Prologo



Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse mattis blandit justo, at aliquam ante semper luctus. Quisque eget magna ac urna tempus feugiat. Ut id nunc id ante ultricies mollis. Nunc dignissim nisi vel lacus imperdiet sagittis. Cras id quam ante. Vestibulum eu posuere libero. Proin ut dignissim nulla. Morbi nisl neque, hendrerit et ipsum ac, sollicitudin laoreet est. Donec nec est erat. Mauris est dolor, tempus ac varius ut, vehicula ac ante. Cras in tincidunt mauris. Aenean in est nisl. Etiam a mauris sed risus laoreet molestie. Vestibulum faucibus erat sit amet odio cursus fermentum. Mauris et quam ut est tincidunt pulvinar ornare volutpat ipsum. Sed molestie leo vel eros placerat, at convallis enim sollicitudin. Donec sed ultricies orci.



Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Reencuentro ║ Adam
Miér Jun 19, 2013 12:47 am por Amanda L. Dawson

» Stay for a while [ Svetlana ]
Lun Jun 10, 2013 2:39 pm por Lovisa Hellberg

» #Registro de PB
Dom Jun 09, 2013 4:22 pm por Liam Lébedev

» #Registro de Identidad
Dom Jun 09, 2013 4:19 pm por Liam Lébedev

» #Registro de Facultad y Carrera
Dom Jun 09, 2013 4:19 pm por Liam Lébedev

» #Registro de Fraternidad
Dom Jun 09, 2013 4:19 pm por Liam Lébedev

» ¡Pide Rol!
Dom Jun 09, 2013 9:15 am por Kirsten Dürren

» @AMPROCK°
Jue Jun 06, 2013 9:48 pm por Adam Phoenix

» Cerveza gratis [1-1]
Jue Jun 06, 2013 9:40 pm por Adam Phoenix

Administración



NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL

NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL

NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL

NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL



El tiempo




¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 38 el Vie Oct 28, 2016 11:46 am.
Créditos



Todos los derechos reservados bajo la propiedad de creative commons.
Historia y descripción de grupos a cargo de ALIDEY D. PAIKANOVA.
Skin & gráficos diseñados por LISSET I. PAIKANOVA.
PERSONAJES CANON CREADOS POR SASCHA E. NOLVAK.



Afiliados


Titulo aquí
I
II
III
IV
V
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse mattis blandit justo, at aliquam ante semper luctus. Quisque eget magna ac urna tempus feugiat. Ut id nunc id ante ultricies mollis. Nunc dignissim nisi vel lacus imperdiet sagittis. Cras id quam ante. Vestibulum eu posuere libero. Proin ut dignissim nulla. Morbi nisl neque, hendrerit et ipsum ac, sollicitudin laoreet est. Donec nec est erat. Mauris est dolor, tempus ac varius ut, vehicula ac ante. Cras in tincidunt mauris. Aenean in est nisl. Etiam a mauris sed risus laoreet molestie. Vestibulum faucibus erat sit amet odio cursus fermentum. Mauris et quam ut est tincidunt pulvinar ornare volutpat ipsum. Sed molestie leo vel eros placerat, at convallis enim sollicitudin. Donec sed ultricies orci. Etiam vehicula aliquam felis. Mauris congue consectetur est, ac lobortis dolor pharetra sed. Fusce mauris libero, ornare vel velit in, bibendum blandit tellus. Sed aliquam tellus id velit elementum scelerisque mollis sed elit. Morbi facilisis, arcu quis sollicitudin malesuada, velit libero elementum odio, eu molestie elit risus commodo sem. Vivamus commodo massa lorem, non ornare nibh porttitor ut. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. In hac habitasse platea dictumst. Morbi commodo id turpis a condimentum. Curabitur blandit sem erat, eget dapibus ligula mollis sit amet. Cras congue venenatis vulputate. Sed hendrerit venenatis tellus, ac elementum diam aliquam ac. Praesent non enim pulvinar, ullamcorper tellus quis, semper erat. Nunc scelerisque, nulla ac rutrum fringilla, justo libero condimentum tellus, nec tristique erat arcu a nulla. Sed congue aliquam turpis, vitae accumsan nisl tincidunt eu. Pellentesque in odio ut metus viverra elementum vel a est. Fusce id turpis purus.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse mattis blandit justo, at aliquam ante semper luctus. Quisque eget magna ac urna tempus feugiat. Ut id nunc id ante ultricies mollis. Nunc dignissim nisi vel lacus imperdiet sagittis. Cras id quam ante. Vestibulum eu posuere libero. Proin ut dignissim nulla. Morbi nisl neque, hendrerit et ipsum ac, sollicitudin laoreet est. Donec nec est erat. Mauris est dolor, tempus ac varius ut, vehicula ac ante. Cras in tincidunt mauris. Aenean in est nisl. Etiam a mauris sed risus laoreet molestie. Vestibulum faucibus erat sit amet odio cursus fermentum. Mauris et quam ut est tincidunt pulvinar ornare volutpat ipsum. Sed molestie leo vel eros placerat, at convallis enim sollicitudin. Donec sed ultricies orci. Etiam vehicula aliquam felis. Mauris congue consectetur est, ac lobortis dolor pharetra sed. Fusce mauris libero, ornare vel velit in, bibendum blandit tellus. Sed aliquam tellus id velit elementum scelerisque mollis sed elit. Morbi facilisis, arcu quis sollicitudin malesuada, velit libero elementum odio, eu molestie elit risus commodo sem. Vivamus commodo massa lorem, non ornare nibh porttitor ut. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. In hac habitasse platea dictumst. Morbi commodo id turpis a condimentum. Curabitur blandit sem erat, eget dapibus ligula mollis sit amet. Cras congue venenatis vulputate. Sed hendrerit venenatis tellus, ac elementum diam aliquam ac. Praesent non enim pulvinar, ullamcorper tellus quis, semper erat. Nunc scelerisque, nulla ac rutrum fringilla, justo libero condimentum tellus, nec tristique erat arcu a nulla. Sed congue aliquam turpis, vitae accumsan nisl tincidunt eu. Pellentesque in odio ut metus viverra elementum vel a est. Fusce id turpis purus.
Cabron 2
PREMIO
PREMIO
PREMIO
PREMIO
PREMIO
lalala
Aquí contenido de la pestaña 5

Causalidades de la vida [Lisset, privado] +21

Ir abajo

Causalidades de la vida [Lisset, privado] +21

Mensaje por David Serkin el Mar Mar 05, 2013 9:21 pm




Causalidades de la vida

Camerino
Lisset
Anochecer
Nota

Mi solo de guitarra cerró el pequeño espectáculo de la noche.

Fin del show, hora de una retirada rápida intentando no lidiar demasiado con los espectadores. No era mi día, necesitaba estar solo para calmarme un poco, mi mal humor estaba a tan solo un paso de salir al exterior. No iba a permitirlo. El resto de la banda se quedo socializando, y como de costumbre, aproveche para escaparme del pequeño grupo de gente presente en la cafetería. Buena música acompañada de un café caliente era una de las mejores opciones para terminar la tarde, sobre todo con el clima tan frio de Rusia.

En plano recorrido hacia el camerino, que en realidad era un salón detrás del escenario, recibí una pequeña felicitación del dueño del bar, la cual fue respondida por una humilde sonrisa. Era una costumbre oír esa clase de halagos, ya había perdido el encanto y su efecto. Me había convertido en un gran guitarrista, no tenía necesidad de seguir escuchando la verdad de otras bocas, estaba demasiado claro.

‘’Ojala pudiera escuchar algo diferente de vez en cuando’’, pensé al tiempo que abría la pequeña puerta de ma-dera.

