sabía como empezar una conversación con aquel muchacho por el pasado curioso que compartían, pero siempre le agradaba verle aunque no fuera capaz de reconocerlo en voz alta.

Apoyó sus manos en las caderas sosteniendo el libro, mirando al chico como si no le hubiera visto en varios años. — No ha sido a posta del todo, tu sigues siendo bastante torpe. — reconoció sin saber bien por qué, cambiando su melena rubia de un hombro a otro. — ¿Qué tal el mundo artístico? He decidido fumarme las últimas dos clases... ya sabes, las leyes pueden aburrir hasta a uno de esos conejitos hiperactivos de los anuncios. ¿Tienes algo que hacer o vienes a fumar literalmente conmigo? — soltó el discurso muy de seguido, tal y como se había acostumbrado a hacer cuando era una niña y quería conseguir lago de sus padres. ¿Por qué cambiar algo cuando solía funcionar?
code by *anna.


THERE IS NO RUNNING THAT CAN HIDE YOU
avatar
Kirsten O. Dürren

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 27/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Do you belive in second chances? | Edik.

Mensaje por Edik B. Denís el Dom Mar 31, 2013 1:46 pm

Confieso que en un principio la sorpresa no me dejó moverme, estaba tan pensativo que por un segundo se me olvidaron las buenas maneras y ni siquiera le ayudé. Bajé la vista, siguiendo siempre todos sus movimientos mientras recogía, viendo como de pronto se volvía demasiado respondona o más bien.. cruel? No, no tanto, simplemente se habría molestado por el hecho de que yo anduviera con los ojos cerrados cuando andaba por el mundo.
Mordí el labio inferior asintiendo, con cara de perdón bajo una sonrisa completamente inocente. Si es que era un desastre, no me había llegado hoy con dos como para tener que tirar más cosas a otra persona. Hoy el karma desde luego estaba haciendo conmigo atrocidades, pretendía que alguien al final me matara o algo? No se, pero desde luego algo estaría tramando el día de hoy.
Me agaché para ayudarla, pero ya estaba subiendo ella, así que me limite a sonreír ligeramente durante el tiempo que ella estuvo callada, siempre pasaba lo mismo, cuando nos encontrabams simplemente no podíamos mediar palabra, aun que de mi parte eso no era nada sorprendente. Enarqué una ceja recordando momentos en los que estuvimos juntos, tampoco había sido tan malo lo que habíamos pasado, pero digamos que se echó atrás de una manera no muy razonable por su parte. No, no me importaba no haberlo echo con ella, no me importaba en las malas formas que ella no quisiera tener sexo, en realidad, no lo creía necesario para eses tiempos, los podía conseguir por otro lados, pero el echo de que quisiera y de pronto se frenara no me había hecho gracia. No, admito que había tanta tensión sexual que me embobaba y me dejaba llevar y cuando salió del todo de mi vida, fue como si me chocara contra un muro y me quedara subnormal. Kirsten se había pasado, había jugado tanto como quiso y por una parte casi lo miraba hasta normal era la educación que me habían dado, habían dicho siempre que no me confiara de nadie, menos todavía de aquellos que no fueran de la familia. Por otro lado me había dolido, había incluso confiar en ella, había sentido algo en mi cuerpo que se negaba a cumplir las reglas familiar, algo como confiar en otra persona que no fuera yo mismo. Y lo había roto.. si no se hubiera alejado no me hubiera importado seguir esperando, incluso mi mentalidad hubiera cambiado y aprendería eso de "querer"

Sin embarglo las cosas echas estaban, así que ahora me daba todo igual, solo la sentia como un posible amor, una relación que se me tornaba en el final amarga. Sonreí ligeramente, escuchándoe cuando reconoció haber mentido y haberse encontrado conmigo adrede. Aun que iba a quejarme, ese no era mi estilo, nunca me quejaba de nada y guardaba todo a base de rencor en mi mente, sin embargo eso no era suficiente a veces y lo acumulaba como ira. Ella no entraría nunca en tal sentimiento así que me encogí de hombros imaginariamente y la escuché.
-Vamos- asentí, no me apetecía ir ya al taller, lo de los porros era una invitación demasiado tentadora.. ella también, epro mejor no quería ni pensar en eso.


Edik B Denís


Spoiler:
YO pertenezco al grupo de los que adoran a Sveta y sus amantos y amantas. Very Happy


Graaacias Kiara Very Happy
avatar
Edik B. Denís



Mensajes : 92
Fecha de inscripción : 24/03/2013
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Do you belive in second chances? | Edik.

Mensaje por Kirsten O. Dürren el Lun Abr 01, 2013 9:24 am

# Kirs & Edik

Escaleras & Pasillos


19:00 p.m.