Una rápida inspección luego de dar los primeros pasos al interior de la acogedora sala. Seré realista, pensé que sería una completa mugre, me había equivocado gracias a Dios. En una esquina yacía un pequeño sofá de cuero negro, bastante acogedor si tenía que describirlo con solo mirarlo. Fui directo hacia el dichoso sofá, tirándome sobre este. No me había equivocado, para ser pequeño era bastante acogedor, quizás adquiera uno para tener en mi habitación, otra de mis grandes ideas.

— Al fin solo… - Logre suspiras, recostándome en el pequeño sofá de cuero, dejando los pies sobre el suelo.




Última edición por David Serkin el Lun Mar 18, 2013 12:24 am, editado 4 veces



Spoiler:

avatar
David Serkin



Mensajes : 147
Fecha de inscripción : 22/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Causalidades de la vida [Lisset, privado] +21

Mensaje por Lisset I. Paikonóva el Miér Mar 06, 2013 12:31 am





Mientras caminaba hacia el bar en el cual se suponia que tocaria la banda de mi prima observe distraidamente el oscuro cielo estrellado que se cernia sobre mi cabeza y cerre, con mas brutalidad de la necesaria, las gruesas zolapas de mi abrigo para asi poder mantener el calor que emanaba de mi cuerpo por mayor tiempo y para tambien evitar morirme congelada en medio de la acera. Mis pasos poco a poco comenzaron a acelerarse, el frio se colaba entre mis prendas, helando mi piel y haciendo que mis blanquecinos dientes castañaran con violencia. Al girar la calle vislumbre a unos escasos metros el cartel luminoso que indicaba que acababa de llegar finalmente a mi destino y sin pensarlo siquiera dos veces me adentre en aquel lugar. Tras pagar la entrada y ser revisada por uno de los trabajadores de seguridad me abri paso entre la pequeña multitud que se habia formado de un momento para otro frente a mis ojos y me desplace hacia la zona que se encontraba mas cerca del escenario.

Al instante localice el cabello rojizo de mi querida prima y cuando volteo su expresivo rostro en mi direccion le hice señas para que me viera. Una vez satisfecha por haber logrado exitosamente mi cometido tome asiento e hice que mi vista vagueara por los miembros de la banda, todos estaban ocupados en alguna tarea, ultimando los ultimos detalles para que todo estuviera perfecto, nadie queria que un repentino inconveniente de sonido se hiciera presente y afectara el show que darian para todos los presentes. Minutos despues la musica comenzo a sonar, debia admitir que tocaban bien, especialmente David pero me obligue a mi misma a no prestarle demasiada atencion ya que si me atrapaba comiendomelo con la mirada su ego subiria varios escalones mas.

No puedo decir con exactitud cuanto tiempo estuvieron arriba del escenario haciendo de las suyas pero cuando la presentacion acabo todo el mundo empezo a apluadir y a felicitarlos a los gritos. Me mantuve al margen hasta que me asegure de que ninguna persona entorpeciera los cumplidos que le otorgaria a Sie. Hablamos largo y tendido pero luego se marcho a celebrar con sus amigos y me dejo sola, no es que me molestase..iba a sobrevivir pero me apetecia divertirme un poco antes de volver a las cuatro paredes de mi habitacion y por ese mismo motivo segui a Dave hasta el supuesto camerino que habian armado para los musicos y antes que la puerta se cerrara me cole en el interior y le brinde una de mis sonrisas mas amplias. -Ya me habia olvidado lo bueno que eres con las manos Serkin..- Murmure con cierta picardia entretanto me dejaba caer de lleno en el sofa que enfrentaba al suyo, lentamente me incline y acune mi ovalado rostro entre las palmas de mis manos. -¿Me tocas algo?-


CAMERINO
DAVID
ANOCHECER


avatar
Lisset I. Paikonóva

Mensajes : 296
Fecha de inscripción : 04/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Causalidades de la vida [Lisset, privado] +21

Mensaje por David Serkin el Miér Mar 06, 2013 1:38 am




Causalidades de la vida

Camerino
Lisset
Anochecer
Nota



Ni 5 minutos estuve a solas con mi soledad. No tuve tiempo para aspirar un poco de aire sin tener la sensación de estar atosigado por la presencia de otro ser humano cerca, y si, era consciente del pensamiento autista del momento. Infle mi torso, liberando todo el aire con un suspiro evidente, tanto que se escucho perfectamente, era una persona muy demostrativa con respecto a los gestos reacios, a ver si lograba alejar a los molestos. Pero claro, esta situación era diferente, mi molestia tenía nombre y un pasado. Lisset I. Paikonóva, una amante de la vida, dichosa morena que logro captar mi atención lo suficiente como para terminar entre mis sabanas, por llamarlo de cierta forma. Para peor, Lisset establecía un enlazo de sangre con la vocalista de mi banda, era común verla antes, durante y después de mis shows. Y claro, en privado tambien, si mis ganas tenían aquella finalidad.

Mis ojos vagaron por su entorno, pensé en ignorarla cuando sus palabras lograron que cambiara de opinión. Ante mi tenía un fácil acceso a un premio muy acogedor y agradable, sin mencionar que jugamos en contra del tiempo, cualquiera podía cruzar la puerta y romper con la magia y tensión del momento.

Curve los labios hacia un lado, formalizando una pobre sonrisa sínica.

— Tengo mis maneras de practicar, aun no pierdo el toque. – Respondí con un tono desinteresado, como dije antes, halagos como esos eran típicos de oir en las bocas ajenas, pero obviamente ahora tenía un doble sentido, bastante atrayente, sensual y atractivo.

¿Cómo negarme a dicha situación? Era un poco egoísta –Y masoquista- luchar con las emociones. De todas formas mi postura era siem-pre la misma, despreocupado por todo como si nada estuviera sucediendo, mantuve la mirada fija en sus ojos cafés conteniendo la necesidad de desviar la vista hacia sus labios, siempre tentadores y esperándome. Retome la postura con un pequeño esfuerzo. Logre sentarme en el sofá recostando la espalda en el respaldo. Una rápida lamida por mi labio inferior antes de soltar las palabras.

— Estoy cansado para hacerlo. Podrías comenzar tu, quizás logres convencerme. – Nuevamente sonreí de lado.






Spoiler:

avatar
David Serkin



Mensajes : 147
Fecha de inscripción : 22/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Causalidades de la vida [Lisset, privado] +21

Mensaje por Lisset I. Paikonóva el Miér Mar 06, 2013 5:22 pm






Cuando David se percato de mi presencia el ambiente se puso instantáneamente tenso pero como estaba muy acostumbrada a sentir esa rigidez no me costo un gran trabajo ignorarlo y hacer como si nada estuviera pasando; el no descubriría, al mirarme, lo mucho que me afectaba su cercanía ni sabría que cada vez que posaba sus perfectos ojos azules sobre mi figura me estremecía de pies a cabeza porque recordaba la manera tan fogosa con la que esas mismas pupilas claras me habían recorrido lentamente al revelarle mi cuerpo desnudo dentro de los confines de su habitación. "Mierda lis! no pienses en eso justamente ahora.." me dije, sin previo aviso, internamente y muy despacio cruce una de mis piernas sobre la otra, aquella acción provoco que dejara de acunarme el rostro con las palmas de mis manos y aunque la inquietud se había apoderado de cada una de mis extremidades no volví a moverme ya que no me apetecía delatarme. -Pues seria una verdadera lastima que lo perdieras, dejarías a unas cuantas fanáticas abandonadas, a la intemperie..- Acote al cabo de unos escasos segundos, mi voz adquirió un tono bastante irónico y también rayaba el humor ácido que solía aflorar cada vez que el y yo intercambiábamos palabras.