Tenía el mismo miedo que curiosidad por saber qué diablos podía pasarle por la cabeza a Edik cuando se encontraba con ella. Sí, Kirsten la mujer segura tenía miedo de conocer algunas respuesta, por eso esquivaba ciertas preguntas o incluso ciertas personas. A veces, cuando tenía un mal día o estaba realmente cabreada porque alguna cosa no le hubiera salido a su gusto se arrepentía de haber frenado todo aquella historia con el pelirrojo y no podía evitar el preguntarse una de las cosas que más miedo le daba, ¿cómo serían las cosas ahora si nunca hubiera dado marcha atrás?
Siempre acaba igual, chasqueando la lengua contra el paladar y odiándose dos segundos a sí misma por un par de segundos hasta que volvía a recomponer la compostura de reina del mundo que tenía de modo habitual. Se quedó mirado a los ojos del muchacho aún con el interrogante en la cara, no creía que le estuviera pidiendo la paz en el mundo, salir a fumar un rato era una cuestión bien sencilla. La constante mirada también tenía su por qué, así era un poquito más difícil negarse, el arte de la persuasión. Era por el hecho de que le guardara un infinito rencor por lo que siempre le costaba acercarse a Edik o comenzar a hablar de una manera natural, aunque a juzgar por lo que le conocía, le parecía bastante difícil que él fuera la mitad de rencorosa de lo que lo era ella.

Aún tenía los brazos en jarra, apoyados sobre sus caderas, sosteniendo en uno de ellos el dichoso libro de Derecho penal con lo apuntes medio desordenados por dentro. Una pequeña sonrisa triunfal asomó en sus labios cuando oyó ese escueto "Vamos" de sus labios. Echó a andar, buscando con su mano libre en el bolso la pequeña cajita donde tenía el papel, la hierba y demás. — ¿Es que han empezado a cobrarte por palabras? — preguntó divertida alzado una de sus rubias cejas... una voz en su cabeza la dijo que era una idiota, que probablemente lo que ocurría era que no quería hablar con ella.
Una vez en ela calle puso el tomo de Derecho en el suelo y se sentó sobre él con las rodillas cerca del pecho, allí apoyó las piernas y comenzó a liar. — Hace un par de meses estuve en vuestra cafetería... también a punto de morirme del asco, pero al final resultó ser hasta productivo. — comentó como si nada, mientras pasaba la lengua por el papel para fijar el porro, porque empezaba a irritarse con los silencios. — ¿Haces los honores? — comentó, con esa cara que sabía poner como si jamás hubiera roto un plato, como si le estuviera ofreciendo la pipa de la paz en muchos de los sentidos. Aunque no pudiera evitar sentir que para resolver tanta tensión al final tendrían que pasar por algún colchón.
code by *anna.


THERE IS NO RUNNING THAT CAN HIDE YOU
avatar
Kirsten O. Dürren

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 27/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Do you belive in second chances? | Edik.

Mensaje por Edik B. Denís el Lun Abr 01, 2013 1:31 pm

Caminé con ella cuando empezamos a andar, mirando de reojo como sacaba la caja de latón con todo para hacer un par de peis, me quedé un poco asombrado. Era una caja de tabaco, forrada con un diseño que había hecho yo mismo hace tiempo, en mi primer año de carrera, cuando todo era bueno y parecía que el mundo era mío por completo. Tenía a mi lado a una rubia increíble, que todo el mundo deseaba tener, empezaba a jugar un poco más con los porros es verdad, y estaba llevando unas notas increíbles en el curso gracias a que mi mente parecía estar demasiado feliz. Ladeé el rostro y acabe sonriendo entre dientes, la sorpresa no había sido más que ver que seguía teniéndola, seguro que no se acordaba, pero tenía escrito por detrás una gran K por detrás y una e muy pequeña en el medio de todos los colores, rayas y demás.

-Alguna vez he hablado mucho..?- murmuré enarcando una ceja, algo divertido mientras sonreía de aquella manera graciosa, pasando la mano por la nuca como una costumbre estúpida que tenía de pasar los dedos por el cabello. Me senté junto a ella al cabo de un rato de tanto andar, haciendo un ruido de mohin cuando mi cuerpo descansó en el suelo. No es que estuviese cansado, pero parecía que lo estaba últimamente, los Soyuz me tenían hasta las pelotas con tanta manera de ponerme los pelos de punta cuando nombraban a mis padres. Estaba hasta las pelotas, si, y eso me agotaba. Pero bueno, después de todo yo también era un elitista, un jilipoyas que no quería que se llenara todo de chusma que pretendiera ser como nosotros. Si,lo era, así me habían educado, y así tenía yo mismo mis ideales, no podía cambiarlos ni aun que quisiera, si no, debería dejar de ser un Denís y salir del país.