No comprendía de donde provenían mis ganas de provocarlo pero era divertido presenciar como sus rasgos se transformaban a causa del desagrado, sin embargo, mi otra mitad solo deseaba borrar su semblante serio y aburrido para intercambiarlo por uno mas alegre. Parecía hastiado de la vida, como si ninguna cosa tuviera el poder de llamar su atención y eso me hacia enfadar porque estaba desperdiciando una oportunidad que otros ni siquiera tenían. Apartando esas melodramáticas cavilaciones de mi mente me concentre otra vez en la conversación y el movimiento de su lengua sobre su labio inferior no paso desapercibido. -A estas alturas deberías saber que soy excelente a la hora de convencer David..-Exclame simulando desgano entretanto me ponía de pie y me encaminaba tranquilamente hacia el sofá en el que estaba sentado para posteriormente dejarme caer a su lado e inclinar mi cuerpo en su dirección, mi torso se pego a uno de sus costados y mi cálido aliento rozo su oído derecho al dejar salir de mis finos labios una nueva frase -Tengo una idea..y es muy muy buena, que tal si jugamos a algo y el que pierde le toca algo al otro, acabo de ver unas cartas de poker sobre uno de los mobiliarios. ¿Te atreves Serkin?, prometo no dejarte en ridículo..-

CAMERINO
DAVID
ANOCHECER

avatar
Lisset I. Paikonóva

Mensajes : 296
Fecha de inscripción : 04/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Causalidades de la vida [Lisset, privado] +21

Mensaje por David Serkin el Jue Mar 07, 2013 12:47 am




Causalidades de la vida

Camerino
Lisset
Anochecer
Nota


La sonrisa perfecta en sus labios era evidencia de su poca preocupación. Esa sonrisa casi se transforma en una risa burlona, como si David se preocupara por el bienestar de sus admiradoras, había que aceptarlo, David era muy insensible, se podía decir que no tenía a nadie tan cercano como para causar dolor en el joven ingles. Nada iba a quebrarlo, nadie podía mandarlo, su vida siempre fue así… Jamás tuvo intención de sentir afecto hacia alguien más, ni siquiera un algún familiar. Siempre había limites de por medio los que impedían despertar las sensaciones amorosas de Serkin. Meneo la cabeza hacia un lado, luego al otro, analizando a la chica que lo acompañaba, mejor dicho, la morena que invadía su espacio. Elevo la mano derecha hacia la barbilla, la cual rasco lentamente como si se tratara de una caricia.

Repentinamente, Lisset tomo la iniciativa que tanto fastidiaba a Serkin. ¿Por qué era tan impulsiva? Se preguntaba internamente el muchacho de cabellos oscuros tras sentir el calor, la presencia de la morena. Para dejar más tensa la situación, comenzó a susurrar palabras en el oído de David, nuevamente el joven se preguntaba lo mismo, el simple porque que tan complicado era de encontrar y comprender. Pasa horas meditando la respuesta sin conseguir el resultado deseado, era casi un calvario vivir así, sobre todo en los momentos donde la soledad era la mejor compañía.

— No conoces el arte de convencimiento y la influencia que tiene. – Hablo con repudio. ¿Quién sabia más de convencimiento que David? Cuando tenía las armas primordiales para lograr dicho efecto. Era casi imposible negarle algo.

Si había algo en contra de David, además de las actitudes desesperantes de su compañera, era la poca disposición para negar un reto, como en este caso. Tenía dos caminos, el fácil que consistía en retirarse tranquilamente a su habitación evitando mas confusiones y contradicciones; y por último el camino difícil ¿Por qué? La posibilidad de un fracaso era posible, y perder contra Lisset era algo que no iba a permitir. El orgullo pudo más que la razón, por tal motivo se levanto en busca de los naipes, las únicas armas para dejar al enemigo con la boca cerrada de una buena vez.

— Acepto. – Dijo retirando las cartas de la pequeña caja. — Si gano deberás retirar tu tapado, como prenda.

Era un osado y seguro, casi imprudente. Mantuvo fija la mirada en la señorita, siempre con las cartas en mano moviéndolas entre si para que fueran mezcladas correctamente, no deseaba un reto fácil pues será subestimarla demasiado, David esperaba una pelea limpia e interesante, digna de apreciar, y en caso de obtener lo contrario optaría por el camino fácil, una elegante retirada para sumergirse en algún libro policial. No espero una respuesta, ya la sabia de ante mano. Repartió las cartas correspondientes para cada uno, sin demasiada prisa pero si con una ansiedad imperceptible, debías estar en su piel para notarlo.

— Aumento la apuesta. – Rompió el silencio tras notas su mano, Serkin sonreía ampliamente con picardía, vistiendo a sus cartas como si fueran la mejor mano del mundo. — Si ganas retiro mi camisa.






Spoiler:

avatar
David Serkin



Mensajes : 147
Fecha de inscripción : 22/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Causalidades de la vida [Lisset, privado] +21

Mensaje por Lisset I. Paikonóva el Vie Mar 08, 2013 12:21 am






Un bufido para nada disimulado escapo de mis labios a causa de sus palabras, el pobre creia que si me hablaba bruscamente o destilaba repudio por cada uno de sus poros me echaria hacia atras luego de darle la razon pero estaba muy equivocado, no daria el brazo a torcer asi como asi y si remotamente algo de todo lo que habia balbuceado llegaba a contener una pizca de sentido comun tampoco se lo dejaria entrever porque causaria que se regodease en su pedestal. -Lo conozco, oh si que lo conozco y soy malditamente buena convenciendo o influenciando a los demas..¿sabes porque? te lo dire, porque ni siquiera se dan cuenta cuando acaban haciendo lo que yo quiero, son insignificantes marionetas que manejo a mi antojo y no se percatan de la identidad del titiritero- Comente en voz baja y suave mientras una de mis manos se atrevia a posarse sobre su clavicula para que las yemas de mis dedos recorrieran la diminuta porcion de piel que dejaba al descubierto.

Al tenerlo tan cerca cada vez que tomaba aire la oscura y apetitosa fragancia que emanaba de su cuerpo llenaba mis pulmones y me embriagaba, el simple hecho de que estuvieramos a escasos centimetros el uno del otro provocaba que unas extrañas reacciones invadieran todo mi sistema, las palmas de mis manos picaban tremendamente y sabia que lo unico que calmaria aquel cosquilleo seria mantenerlas ocupadas con alguna parte de su figura. Evite el contacto visual porque no queria seguir torturandome y me ordene a mi misma no volver a recorrer con mi mirada sus tentadores labios, los cuales parecian llamarme en silencio para que los probase.

Como era de esperar David se levanto y fue en busca de los naipes. "Y dice que no conozco el arte del convencimiento" Pense divertida y tuve que morder el interior de mis mejillas para esconder una nueva sonrisa cargada de malicia. Cuando el retiro la caja que las mantenia intactas me removi en el sofa, tomando una postura sumamente relajada sobre el mismo. Su propuesta no me tomo desprevenida, es mas, estaba esperando que sugiriera algo como eso. No hacia falta decir nada, mi semblante reflejaba a la perfeccion mi respuesta asi que cuando repartio las cartas las tome entre mis manos y me centre completamente en el juego. Daria lo mejor de mi y esperaba que la suerte estuviera a mi favor porque odiaba perder, incluso hasta en los juegos mas absurdos.