-Qué hacías en la cafetería de artes..?- murmuré girando la cara para mirarla de nuevo, tomando el porro entre los dedos para secar un poco lo recién pegado, y así que se quedara bien el papel. Mordí el labio inferior mientras movía el mechero para que la llama calentase todo el porro, para luego meterlo en la boca y encenderlo a gusto. Miré de reojo a la rubia, que con sus cejas finas se quedaba con una cara inocente. Lo peor es que le sentaba bien a la jodida, a pesar de ser un poco ruín. Me hizo gracia, así que le pasé el porro entre los dedos, echando el humo tras un par de caladas en forma de aros de humo.
-Cómo te va con el tema hombres? - directo, siempre lo había sido y nunca negaría mis intenciones si eran bien simples, así que ahora no tenía por que callarme, quería saberlo por que me daba curiosidad, aun que me respondiera de malas maneras como antes, no me iba a importar, toda información valía la pena.


Edik B Denís


Spoiler:
YO pertenezco al grupo de los que adoran a Sveta y sus amantos y amantas. Very Happy


Graaacias Kiara Very Happy
avatar
Edik B. Denís



Mensajes : 92
Fecha de inscripción : 24/03/2013
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Do you belive in second chances? | Edik.

Mensaje por Kirsten O. Dürren el Mar Abr 02, 2013 11:31 am

# Kirs & Edik

Escaleras & Pasillos


19:00 p.m.

Ladeó la sonrisa sin poder evitarlo, era cierto que Edik siempre había sido parco en palabras y que precisamente eso era una de las cosas que conseguían sacarla de sus casillas, pero también tenía que reconocerle al pelirrojo que cuando hablaba decía lo justo, nada sobraba como con tantas otras personas y nada faltaba como a veces le ocurría a ella sobre todo si se trataba de hablar con él.
No pudo evitar alzar una ceja al oír esa especie de quejido cuando el culo de su acompañante encontró el suelo. — ¿Mucho ejercicio? — preguntó, con un tonito burlón que claramente dejaba a la luz que su mente había malpensado de inmediato. De inmediato también se arrepintió de haberlo soltado a la ligera, porque no le iba a poner de mal humor el saber quién había estado pasando por su cama en este tiempo.

Se había quedado jugando con la pitillera entre los dedos, aquella caja de latón la había acompañado desde hacía mucho tiempo y ya era como una extensión de ella. Sí, evidentemente le hizo ilusión que Edik reconociera aquel objeto, pero escondió la sonrisa mirando sus botas de tacón, por no querer darle más importancia de la debida.
Se giró ladeando la cabeza, aún dando vueltas a la pitillera demasiado afín a no estarse quieta, observó tranquilamente todo el proceso de como remataba aquel porro antes de ponérselo entre los labios para la primera calada, rechazando la respuesta. — Buscaba nuevas víctimas. — soltó sin más con una de sus sonrisas de superioridad picando un poco al pelirrojo, aunque luego se explicó. — ¿Recuerdas que a veces me dan manías repentinas? Pues... aquel mes me dio por ser vegetariana y en la facultad de Derecho se ve que nos gusta demasiado la carne. Solo los bohemios tenían menú vegano y acabé viendo un espectáculo gratuito de un pirado recitado Shakespeare en lo alto de una mesa. Supongo que por esa zona del campus estáis todos locos. — terminó su discurso negando con la cabeza, guardando al fin la caja de los misterios mientras miraba un poco el humo formar círculos en el aire, como siempre.

Dio gracias de no ser ella quien tenía el porro entre los labios y el humo en los pulmones, porque aquella pregunta le hubiera hecho atragantarse. Muy al estilo Edik, sin rebuscar ni miramientos, así que no tuvo otro remedio que soltar una carcajada musical por su descaro. — He partido narices por menos que eso, Edík. — comentó aparentemente seria, aunque no era cierto y quizás el debía saber su desagrado a mancharse las manos de una manera tan tonta. Se quedó un rato pensativa frunciendo el entrecejo, con esa cara que le daba un aspecto de mala leche considerable. No es que le molestara la pregunta, es que no sabía como no quedar horrorosamente mal con al respuesta. ¿Por qué tenía que ser tan complicado?, ¿por qué diablos sí le importaba lo que el pensara? — Hasta el momento los únicos sarpullidos que me salen son si me pongo a pensar en relaciones serias... Así que los hombres simplemente van y vienen. — no podía explicarle cómo se sentía, qué era mucho más fácil para ella acostarse con cualquier desconocido que dejar entrar en su cama a alguien en quien confiara.
Acabó por morderse la lengua unos instantes, pero todo el mundo sabía que si Kirsten se mordía la lengua corría el riesgo de envenenarse. — He oído que tú también has estado ocupado... — murmuró, quitándole el porro de entre los labios, quizás con eso conseguiría mantenerse calladita un rato.
code by *anna.


THERE IS NO RUNNING THAT CAN HIDE YOU
avatar
Kirsten O. Dürren

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 27/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Do you belive in second chances? | Edik.

Mensaje por Edik B. Denís el Mar Abr 02, 2013 7:52 pm

Eché los brazos hacia atrás, recostándome ligeramente encima de los antebrazos mientras la miraba fumar, escuchandola ligeramente tanto cuando preguntaba por mi increíble esfuerzo físico que en estes momentos había sido nulo, como cuando había puesto aquella cara de pocos amigos sacándola de mi vista. Reí incluso divertido, para qué preguntaba si no quería escuchar la respuesta? Consiguió hacerme enarcar una ceja, mirar para ella mientras fumaba y relajarme de nuevo cuando sonreía con aquella sonrisita tan complicada de ver. Nunca conseguía llegar a ver una sonrisa real en sus labios por los pasillos, siempre eran falsas risas y falsas miradas cuando miraba a la gente, cuando alzaba el mentón altiva para que el resto de nerds se dieran cuenta de quien mandaba. Eso me ponía, para que negarlo, esa manera de ser la jefa me hacía revolucionar las hormonas y recordar al pasado, pero por otro lado, me hacía recordar muy bien el presente.

Bajé las gafas para no tener que cegarme con el sol, las rayban de colores siempre estaban en mis bolsillos lo quisiera o no, no me encontraba tan cómodo con otras gafas que con aquellas de pasta azul cyanótica, tan grandes y cuadradas que escondían no solo mi mirada si no también mis mentiras. Miré de reojo a la rubia, observando el perfil de su rostro mientras bajaba la vista a sus tacones, mirandola luego cuando miraba para mi de reojo, sin que se diera cuenta de que lo hacía. Abrí los labios cuando acercó la mano a sus propios labios mientras fumaba, iba a decirle algo, pero primero la escuché bien y repasé lo que dijo en mi cabeza, intentando no reír más de la cuenta, pero me hacía gracia. Siempre buscaba víctimas, pero lo que me contaba me hacía tanta gracia que no podía evitar reír entre dientes todavía. Sabe solo Dios quien sería el que recitaba Shakespeare, aun que no se por qué me picaba en la nariz que era Miguel... el siempre con su teatro jajaja.

No le di importancia a como describió la respuesta tan gráficamente, es más, me hizo de nuevo gracia aun que se pusiera seria y las aletas de su nariz se volvieran un hictus. Ladeé el rostro, mirando ahora para ella como antes, pero de forma que ella también se diera cuenta que lo hacía. Por que no me lo contaba con una sonrisa y ya? por qué le costaba tanto responder a algo tan.. tonto? Vale, reconozco que me molestaría en el ego que hubiese estado con otros, pero la vida solo era una, no teníamos más y si ella no había querido nada no tenía por que haberme amargado, aun que si lo hiciese durante un tiempo. Enarqué una ceja escuchándola y me quedé pensativo. así que había estado rondando por ahí tal que abeja.. o avispa, no estaba muy seguro de que si picara una vez se muriera..
-Como tu supongo- respondí con una vez quizás un poquito más grave y áspera de lo normal, puede que fuera por que me hubiese quitado el porro de la boca.. quizás fuera por que simple llanamente el tema no me había desinteresado tanto.

Ahora no sabía que decirle, normalmente se me hacía tan complicado hablar que simplemente no lo hacía, no me rompía mucho la cabeza para conseguir hacer hablar el anterior y muchas veces me levantaba y solamente me iba. Pero no me apetecía irme con Kirsten, aun que estuviera callada agradecía su compañía, sentir aquel olor picante para mi nariz cuando el aire me hacía recordar a cuando besaba su cuello, o puede que fuera aquella boca suave a la que besaba la que quería escuchar soltar comentarios irónicos.. si, eran ese tipo de cosas que deseas que se alejen lo más pronto de ti, pero que como buen masoca en el qeu te convertías, necesitabas que estuvieran ahí.


Edik B Denís


Spoiler:
YO pertenezco al grupo de los que adoran a Sveta y sus amantos y amantas. Very Happy


Graaacias Kiara Very Happy
avatar
Edik B. Denís



Mensajes : 92
Fecha de inscripción : 24/03/2013
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Do you belive in second chances? | Edik.

Mensaje por Kirsten O. Dürren el Miér Abr 03, 2013 9:42 am

# Kirs & Edik

Escaleras & Pasillos


19:00 p.m.