Observe los naipes que me tocaron y rapidamente la excitacion comenzo a correr por mis venas, era una excelente mano y por ese mismo motivo aumente la apuesta cuando me cedio el turno. -Aumento la apuesta- Ambos debiamos hacer un descarte o cambio de carta, era obligatorio asi que tome una sola del maso y luego coloque mis cinco cartas sobre la superficie de la mesada baja que se encontraba frente a mi -Poker, si tienes algo mejor es hora de que lo muestres vaquero sino vete quitando la camisa..-
CAMERINO
DAVID
ANOCHECER

avatar
Lisset I. Paikonóva

Mensajes : 296
Fecha de inscripción : 04/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Causalidades de la vida [Lisset, privado] +21

Mensaje por David Serkin el Vie Mar 08, 2013 2:56 am




Causalidades de la vida

Camerino
Lisset
Anochecer
Nota


La paciencia comenzaba a acabarse, David sentía que cualquier movimiento brusco lo haría reaccionar de mala manera. No lo deseaba pero si no tenía otra salida lo haría. El joven no se arrepentía de nada, ni tampoco sería la primera vez que aleja una pretendiente, es raro verlo coquetear o responder a algún gesto amoroso, para el esos juegos eran absurdos y estúpidos ¿Era tan complicado de entender para la población femenina? Siempre pensó que las damas buscaban lo mismo, enredarse en un placer carnal o buscar el amor de un inexistente caballero azul. Lástima, David estaba lejos de ser un caballero y de sentir amor hacia alguien. La reacción del chico hacia la caricia fue un simple bufido por lo bajo, paso por su mente soltar un insulto pero aguardo silencio, sorprendentemente no quería alejar a Lisset, mucho menos luego de a ver comenzado el juego de cartas, que por cierto no empezó de la mejor manera. Carta tras carta, su mano quedo en la nada ¿Cómo era posible? David se cuestionaba interiormente, intentando mostrar lo contrario. Su rostro simulaba tranquilidad, pero dentro de su cabeza las dudas comenzaron a surgir, junto con varias preguntas dubitativas

¿Vale la pena seguir? Obvio que si, jamás abandonaría, mucho menos si Lisset era mi rival.

Lucha tras lucha con su conciencia, David tuvo que resignarse a perder la primera mano de una manera muy humillante. Increíble pero cierto, la mano a derrotar era muy elevada. Protesto internamente, a medida que sus manos desasían el agarre de la camisa, botón por botón, sin parecer apurado, mucho menos preocupado. La primera batalla fue perdida, pero no así la guerra. Tras unos pocos segundos retiro de camisa oscura, dejando a su lado, perfectamente acomodada.

— Te toca repartir. – Fue lo único que dijo antes de tirar sus cartas como todo un buen perdedor.

Ahora bien, David tenía tiempo para meditar sus movimientos. Sabía que Lisset moriría por verlo con poca ropa, y que era la finalidad de su visita, pero ¿Cómo usar eso en su contra? Interrogo el joven en su mente. Era muy observador, por lo que prosiguió a admirar a la morena sentada junto a el, demasiado cerca. Su orgullo y las ganas de vencer estaban jugando en contra de David, ahora lo comprendía y estaba arrepentido de entrar en ese juego. Ya era muy tarde para salir, no dañaría su orgullo por nada del mundo, era demasiado obstinado y terco para aceptarlo en público pero la verdad era que deseaba estar en otro sitio y no a ver aceptado el estúpido juego. Relamió sus labios, nuevamente, aprovechando la distracción de la mujer para desviar la mirada a su tapado. Su mirada pareció penetrar la ropa ¿Qué buscaba? ¿Una mejor vista y torturarse a sí mismo? No fue un gran movimiento.

Precisamente, como si fuera un milagro, el chico logro desviar la atención a las nuevas cartas que formaban parte de su mano. Nada mal para comenzar pero significaba arriesgarse demasiado.

— Si gano me dejaras fumar. – David hablo de repente, mejor dicho, hablo su ansiedad y ganas de sentir el humo en su boca, esa sensación tan placentera.





Última edición por David Serkin el Vie Mar 08, 2013 3:25 am, editado 1 vez



Spoiler:

avatar
David Serkin



Mensajes : 147
Fecha de inscripción : 22/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Causalidades de la vida [Lisset, privado] +21

Mensaje por Lisset I. Paikonóva el Lun Mar 11, 2013 8:36 pm





Hace un par de minutos atrás una sonrisa cargada de suficiencia había aparecido en mi rosada boca al vislumbrar la expresión contrariada que había revelado su rostro cuando me había dado el lujo de mostrar mi mano ganadora con una excitación prácticamente palpable para ambos. Mientras David se deshacía de su camisa lentamente, de una manera que podía calificarse como verdaderamente tortuosa, las comisuras de mis labios aun se mantenían alzadas hacia arriba y dejaban entrever parte de mis blanquecinos y perfectos dientes. Poco a poco fue revelando su bronceada piel y los marcados músculos que cubrían todo su torso y a duras penas logre que mi semblante no reflejara mi sofoco ni lo malditamente caliente que era la imagen que estaba brindándome por haber perdido la primera apuesta de la partida.

Tragando compulsivamente para eliminar el horripilante nudo que se había formado en mi garganta deje de mirarlo como si fuera una parte del comestible menú y tome las cartas para, posteriormente, ponerme a barajar. Con una habilidad natural mis manos se movían pero jamas mis oscuras pupilas observaron la forma en que los naipes se situaban sobre otros, no era necesario ya que no era una principiante y ademas no me gustaba hacer ningún tipo de trampas, intuía internamente que tampoco necesitaría de ello porque mi buena racha duraría un poco mas antes de esfumarse, si es que se esfumaba claro.

Situé el pequeño mazo en el centro de la mesada para que hiciera un corte y cuando eso paso me limite a re-acomodarlo todo en su lugar para finalmente repartir y darle una continuación al juego. Esta vez me tome mi tiempo para estudiar mis cartas e incluso me bienaventure a analizar mis probabilidades, después de todo el azar estaba involucrado también.

-Hecho pero si yo gano.. tendrás que besarme y no acepto bajo ninguna circunstancia esos toques de labios mojigatos- Solté sin previo aviso y por segunda vez en la noche deje mis intenciones bien claras, si algo me caracterizaba bien era ser directa, ningún pelo habitaba mi lengua y tampoco le daba lugar a los rodeos, eso prefería dejárselo a los seres aburridos que no se atrevían a decir lo que realmente deseaban y mucho menos se animaban a luchar por ello.-Apuesto Serkin..-
CAMERINO
DAVID
ANOCHECER
avatar
Lisset I. Paikonóva

Mensajes : 296
Fecha de inscripción : 04/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Causalidades de la vida [Lisset, privado] +21

Mensaje por David Serkin el Lun Mar 11, 2013 11:55 pm




Causalidades de la vida

Camerino
Lisset
Anochecer
Nota

No tenía sentido apostar, las cartas no era muy buenas, ni siquiera estaban conectadas. La mano más terrible de la noche, y para empeorar, el joven acepto lo apuesta. Nuevamente dejo que el orgullo guiara sus acciones. El mismo error cometido dos veces en la misma noche, David comenzaba a comportarse como un idiota fácil de dominar. Se sentía terrible consigo mismo y ahora odiaba más a la morena. Sin embargo, su cara era inexpresiva, muchos se preguntaban ¿Cómo lograba ser tan cerrado? Era imposible detectar sentimientos en el chico basados en sus gestos. Siempre serio, con la mirada fija en un punto, callado y preparado para soltar un comentario sarcástico en el momento justo.

Como si eso no fuera suficiente, Lisset aumento la apuesta superando los límites que el mismo David odia romper. ¿Besarla? Significaba arriesgar la abstinencia luego de la noche de sabanas en aquel verano. Estúpidamente acepto, la idea era imponer miedo para que Lisset se fuera de la mano, sería como una péquela picardía del castaño. Pero no, sucedió todo lo contrario y lo peor que podía pasar. Como era de esperar la mano baja de Lisset fue necesaria para ganar el juego, las cartas que faltaban no harían magia y el joven David tuvo que retirarse mordiendo su lengua para no insultar a la suerte. La derrota se sintió más, por el simple hecho de tener que actuar bajo presión y realizar un movimiento arriesgado. De solo pensar que debía romper sus propios límites David enloquecía, un escalofrió recorrió la extremidad de su columna.

— Ven por tu premio. – Sonó retador, una pequeña falacia para ocultar las pocas ganas de cumplir aquel reto.