Sostuvo el porro haciendo una pinza con sus dedos para después darle una larga calda, en aquellos instantes de silencio no podía estar sin mirarle a veces de reojo y otras veces directamente a los ojos. Por eso negó insistentemente con la cabeza cuando vio las dichosas rayban, cada vez que veía unas gafas de esa marca en cualquier color inmediatamente lo asociaba con Edík. No reprimió una especie de de bufido mientras le humo del porro le salía por la nariz, algo que le hizo parecer un dragón a punto de echar fuego por la boca. En lugar de eso ladeó la cabeza y bajó un poco las gafas del muchacho con el dedo índice hasta dejarlas sujetas a mitad del puente de su nariz. — Odio que hagas eso, me enerva no poder mirarte a los ojos, no es jugar justo. — se quejó, ¿qué hacía ella hablando de lo que era o no justo? no pudo evitar moderse el labio por lo contradictorio que podía sonar aquello viniendo de ella, pero ¿y qué? siempre había sido una caprichosa y eso no era algo a lo que el pelirrojo no estuviera acostumbrado ya.
Al parecer le resultaban graciosas su excursiones en búsqueda de almas cándidas a quienes atormentar, así que ella se encogió de hombros devolviéndole el porro de la misma manera que lo había cogido, dejándolo entre los labios del muchacho. — Tengo que buscar algo con lo que entretenerme. — se escudó, mientras pensaba en alguna que otra maldad constructiva que tenía en mente para mejorar a Mijaíl, el muchacho de los teatros improvisados en cafetería.

Mientras trataba de responder a la pregunta de sobre su vida sexual, porque acababa de reconocer que eso de la vida amorosa le daba bastante alergia, se dio cuenta que él tenía los ojos fijos en ella a través de los oscuros cristales de las rayban. Aún así lo soltó sin más, quizás con alguna pequeña esperanza de que le diera por tener un ataque de celos. A veces le daba la sensación de que Edík tenía en las venas helado porque parecía que pocas cosas más allá de su familia lo hacían cabrearse de verdad. Durante un tiempo se preguntó como era vivir así, pero Kirsten era demasiado temperamental como para poder dejar la costumbre de al menos cabrearse una vez por día, no quería oxidarse.
Obviamente se había arrepentido de preguntarle, pero aún así era lo suficientemente masoca como para querer escuchar una respuesta, hasta el punto que se giró un poco para quedar de lado mirarle directamente a los ojos o más bien a los cristales donde deberían estar sus ojos. Alzó una ceja poniendo los ojos un poco en blanco. — Entonces no hemos perdido el tiempo. — y allí estaba la rubia dominante, esa que soltaba comentarios que sobraban solo por no quedar ella de menos. Aunque quizás debería callarse, jugaba con fuego sabiendo como era Edík, en cualquier momento se levantaría y se largaría, dejándola allí con la palabra en la boca. Cosa que no era la primera vez que le ocurría.

Así que se quedó en silencio un rato, no supo decir cuánto, solo esuchando el jaleo del campus que les rodeaba y mirando de vez en cuando como fumaba. Se el ocurrió preguntar por como estaba el extenso clan de los pelirrojos, pero frunció el ceño quedándose a medio camino antes de decir nada porque no estaba segura de que fuera un buen tema. Ya casi en una costumbre volvió a quitarle el porro de los labios y empezó a hablar como si aquel tema se le hubiera ocurrido de casualidad. — He hecho nuevas enemigas por lo que se ve... supongo que habrás oído lo que se dice por ahí de mi. — rodó los ojos, por alguna razón no quiso decir secta en voz alta, pero estaba segura de que él sabía a qué se refería y que habría oído los rumores. Otra vez estaba enfurruñada, porque de nuevo se daba cuenta que sí le importaba si el creía o no en esos rumores.
code by *anna.


THERE IS NO RUNNING THAT CAN HIDE YOU
avatar
Kirsten O. Dürren

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 27/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Do you belive in second chances? | Edik.

Mensaje por Edik B. Denís el Jue Abr 04, 2013 8:00 pm

Tapar los ojos y no permitir que los viera siempre hacía que la rubia soltara bufidos infinitos, y nadie sabe más que yo lo encantado que estaba viéndola enfadada o refunfuñona. Reí entre dientes sin poder evitarlo, después de su encantadora sonrisa su cabio de humor me hacía reír a carcajadas, era algo tan bipolar en ella que la hacía única a mis ojos. Enarqué una ceja cuando bajó las gafas hasta la punta de mi nariz, hablando con esa manera tan suya de contestar hablando borde, mordiendo luego el labio de manera tentativa mientras mi ceja se alzaba un poquito más.
-Te enervan muchas cosas..- bromeé mirándola directamente sin necesidad de las gafas. Alcé la mano con tranquilidad, moviendo mi cuerpo un poco hacia un lado para subírmelas de nuevo, intentando que la mierda de Sol que había detrás de unas nubes no me cegase por completo con su claridad preponderada. Agaché la cabeza un segundo, mirando con curiosidad mis zapatos mientras escuchaba lo que decía, aun que pronto puso el porro en mi boca y no pude evitar el abrir los labios y rozar su dedo con el inferior. Sonreí ligeramente al hacerlo y mirar ocmo respondía ante el gesto, dándole una calada para luego sacarlo de mi boca con mis propios dedos. Y si, estaba a favr de aquella no-mentira que había dicho, pues era cierto que al menos estaba entretenida, aun que fuera molestando a alguien. Me alegré de que en cierta manera a mi no me hiciera nada de aquello, aun que por otra parte, a mi nadie me había hecho nada jamás.