La cruel verdad era que si deseaba hacerlo, una muy pequeña parte dentro estaba ansiosa por sentir la calidez de esos tercios labios rojos. Dicha parte comenzó a tener protagonismo a medida que la distancia era menor. Pocos centímetros eran impedimento para fundirse en un beso fugaz aunque intenso, a petición de la dama allí presente. Sin saber bien porque, David relamió su labio inferior, tomo posesión de la mejilla derecha de Lisset para tomar las riendas y terminar con la tortura. La beso. Los segundos pasaron y ninguno pareció tener la fuerza de voluntad para terminarlo. Lo que si se disputaban eran las caricias torpes. David temía perder el control, y fue lo que sucedió al poco tiempo.

Inútilmente intento ir en contra de la corriente, perdiendo en el instante.

— Retira tu tapado. Ahora. – Ordeno cortando el beso y retomando la acción de inmediato.






Spoiler:

avatar
David Serkin



Mensajes : 147
Fecha de inscripción : 22/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Causalidades de la vida [Lisset, privado] +21

Mensaje por Lisset I. Paikonóva el Mar Mar 12, 2013 1:30 am






La elegante retirada de David logro que mi estado anímico subiera unos cuantos grados mas en la escala del buen humor, sin embargo, mi alegría no se debía únicamente al beso que obtendría en breve por haber ganado la apuesta..no, tenia que admitir que, a estas alturas de la madrugada, me divertía muchísimo la situación provocada mas que el juego en si; lo indefenso que se volvía al no poder vencerme durante dos manos seguidas me satisfacía demasiado por que, sin lugar a dudas, eso era una fuerte patada para su orgullo masculino y el había necesitado una urgentemente desde hace semanas.

Extrañamente no le eche en la cara que era malisimo para el poker, ni me burle de su mala suerte solo me quede total y absolutamente quieta en el mullido sofá de cuero negro que decoraba la habitación, a la espera de que se dignara a hacer su primer movimiento y se apropiara de mis labios. Dios.. deseaba tanto que su boca cubriera la mía y me hiciera olvidar de todo, incluido mi bendito nombre ya que Dave era jodidamente capaz, tenia ese don y aunque nunca le hubiera mencionado que hacia estragos en mi interior con tan solo mirarme supuse que estaba al tanto de ello y lo utilizaba en mi contra cuando le convenía.

"Justo como ahora" pensé en el instante en que me dijo que fuera por mi premio, el muy..bastardo sabia que no me negaría a acercarme y por ello mismo una gran parte de mi quiso darle una lección haciendo precisamente lo contrario, quiso negarse a complacer cada una de sus peticiones pero lamentablemente mi cuerpo reaccionaba a su voz y acabe situada a unos escasos centímetros de su cuerpo, con mi ovalado rostro frente al suyo, con mi respiración acariciando sus apetitosos labios cada vez que exhalaba y con mis ojos cafés bebiendo de su imagen como si se tratase de una persona sedienta en pleno desierto del Sahara.

Mi corazón martilleaba dentro de mi pecho a una velocidad alarmante y mi estomago estaba todo revuelto a causa de la expectación, la ansiedad y el nerviosismo que me invadía. "Por fin.." fue lo único que pude mustiar dentro de mi cabeza mientras una de sus manos se posaba delicadamente en mi mejilla derecha y acortaba las distancias que nos habían separado por tanto tiempo. Quizás fui yo la que cerro el ultimo espacio o tal vez el hizo todo el trabajo pero ¿que diablos importaba? nos estábamos besando y era perfecto. Con una paciencia que no sabia que poseía entreabrí mis labios para que su lengua se ahondara en la calidez y humedad que escondía las profundidades de mi boca, mis dientes pellizcaron su labio inferior una vez, dos veces antes de tirar del mismo para luego lamerlo.

El tiempo transcurrió y continuamos así, únicamente unidos por nuestras bocas, parecía que ninguno tenia la intención de acabar con la intimidad que se había creado, que ninguno quería dejar de saborear la dulzura que desprendía del otro pero el lo hizo minutos después para mandonearme. Al principio trate de oponerme pero un nuevo beso destructor me hizo cambiar de parecer.

Con dedos temblorosos saque a los botones del tapado de sus ojales y abrí la prenda para que se deslizara por mis hombros y mi espalda, quitarla de mis brazos no fue nada fácil porque no pretendía romper nuestro contacto. Cuando acabe me coloque encima de el y deje que mis manos vaguearan por su fornido pecho conforme mis labios atacaban la zona tierna y sensible de su cuello. -Necesito que me toques..-Balbucee en un momento dado y en voz baja, acariciando con mi hálito su oído, mis toques fueron incrementando la intensidad y descendiendo por su figura hasta que mi palma se topo con su entrepierna, como el pudor estaba descartado de la ecuación estimule aquella región y entrecerré mis parpados al sentir que su temperatura corporal iba en aumento, tal como la mía lo hacia.


CAMERINO
DAVID
ANOCHECER

avatar
Lisset I. Paikonóva

Mensajes : 296
Fecha de inscripción : 04/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Causalidades de la vida [Lisset, privado] +21

Mensaje por David Serkin el Jue Mar 14, 2013 5:02 pm




Causalidades de la vida

Camerino
Lisset
Anochecer

La disimulación se hizo débil con cada Segundo transcurrido. El control estaba comenzando a ceder, la lujuria tomaba el lugar como la principal motivación para cada movimiento entre ambos. Fue un error aceptar el resto, ese mismo error le estaba costando demasiado caro a David, quien no encontraba la serenidad para detenerse, su voluntad estaba en continuar con el beso, como lo estaba haciendo en ese momento. Sus labios iban en dirección a los labios ajenos, similar a la acción entre dos imanes, constantemente unidos por una fuerza externa. Una situación similar sufrían las manos del castaño, las mismas rondaban amenazando con irrumpir por debajo de la prenda que cubría el torso de Lisset. ¿Qué mantenían serenas las manos de David? Era un enigma.

Ese toque de improvisto tomo por sorpresa al castaño, quien solamente pudo liberar un suspiro leve y suave, casi inaudible para cualquier ser humano. Salvo para Lisset, quien estaba demasiado cerca siendo espectadora de lujo para los gestos del evidente placer de David. Impotente, con rabia y excitado, David despojo la fina camiseta color negra del cuerpo de Lisset. No fue una gran labor, la mujer también ponía lo suyo facilitando eficientemente el trabajo del castaño. Prosiguió por tomar posesión de las caderas de la morena, con fuerza provoco que ambos cuerpos quedaran unidos, piel a piel.

Como si fuera poco, tener contacto con su piel no era suficiente para David, necesitaba ir más lejos, sobre todo por la petición de Lisset. ¿Cómo negarse? Tenía acceso para hacer lo que quisiera con ella, dominarla y satisfacer los deseos del hombre.

Elevo las manos por su espalda, el único contacto eran las yemas de los dedos de David, las únicas que acariciaban lentamente la piel cálida de Lisset. El límite de las caricias termino cuando llegaron al broche del sostén, tan tentador y frágil. Basto unos simples segundos para dejar suelta la prenda y liberar sus senos sin problemas. Un nuevo rumbo tomaron las caricias, ahora concentradas en los dos perfectos pechos al descubierto.

— Olvide lo fogosa que eres. – Susurro él, desviando los labios hacia el punto más vulnerable de un ser humano, el cuello.

Mordisqueo la zona con fuerza, dejando marcas bastante visibles y una piel levemente enrojecida. Sonrió complacido por el resultado, sin detener ni un segundo los masajes constantes en sus pechos.