Pasé la mano por mi boca mentón de nuevo cuando dejé el porro sobre mis labios, rascándome con sencillez mientras alzaba la cabeza, notando como mi cabello se movía hacia atrás como si alguien me lo peinara. Luego bajé, solamente era un movimiento más mientras escuchaba como el viento rozaba las ramas de los árboles y los hacía mover con un silbido incluso tenebroso. Me encantaba el viento.. la sensación de libertad que te daba cuando rozaba la piel, tan frío que sentías incluso que estabas sobre él.. si, soy un soñador, lo sé, pero siempre tenía que ocultarlo. Era como la caja de Pandora en cierta manera. Todo dentro de la caja era malo, siempre que la abría alguien saldría algo malo y jamás se quedaría con lo bueno que había dentro.

Miré como se giraba, escuché lo que decía, así era yo, siempre presente para escucharte aun que no para responderte, no tenía idea de por qué a veces tenía paciencia y aguantaba a la gente por que si, aun que en cierta manera esa manía mía la hacía muy poco, era como un hobbie más bien. Pero la rubia no pertenecía a ese hobbie, me agradaba escucharla dijera lo que dijese, era como un nudo de ideas completamente diferentes que se arremolinaban en su cerebro de rubia, era increíble a veces intentar descubrir con qué te salía después, muchas veces, o más bien casi todas las veces podía pintar el camino de donde irían sus ideas, otras, simplemente se perdía. Esta vez sabía por donde iban los tiros, así que sonreí simplemente, encogiéndome de hombros para jugar con ella. Poco después encogía sus hombros cuando había tomado mi porro y la escuchaba hablar. Si, se refería a lo que se refería y dado que yo estaba en ella no podía dar a conocer mi posición. Pero era un Denís, estaba muy entrenado para mentir, para ser torturado e incluso para los peores pensamientos que puedas imaginarte. Estaba simplemente preparado para todo ese tipo de cosas, quizás por ello las pequeñas cosas, las más originales y simples cosas de la vida me sorprendían y agradaban tanto. Ladeé el rostro y reí con el comentario, al final siempre me sacaba de mis pensamientos con frases irónicas que me sacaban una sonrisa.
-Supones bien, pero no me das el pego de serlo..- bromeé aun que encierta manera, no daba el pego, o si? No se, yo lo daba? No.. Me encogí de hombros mentalmente, Kirsten realmente era un cielo de muchacha, hiciera lo que hiciera en el pasado conmigo o no, seguiría siendo una gran chica.


Edik B Denís


Spoiler:
YO pertenezco al grupo de los que adoran a Sveta y sus amantos y amantas. Very Happy


Graaacias Kiara Very Happy
avatar
Edik B. Denís



Mensajes : 92
Fecha de inscripción : 24/03/2013
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Do you belive in second chances? | Edik.

Mensaje por Kirsten O. Dürren el Vie Abr 05, 2013 8:27 pm

# Kirs & Edik

Escaleras & Pasillos


19:00 p.m.

El viento le traía de vez en cuando mechones rubios a la cara, pero era algo a lo que uno se acababa acostumbrando en Rusia, probablemente moriría en un clima más cálido como al pez que alguien saca de su pecera. Había hinchado sin darse cuenta sus mofletes, algo que solía hacer cuando alguien la molestaba. Entrecerró los ojos tratando de mirar a Edik por encima de las gafas de sol. Soltó el aire de sus mejillas de golpe, mezclando su aliento con el viento. — Perdone señor Denís, no todos somos piedras imperturbables como usted. — volvía a atacar con su chulería habitual, aunque al final no sabía por qué razón acababa por sonreírle por muy cabreada que estuviera. Siempre había sido de un pronto muy temperamental, pero solo apuntaba en su lista de largos rencores las cosas realmente serias.
Se había quedado de lado, centrado su atención en el porro que al final no les iba a durar demasiado porque el aire lo consumía como si fuera otra persona más fumándoselo. Aunque sin darse cuenta sus orbes azules se despistaban con los brillos que arrancaba el sol a medio tapar por las nubes del flequillo rojizo de Edik. Estiró una mano en un tonto impulso para colocar el flequillo del muchacho donde debía estar, un gesto que le había visto repetir a él unas mil millones de veces. Se mordió el labio y trató de mirarle a los ojos con un leve encogimiento de hombros como si con eso se le disculpara todo.