Spoiler:

avatar
David Serkin



Mensajes : 147
Fecha de inscripción : 22/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Causalidades de la vida [Lisset, privado] +21

Mensaje por Lisset I. Paikonóva el Lun Mar 18, 2013 12:17 am





Mi mente estaba sumamente obnubilada a causa del placer, era incapaz de pensar coherentemente y si existia algun motivo oculto, al cual debia aferrarme con uñas y dientes para no continuar con esto, no estaba prestandole ni una pizquita de mi atencion. Esta unicamente se centraba en David, en el delicioso calor de irradiaba su cuerpo cada vez que mis palmas se desplazaban por su piel y en su beso arrollador, capaz de arrebatarme el aliento con una facilidad que deberia considerarse ilegal en varios estados. De manera lenta y coordinada nuestras bocas se movian una sobre la otra tratando de saborear el interior aun mas, sin previo aviso, mis dientes tomaron una pequeña parte de carne de su labio inferior y tiraron de la misma, el escozor provocado fue borrado rapidamente por la punta de mi lengua.

Cada una de mis acciones tenian por objetivo primordial causar una respuesta en el, deseaba desarmar esa capa de hielo protectora que lo rodeaba las veinticuatro horas del dia, queria que ardiera en mis brazos, que dejara de lado todo sentido comun y se entregara, por completo, al deseo que corria velozmente por sus venas. El suave suspiro que emano de sus abundantes y sonrosados labios me indico, segundos mas tarde, que no estaba haciendo tan mal las cosas despues de todo y causo que una abalancha de renovado poder me carcomiera por dentro, adoraba ser la culpable de aquellos excitantes sonidos pero en un momento dado tuve que dejar de lado las caricias para ayudarlo a despojarme de mi propia camiseta negra, cuando mi torso quedo al descubierto sus fuertes manos se apropiaron de mis caderas y eso desencadeno que nuestros cuerpos quedaran finalmente unidos. Ligeros estremecimientos de extasis atravezaron a lo largo de mi columna vertebral y no pude evitar arquear mi espalda cuando sus dedos vaguearon habilmente por la misma, al quedar mis pechos al descubierto sus apetitosos labios trazaron un sendero caliente de besos sobre la piel extremadamente sencible de mi cuello y fue mi turno de suspirar mientras escuchaba sus palabras. -Entonces debere esforzarme mas para que no lo olvides esta vez..- Fue lo unico que pude exclamar ya que sus dientes se hundieron en la zona de mi cuello que estaba ofreciendole, practicamente, en bandeja de plata.

Mis manos se trasladaron nuevamente hacia su entrepierna, al instante ejerci cierta presion con una de mis palmas sobre el bulto que sobresalia de sus pantalones, haciendo mas evidente su estado de excitacion, conforme la otra mano se encargaba de desabrochar el boton y bajar el cierre que mantenia a salvo su ropa interior y los secretos que esta ocultaba.

Entrometi aquella mano dentro de su boxer y mis dedos rodearon su miembro para liberarlo y asi poder brindarle mi atencion sin ninguna barrera de por medio, solo piel con piel. Mientras la masturbacion se llevaba a cabo con suma parsimonia..mis pechos eran estimulados por sus manos, cada roce, incluso los mas pequeños, encendian cada una de mis terminaciones nerviosas y avivan aun mas mi libido. Prontamente mis pezones se endurecieron y comenzaron a cosquillear, debido a lo que sus diabolicas manos estaban haciendome anhelaba llevar las cosas a un siguiente nivel antes de sufrir una combustion espontanea. -Mm David..-Solte de repente, notando como la union entre mis muslos clamaba por algo de atencion pero no cualquiera, buscaba solo la que el podia darme


CAMERINO
DAVID
ANOCHECER

avatar
Lisset I. Paikonóva

Mensajes : 296
Fecha de inscripción : 04/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Causalidades de la vida [Lisset, privado] +21

Mensaje por David Serkin el Dom Mar 24, 2013 4:18 pm




Causalidades de la vida

Camerino
Lisset
Anochecer

Era demasiado tarde para decir basta. Mi cuerpo no respondía, la razón y cordura fueron opacadas por el placer carnal que lentamente iba apoderándose de mis acciones. A mi parecer, detenerse ahora sería un acto masoquista, una acción que no deseaba realizar por más de que estuviera consiente de las consecuencias. Lo que una vez fue un simple juego ahora se tornaba diferente. Sus besos, sus manos haciendo de mi lo que deseaban, sentir su calor desprenderse de su cuerpo, no había sentido una experiencia similar, es lo más cercano que puedo llegar a estar de una persona sin reproches y a gusto. Solo a su lado.

Suaves y evidentes caricias buscaban, con éxito rotundo, estimular a mi miembro. Este último no tardo en responder con una leve erección, apenas notable por estar cubierto por los jeans y, por supuesto, por la ropa interior. Dos capas que mantenían oculto mi miembro, aunque no sería por mucho tiempo. No deseaba tener tantos obstáculos, quería sentir el contacto pleno de sus caricias, notar cómo iba decayendo en su cuerpo. Detuve momentáneamente las atenciones en sus pechos para poder baja mi pantalón, lo que resulto más complicado de lo esperado. La ansiedad y excitación no eran de gran ayuda, mis manos estaban nerviosas y no coordinaban como lo deseaba. Frustrado, bufe por lo bajo, logrando a duras penas que mi pantalón quedara a un nivel propicio, a altura de mis tobillos. Solo restaba mi ropa interior, trabajo que deje para Lisset, quien sabía muy bien como y donde tocar. Era como si conociera mis más profundos deseos sexuales, ninguna otra mujer lograba ponerme a punto tan rápido. Eso me gustaba, ella era diferente en varios aspectos.

Jamás será una mujer más en mi vida.
Debía aceptarlo y guardarlo muy dentro de mí.

Retomando mis manías, centre nuevamente mi atención en sus pechos, ahora con mi boca usando la lengua para repasar el contorno de sus pezones. Besarla en aquella zona provoco mayor excitación en mi miembro, quien amenazaba con salir en cualquier momento. No solo proporcione de besos a Lisset, cada tanto alguna mordida suave y pequeña, seguida de una caricia con mi lengua.

Como si fuera poco, mis manos inquietas comenzaron a entrometerse en su intimidad. Primero con caricias en sus muslos llegando hasta tocar su trasero. Aquel toque llego a ser aburrido, por lo que lleve la diestra a su sexo. Estimular su clítoris fue el acto que borro toda cordura de mi mente. La humedad de la zona era evidencia de su excitación, de solo pensar que iba a entrar en ella me volvía loco, desquiciado.

— Quiero sentirte ahora. Hazlo – Susurre contra la piel de su pecho.

Jamás pensé que llegaría a suplicar sexo, y ahí me encontraba, sentado con Lisset sobre mi… A punto de entregarse y llenar la habitación de gemidos.







Spoiler:

avatar
David Serkin



Mensajes : 147
Fecha de inscripción : 22/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Causalidades de la vida [Lisset, privado] +21

Mensaje por Lisset I. Paikonóva el Dom Mar 24, 2013 11:25 pm





Constantes rafagas de calor aporreaban sin misericordia mi cuerpo, calentándome, sofocándome a niveles inesperados por el ser humano. Mi piel ardía y las ropas que cubrían mi delgada silueta eran un enorme estorbo que debía eliminar lo mas rápido posible porque hacerlo significaba aumentar el contacto, estar mas cerca de su marcado y fibroso cuerpo, de aquel cuerpo que provocaba que una avalancha de pensamientos lujuriosos aparecieran en mi mente con el único fin de atormentarme y excitarme hasta contraer la locura. Anhelaba profundamente que nuestras pieles se rozaran sin ninguna maldita tela de por medio, que los dos solo nos enredáramos sobre el mullido sofá como dios nos trajo al mundo mientras las fragancias que emanaban de nuestras figuras se mezclaban hasta formar una sola, quería beber de su aliento, de sus jadeos y de sus suaves suspiros, disfrutar de la manera en que sus palmas junto con sus hábiles dedos delineaban y le rendían culto a cada rincón de mi ser, especialmente a aquellas zonas erogenas que el conocía a la perfección.

Al vislumbrar que la simple tarea de hacer descender por sus piernas su pantalón le estaba llevando mas trabajo de la cuenta me apiade de el y lo ayude, cuando la prenda quedo atascada a la altura de sus tobillos hice que mis labios se trasladaran hacia su cuello, mis labios rozaron levemente la sensible piel que habitaba alli y luego mordí su hombro con un poco mas de la fuerza que era estrictamente necesaria. Lo que menos deseaba era hacerle daño pero al perder finalmente las riendas de mi control era una mujer guiada solamente por sus impulsos, por un placer carnal capaz de obnubilar hasta la mente mas sensata. Sin perder mas tiempo mis manos tomaron el borde elástico de su ropa interior e hicieron bajar la misma por sus muslos hasta que su miembro quedo al descubierto, alzándose casi en toda su gloria. Conteniendome a duras penas para no relamer mis labios ante la visión que me proporcionaba retome las lánguidas caricias sobre su sexo pero estas fueron aumentando de ritmo cuando sus labios se posaron en mis pechos, sentir la textura de su lengua cerca de mis pezones era una dulce tortura y literalmente me estaba muriendo por mas. Pequeños y roncos gemidos de gozo abandonaban mis labios mientras mi cuerpo se estremecía violentamente contra el ajeno. Había quedado posicionada entre sus piernas así que eventualmente fue normal que mi centro se frotara contra una de ellas, la presión comenzó a crecer y mi deseo se hacia mas notable con cada segundo transcurrido.

Separe mis labios para pedirle que me tomara de una vez por todas, no importaba donde, cualquier superficie plana..vertical u horizontal serviría pero nada salio, mejor dicho nada coherente salio de mi garganta. Intente centrarme en la masturbación que le estaba dando pero sus mordiscos y posteriormente lamidas me distraían. Gimiendo nuevamente logre que mi palma de moviera desde la base hasta el hinchado glande para estimularlo. Era excitante notar como iba endureciéndose alrededor de mi mano pero nada se comparaba con observar como su rostro se transformaba a causa del deseo y el placer que yo misma le infundía con mis acciones.

Abriéndose paso por mi pantalón y mas tarde por mi ropa interior sus dedos localizaron mi clítoris, aquello desencadeno en que un nuevo temblor se apoderara de mi sistema, mis caderas corcovear una vez, dos veces e inconscientemente hice que mi intimidad se restregara contra su mano diestra. No podía negarme a la suplica que oía en su voz y para ser franca tampoco quería frenar los acontecimientos porque lo necesitaba sobre mi, detrás de mi, también bajo mi cuerpo pero sobre todas las cosas dentro de mi porque solo así el dolor familiar entre mis muslos cesaría.

A regañadientes me aleje de su boca y aparte sus peligrosas manos de mi porque si continuaba tocándome de la forma en que lo hacia no duraría demasiado. -También quiero sentirte..-Balbucee en voz baja, me había costado horrores decir las palabras porque mi respiración era demasiado desigual. Bese sus pectorales, su abdomen de en sueño y muy lentamente recorrí su pelvis con mi boca pero en todo momento obvie su miembro. Breves minutos después mi lengua serpenteo tímidamente la delicada piel que cubría su masculinidad antes de albergarlo en las profundidades de mi boca para darle una pequeña succión.

CAMERINO
DAVID
ANOCHECER

avatar
Lisset I. Paikonóva

Mensajes : 296
Fecha de inscripción : 04/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Causalidades de la vida [Lisset, privado] +21

Mensaje por David Serkin el Mar Mar 26, 2013 12:24 pm




Causalidades de la vida

Camerino
Lisset
Anochecer

De un momento a otro quede desnudo frente a ella, nuevamente como aquella vez. Y lo peor, me estaba comenzando a agradar estar así con ella. El recorrido de sus manos logro centrarse en mi miembro, lo que era casi un hecho. No proteste ni negué sus atenciones. Busque, casi con desesperación, la manera de no demostrar mi excitación ni de liberar los gemidos, producto de la masturbación de Lisset hacia mí. La manera más factible y cercana de ocultar mi placer era continuar concentrado con sus senos, generando caricias más evidentes que pasaron a ser masajes con el correr de los segundos. Cada vez que sentía la mano de Lisset sobre la parte más sensible de mi miembro, mordía mi propio labio inferior, obligándome a no suspirar. Succionar sus pechos fue otra forma de no gemir ni emitir sonidos.

Era consciente de no poder permanecer así durante toda la noche, Lisset podía realizar cualquier movimiento que desataría el descontrol en mí. Lo que sucedió más adelante.

La estimulación en su clítoris termino más rápido de lo deseado ¿Por qué? Gracias a la nueva posición que Lisset tenía pensada. Incluso mis labios quedaron lejos de sus pechos, no tenía nada cerca para estimularla. Tener a Lisset a una distancia prudente, me hizo notar como mi pecho subía y bajaba por causa de mi respiración agitada. También sentía un calor, mucho calor, algo que en Rusia no había.

— Lisset… - Intente protestar pero era sin sentido, veía en los ojos marrones de la mujer lo decidida que estaba, incluso tenía una leve idea del placer que me esperaba.

Beso tras beso, el camino hacia mi punto más vulnerable fue acortado. Fue una bella tortura, y más bello fue sentir miles de sensaciones con el primer contacto de su lengua allá abajo. Gemí suavemente sin poder evitarlo. Inconscientemente mi cabeza quedo recostada hacia atrás, y mis ojos completamente cerrados. Lo siguiente que note fue un cálido calor. Otro gemido más fuerte que el anterior rompió el silencio, y se mezclo con los leves sonidos de respiración de ambos.

Regrese a la postura anterior, abriendo los ojos para observar el sexo oral. Una mujer nunca pudo desesperarme como lo estaba haciendo Lisset, había perdido el control de la situación y no me importaba.

El tiempo pasaba, y sentía que iba a explotar antes de tiempo. No iba a permitirlo. Mi miembro estaba erecto, listo para las penetraciones iniciales, las más dulces y placenteras. Mi espalda fue recorrida por una sensación extraña, simulando una corriente de electricidad suave… Tan suave que me agrado.

— ¿Me dejas hacerlo? – Pregunte, pero más que pregunta era una afirmación. Era mi hora para actuar, me sentía ansioso por probar su intimidad. — Voy a recorrer cada parte de ti






Spoiler:

avatar
David Serkin



Mensajes : 147
Fecha de inscripción : 22/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Causalidades de la vida [Lisset, privado] +21

Mensaje por Lisset I. Paikonóva el Sáb Mar 30, 2013 2:24 am






Mis labios se movían lentamente a lo largo de su longitud, recorriendola de arriba a abajo y viceversa mientras los suaves gemidos que emanaban, constantemente, de su apetitosa boca llenaban mis oídos como si se tratase de una armoniosa melodía, una capaz de engatusar a cualquier mujer sexualmente activa que tuviera el placer de escucharlo. Cada suspiro, cada jadeo ronco o pequeño gruñido emitido tocaba una fibra sensible en mi interior y me impulsaba a continuar, a querer brindarle el mayor placer de su vida para que nunca se olvidara de mi; anhelaba que mis atenciones se grabaran profundamente, no solo en su cuerpo sino también en su alma y a pesar de no ser la primera ni la ultima joven con la que se acostaría tenia la intensión de dejar alguna huella en su psique, mi propia marca personal para que cuando estuviera ausente recurriera inconscientemente a ella y me echara de menos como yo solía hacerlo cuando no estaba cerca de mi.