Al sacar el tema sobre la secta no pudo evitar divagar en su mente. Si le hubiera dado por ser una de esas personas que no tenía reparos en quitarse a alguien del medio, nadie de los desaparecidos hubiera sido quien la rubia hubiera seleccionado. Es más, encontraba cierta diversión retorcida en tener enemigo en Krovgrekh, si no la verdad era que ella misma volvería a buscarse otros porque no podía estar simplemente repartiendo sonrisas y amor. Esa no era Kirsten, ella se había criado para destacar sin importar demasiado a quien tuviera que pisar, se había criado para ser el centro de su propia vida. No le extrañaba que pensaran así de ella, aunque le doliera.
De ser un miembro de la secta sabía muy claro que habría buscado a Kristofv y le hubiera hecho sufrir de la misma manera que él lo hizo con ella cuando no paró aquella noche ante sus insistencias. Cuando la forzó y destrozó su mundo en un par de minutos. Le odiaba y pese a todo aún creía que había sido culpa suya, por confiar en alguien más, por dejarse llevar, por ser tan caprichosa como era... Un escalofrío la recorrió y tembló un poco antes de que el pelirrojo le diera una respuesta a su comentario.

Se le quedó mirando unos instantes, como si le costara ordenar las pocas palabras que como siempre le había dedicado. Se frotó los brazos un instante como para concentrarse, mostrando una media sonrisa ladeada. — Nunca se conoce del todo a nadie, ¿no? — bromeó repasando con la lengua sus propios labios en un intento de volver a ser ella misma con la mayor rapidez.
Algunas veces y aunque nadie lo supiera jamás, la rubia pagaría por tener unas gafas de sol con las que esconderse de verdad. — Me importa una mierda, ¿sabes? que hablen... estoy acostumbrada a causar esa impresión. Lo que no entiendo es por qué alguien quiere mancharme de mierda... pero acabaré por averiguarlo. — como siempre había hablado con esa seguridad tan propia de ella, aunque no tenía ni la menor idea de por donde empezar. Acabó por mostrarle una sonrisa a Edik, una de esas encantadoras como quien acaba de hablar de cómo luce el día y no de un tema tan escabroso. — ¿Aún haces skate? — preguntó, como si nada, arrebatándole lo que le quedaba de porro de entre los labios.
code by *anna.


THERE IS NO RUNNING THAT CAN HIDE YOU
avatar
Kirsten O. Dürren

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 27/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Do you belive in second chances? | Edik.

Mensaje por Edik B. Denís el Miér Abr 10, 2013 7:15 pm


Había ciertas cosas de Kirsten que siempre me habían gustado, aparte de su ironía por supuesto y su manera de ver y decir las cosas. Y ese aun que pareciera extraño era su cabello. Adoraba las pieles suaves, me encantaban blancas y de una textura cremosa, no podía evitarlo, rozar las zonas tirantes que tapan al hueso o cartílago, como los pómulos, arcos de la nariz, mentón y mandíbulas. Era algo que me gustaba hacer, rozar la piel de la gente era una manera de placer para mi mente, pero no de una manera lo suficientemente para llamarse pervertida. Algunos lo llamaban "ser cariñoso" otros "buscar los mimos" yo lo llama "tocar la piel"
Así de simple y así de sano, claro que había mucha piel en el cuerpo así que podía aprovecharme de esa manía como un placer mayor. Pero al caso, lo que me gustaba de Kirsten era su cabello, fino, movil y tan claro que parecía que el Sol se lo decoloría hasta el transparente. Sonreí ligeramente al mirar de reojo como su cabello se movía al son del viento, era algo casi natural en ella, n se lo quitaba, es más, le daba igual y eso era la parte que irónicamente, me gustaba de ella.

Pasé la mano por mi propio anaranjado cabello, sacándolo de su sitio para llevarlo hacia atrás, despeinándolo un poco mientras bajaba la cabeza con una sonrisa completamente divertida, siempre su manera de hablar, siempre así de irritante y a la vez simpática para mis oídos. Fumé del porro de nuevo cuando sentí que ella volvía a quitarme el cabello de la frente, observando de reojo como se encogía de hombros, parecía que el único modo de pedir perdón para ambos era ese, pero n me disgustaba del todo, es lo que yo haría. Pero ahí fue cuando respondí, después de todo no podía ya quedarme atontado mirándola, ya no, por raro que pareciese era más mi persona que nadie, y no quería que volviera a pasar, no de aquella manera.
-Piedra imperturbable..- repetí con la voz más grave de lo normal, haciendo que se raspara contra la garganta de manera casi ronroneante. - Creo que por desgracia lo último que fui.. fue imperturbable..- le miré de manera por encima de las gafas con una sonrisa traviesa y a la vez, ligeramente rencorosa.

La secta.. bueno, supongo que ese tema era muy irónico para mi, pero estaba hecho de mentiras, mi mundo era una mentira en los ojos de la gente, así que realmente, no me costaba mentir un poco más. Mordí el labio inferior con ganas escuchándola, sonriendo ligeramente de nuevo mientras escuchaba eso de que lo averiguaría finalmente. Algo que evidentemente, n podía dejarle hacer jamás, por que sería destaparme a mi también. Me encogí de hombros casi imperceptiblemente, pero se me había mirado, si no no lo hubiese echo. Me eché hacia delante, apoyando esta vez los codos sobre las rodillas, escuchándole preguntarme por otro tema diferente, de nuevo quitándome el porro de los labios.
- Si.- una respuesta seca, después de todo, n me pasaban por alto recuerdos e ideas de como nos lo pasábamos bien por aquellos tiempos así que casi era normal. Reí aún así ladeando el rostro de nuevo para mirarla por encima de las gafas- manías varias, unos tienen marionetas y otros hacemos skate..- me encogí de hombros durante un segundo, volviendo a reír, era broma, pero parte de realidad tenía.