Sabia que era un comportamiento extremadamente egoísta de mi parte pero no podía callar a la irritante vocecilla que balbuceaba, dentro de mi confusa mente, mio mio MIO una y otra vez como un maldito disco rayado. No hacia falta ser muy inteligente para darse cuenta lo que planeaba llevar a cabo con todo esto, tenia como objetivo primordial volverlo inservible para las demás damas, que cuando otras manos femeninas osaran tocar algún rincón de su esplendido cuerpo el solo fuera capaz de rememorar y desear mi toque.

Abriendo mis parpados lentamente me encontré con su mirada verdosa observándome fijamente, mejor dicho observando los decadentes movimientos de mi cálida lengua y mis hinchados labios sobre su erección. Sus pupilas destellaban calor, fuego abrazador y una excitación que muy fácilmente igualaba la mía. Esto todavía no era suficiente y algo me decía que para el tampoco lo era, tenia que haber mas en juego para que por fin nos satisfacieramos, para que el hambre feroz que carcomía nuestros sistemas menguara hasta transformarse en una diminuta chispa.

Su miembro se deslizo fuera de mi boca y relamí mis labios a la vez que me colocaba sobre el, haciendo caso omiso a sus palabras, sin importar que tan tentadoras estas fueran. -Luego, te deseo ahora..mm no aguanto mas- admití en un tono áspero, desigual, un tono que dejaba muy en claro mi grado de excitación y conforme nuestras intimidades se rozaban poco a poco entrometí una de mis manos entre nosotros y rodee con mis dedos su masculinidad para guiarla hacia mi centro, el cual ya estaba húmedo, preparado para su dulce invasión.

CAMERINO
DAVID
ANOCHECER

avatar
Lisset I. Paikonóva

Mensajes : 296
Fecha de inscripción : 04/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Causalidades de la vida [Lisset, privado] +21

Mensaje por David Serkin el Jue Abr 11, 2013 12:33 am




Causalidades de la vida

Camerino
Lisset
Anochecer

El estimulo continuaba constantemente. La sensación creada por la acción del sexo oral era extraña y una mezcla de varias emociones. La sensación con mayor peso era, sin duda, el placer de sentir su lengua rozar toda la extensión de mí excitado miembro. Pocas veces experimente una sensación igual. Por otro lado, sentía cierta confusión ¿Por qué resultaba tan fácil para Lisset excitarme? No hacía nada del otro mundo, todo era normal salvo en el resultado, si me estaba excitando más de la cuenta, cosa que me ponía bastante incomodo y en desventaja.

Los minutos pasados fueron eternos y tentadores. Deseaba terminar y al mismo tiempo seguir con sus atenciones. Dos opciones opuestas, y que no podían cumplirse al mismo tiempo. Opte por cegarme y continuar suspirando a medida que las lamidas y succiones de Lisset se hacían más pronunciadas. Recargue, por completo, mi cabeza hacia atrás, teniendo como único punto de vista el techo del improvisado camerino. Cuando regrese la mirada, note como dejaba libre a mi miembro. Ese gesto llego a molestarme por unos breves instantes, ya que Lisset no perdió tiempo y se acomodo perfectamente sobre mi. Sonreí de lado, comprendiendo lo que estaba por suceder.

Tome el miembro, acomodando de manera tal para rozar la entrada de su sexo, solo resto que Lisset dejara caer su peso para iniciar el acto sexual en sí.

Me encontraba agitado, ansioso e impaciente. Todas esas emociones se calmaron cuando penetre a Lisset lentamente. Abrace su cintura, uniendo mis manos por detrás de su espalda descubierta. Acompañe su lento balanceo con movimientos de mis caderas. Disfrute los primeros momentos, donde solo predominaba la electricidad por cada penetración. Sin embargo, al poco tiempo resultaba insaciable, quería más de ella, no reconocía la parte que empezaba a salir a la luz. Aquella que solo velaba por sexo. Devore sus labios, buscando saciar el deseo penetrando su boca con la lengua. A pesar de la agradable sensación, y te continuar dentro de ella, estaba incomodo.

Lleve el peso de mi cuerpo hacia un lado, colocando a Lisset sobre el pequeño sofá, justo debajo de mí. La posición ideal para liderar las penetraciones a mi gusto. Mantuve mis movimientos de cadera, sin llegar a penetrarla, fue un simple roce constante entre ambos sexos. Nuevamente, lleve mis labios a los suyos, besándola con la misma pasión del beso anterior.

— ¿Me deseas tanto como yo a ti?. – Llegue a pronunciar entre cortos besos.





Spoiler:

avatar
David Serkin



Mensajes : 147
Fecha de inscripción : 22/02/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Causalidades de la vida [Lisset, privado] +21

Mensaje por Lisset I. Paikonóva el Sáb Abr 13, 2013 11:15 pm






Una explosión de puro calor recorrió toda mi figura cuando finalmente su miembro comenzó a deslizarse, poco a poco, dentro de mi húmeda intimidad. Intente relajar mi cuerpo, aceptando cada centímetro de su dulce invasión mientras de mi garganta salia un pequeño y ronco suspiro cargado de gozo. En ese preciso instante millones de sensaciones bombardeaban mi sistema al mismo tiempo, sin embargo, solo era capaz de notar el sube y baja de mi pecho con cada una de mis dificultosas respiraciones, el martilleo incesante de mi corazón y el modo en que me estremecía, de pies a cabeza, cada vez que su sexo volvía a abrirse paso en mi interior para rozar aquellas terminaciones nerviosas que estaban escondidas.

Sin previo aviso mis ojos cafés se encontraron con su mirada verdosa, el deseo y la lujuria que logre percibir cuando fijo sus hermosas pupilas en mi rostro me arrebato el aliento durante varios segundos. Esto era demasiado bueno para ser real pero aun así..sabia que no había sido presa de mis sueños porque ni siquiera utilizando mi gran imaginación podría llegar a recrear la deliciosa forma en que me tocaba ahora. Al David abrazar mi cintura nos acercamos aun mas y mis pechos se frotaron suavemente contra sus musculosos pectorales, rápidamente mis pezones se irguieron ante el contacto y volví a mover mis caderas para que la penetración fuera mas profunda que la anterior.

Cada uno de mis desplazamientos eran acompañados por una reacción suya y realmente adoraba que nos mantuviéramos en una perfecta sincronía, como si hubiéramos sido predestinados, como si hubiera sido creada solamente para disfrutar de su tórrida posesión. Acortando la distancia que existía entre su cincelada cara y la mía fui recompensada por el toque tierno pero insistente de sus labios, sin pensando los veces correspondí su demoledor beso, primero mordisquee su tentador labio inferior antes de hundir mi lengua en su boca para lamer cada tierno recoveco que habitaba allí. En un momento dado decidí apartarme para tomar una nueva bocanada de aire, el aprovecho la situación para dejarme caer sobre el sofá antes de cubrirme con cada milímetro de su esplendida y dura silueta. Trate de mantener mis parpados alzados para no perderme ni una maldita cosa pero no era una tarea fácil de llevar a cabo, mucho menos cuando se encargaba, con tanta eficacia, de provocarme con esos ligeros roces de su miembro contra mi parte mas necesitada.

Casi si darme cuenta mis manos se aferraron a sus trabajados hombros y al rato vaguearon por su amplia espalda, las yemas de mis dedos dibujaban formas sin sentido sobre su piel a la vez que gemía por sus atenciones sin una misera pizca de timidez, el ya sabia que lo deseaba así que..¿porque diablos contenerme?. -Si, mm..incluso mas..-Susurre cerca de su apetitosa boca y posteriormente participe activamente en el beso, derramando en este cada una de mis emociones.



CAMERINO
DAVID
ANOCHECER

avatar
Lisset I. Paikonóva

Mensajes : 296
Fecha de inscripción : 04/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Causalidades de la vida [Lisset, privado] +21

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.