Edik B Denís


Spoiler:
YO pertenezco al grupo de los que adoran a Sveta y sus amantos y amantas. Very Happy


Graaacias Kiara Very Happy
avatar
Edik B. Denís



Mensajes : 92
Fecha de inscripción : 24/03/2013
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Do you belive in second chances? | Edik.

Mensaje por Kirsten O. Dürren el Vie Abr 12, 2013 10:37 am

# Kirs & Edik

Escaleras & Pasillos


19:00 p.m.

En casa solían regañarla por la facilidad que tenía de cambiar de un tema que no le convenía a otro mucho más banal, pero no parecía que esos supusiera una molestia para Edik. Quizás era ese uno de los motivos por los que contrariamente a la costumbre a la rubia le había sido tan fácil conectar con él, sentirle como alguien cercano, porque le permitía hacer y deshacer a su antojo sin mayor queja. Se parecían y distaban a la vez tanto el uno del otro, que a haces ella no entendía por qué se sorprendía de cómo podía llegar a sentirse cuando se juntaban. Se había pasado la vida jugando con fuego y no era la primera vez que se quemaba, tampoco era la primera vez que se equivocaba en sus decisiones, pero eso ya era algo que le costaba aún más de asumir.
Pensó que se quejaría o que apartaría su mano cuando le recolocó esos mechones anaranjados del flequillo, pero no, no ocurrió nada de aquello y una vez más como otras tantas la dejó hacer. Por eso sostenía que era bastante imperturbable, aunque por lista, acababa de llevar todo un golpe bajo.

Abrió la boca de tal manera que sus labios formaron un perfecto óvalo, toda una sorpresa para ella que no esperaba un reproche aunque por otra parte mereciera más de uno. Se quedó así hasta reparar en la forma en la que sonreía, o en esa especie de brillo en su ojos. A lo mejor veía más de lo que había, pero un millón de cosas se le volvieron a revolver en la boca del estómago. Al final optó por lo de siempre, manipular la situación, rió porque en realidad el comentario le había hecho gracia y le empujó un poco hombro con hombro como si no fueran más que dos buenos colegas. — Eso a sido todo un golpe bajo, sandía. — y era todo lo que podía decir, casi como el encogerse de hombros era su manera de disculparse, bien podía darse el pelirrojo con un canto en los dientes con que aquella frase para admitir que no le faltaba razón.
Había agradecido el cambio de tema, aquello de la secta parecía que les incomodaba a ambos, con razón un tema como ese incomodaría a la mayoría de la gente. Supuestamente defendían algo en lo que ambos creían, pero lo que no consentía ella por su parte era que la salpicaran en algo tan obviamente delictivo... Kirsten no era una santa, pero hacía bastantes obras y milagros con el fin de salir de Krovgerkh con un expediente limpio para entrar directa a un gran buffete de que abogados que acabara por ser un Dürren y asociados. Metas altas, como siempre.
Se rió, siempre le había gustado verle subido en uno de esos chismes aunque bromeara con que acabaría partiéndose más de un hueso. Miró sus zapatos de nuevo, para después terminar su calada al porro y ceder al pelirrojo el honor de rematarlo. — Yo voy de compras, es sorprendente lo hábil que soy en ello. — se burló, volviendo a reír a carcajadas aunque paró al tener la sensación de que se acababa lo bueno.

No quería que se consumiera el porro, porque Edik se levantaría y se iría de allí, ella no tendría el suficiente morro en este caso como para decirle que podía quedar algún día y tendría que volver a buscar el chocarse con el pelirrojo en una supuesta casualidad. Volvió a quedarse mirando el humo que se llevaba en a penas unos segundos el aire y soltó una de las mayores tonterías que había dicho en su vida — Si pudiera conocerte otra vez, lo haría al revés... te diría que sí el primer día y luego me hubiera dedicado a jugar... — no quería tener que explicar a qué se refería exactamente, tampoco es que fuera muy dada a esos ataques de sinceridad. Después negó con la cabeza y estuvo a punto de decirle que lo olvidara, pero lo dejó estar mientras era ella ahora quien colocaba un poco su fino pelo rubio que el viento se empeñaba en revolver.
code by *anna.


THERE IS NO RUNNING THAT CAN HIDE YOU
avatar
Kirsten O. Dürren

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 27/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Do you belive in second chances? | Edik.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.