Prologo



Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse mattis blandit justo, at aliquam ante semper luctus. Quisque eget magna ac urna tempus feugiat. Ut id nunc id ante ultricies mollis. Nunc dignissim nisi vel lacus imperdiet sagittis. Cras id quam ante. Vestibulum eu posuere libero. Proin ut dignissim nulla. Morbi nisl neque, hendrerit et ipsum ac, sollicitudin laoreet est. Donec nec est erat. Mauris est dolor, tempus ac varius ut, vehicula ac ante. Cras in tincidunt mauris. Aenean in est nisl. Etiam a mauris sed risus laoreet molestie. Vestibulum faucibus erat sit amet odio cursus fermentum. Mauris et quam ut est tincidunt pulvinar ornare volutpat ipsum. Sed molestie leo vel eros placerat, at convallis enim sollicitudin. Donec sed ultricies orci.



Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Reencuentro ║ Adam
Miér Jun 19, 2013 12:47 am por Amanda L. Dawson

» Stay for a while [ Svetlana ]
Lun Jun 10, 2013 2:39 pm por Lovisa Hellberg

» #Registro de PB
Dom Jun 09, 2013 4:22 pm por Liam Lébedev

» #Registro de Identidad
Dom Jun 09, 2013 4:19 pm por Liam Lébedev

» #Registro de Facultad y Carrera
Dom Jun 09, 2013 4:19 pm por Liam Lébedev

» #Registro de Fraternidad
Dom Jun 09, 2013 4:19 pm por Liam Lébedev

» ¡Pide Rol!
Dom Jun 09, 2013 9:15 am por Kirsten Dürren

» @AMPROCK°
Jue Jun 06, 2013 9:48 pm por Adam Phoenix

» Cerveza gratis [1-1]
Jue Jun 06, 2013 9:40 pm por Adam Phoenix

Administración



NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL

NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL

NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL

NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL



El tiempo




¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 38 el Vie Oct 28, 2016 11:46 am.
Créditos



Todos los derechos reservados bajo la propiedad de creative commons.
Historia y descripción de grupos a cargo de ALIDEY D. PAIKANOVA.
Skin & gráficos diseñados por LISSET I. PAIKANOVA.
PERSONAJES CANON CREADOS POR SASCHA E. NOLVAK.



Afiliados


Titulo aquí
I
II
III
IV
V
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse mattis blandit justo, at aliquam ante semper luctus. Quisque eget magna ac urna tempus feugiat. Ut id nunc id ante ultricies mollis. Nunc dignissim nisi vel lacus imperdiet sagittis. Cras id quam ante. Vestibulum eu posuere libero. Proin ut dignissim nulla. Morbi nisl neque, hendrerit et ipsum ac, sollicitudin laoreet est. Donec nec est erat. Mauris est dolor, tempus ac varius ut, vehicula ac ante. Cras in tincidunt mauris. Aenean in est nisl. Etiam a mauris sed risus laoreet molestie. Vestibulum faucibus erat sit amet odio cursus fermentum. Mauris et quam ut est tincidunt pulvinar ornare volutpat ipsum. Sed molestie leo vel eros placerat, at convallis enim sollicitudin. Donec sed ultricies orci. Etiam vehicula aliquam felis. Mauris congue consectetur est, ac lobortis dolor pharetra sed. Fusce mauris libero, ornare vel velit in, bibendum blandit tellus. Sed aliquam tellus id velit elementum scelerisque mollis sed elit. Morbi facilisis, arcu quis sollicitudin malesuada, velit libero elementum odio, eu molestie elit risus commodo sem. Vivamus commodo massa lorem, non ornare nibh porttitor ut. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. In hac habitasse platea dictumst. Morbi commodo id turpis a condimentum. Curabitur blandit sem erat, eget dapibus ligula mollis sit amet. Cras congue venenatis vulputate. Sed hendrerit venenatis tellus, ac elementum diam aliquam ac. Praesent non enim pulvinar, ullamcorper tellus quis, semper erat. Nunc scelerisque, nulla ac rutrum fringilla, justo libero condimentum tellus, nec tristique erat arcu a nulla. Sed congue aliquam turpis, vitae accumsan nisl tincidunt eu. Pellentesque in odio ut metus viverra elementum vel a est. Fusce id turpis purus.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse mattis blandit justo, at aliquam ante semper luctus. Quisque eget magna ac urna tempus feugiat. Ut id nunc id ante ultricies mollis. Nunc dignissim nisi vel lacus imperdiet sagittis. Cras id quam ante. Vestibulum eu posuere libero. Proin ut dignissim nulla. Morbi nisl neque, hendrerit et ipsum ac, sollicitudin laoreet est. Donec nec est erat. Mauris est dolor, tempus ac varius ut, vehicula ac ante. Cras in tincidunt mauris. Aenean in est nisl. Etiam a mauris sed risus laoreet molestie. Vestibulum faucibus erat sit amet odio cursus fermentum. Mauris et quam ut est tincidunt pulvinar ornare volutpat ipsum. Sed molestie leo vel eros placerat, at convallis enim sollicitudin. Donec sed ultricies orci. Etiam vehicula aliquam felis. Mauris congue consectetur est, ac lobortis dolor pharetra sed. Fusce mauris libero, ornare vel velit in, bibendum blandit tellus. Sed aliquam tellus id velit elementum scelerisque mollis sed elit. Morbi facilisis, arcu quis sollicitudin malesuada, velit libero elementum odio, eu molestie elit risus commodo sem. Vivamus commodo massa lorem, non ornare nibh porttitor ut. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. In hac habitasse platea dictumst. Morbi commodo id turpis a condimentum. Curabitur blandit sem erat, eget dapibus ligula mollis sit amet. Cras congue venenatis vulputate. Sed hendrerit venenatis tellus, ac elementum diam aliquam ac. Praesent non enim pulvinar, ullamcorper tellus quis, semper erat. Nunc scelerisque, nulla ac rutrum fringilla, justo libero condimentum tellus, nec tristique erat arcu a nulla. Sed congue aliquam turpis, vitae accumsan nisl tincidunt eu. Pellentesque in odio ut metus viverra elementum vel a est. Fusce id turpis purus.
Cabron 2
PREMIO
PREMIO
PREMIO
PREMIO
PREMIO
lalala
Aquí contenido de la pestaña 5

Se hunde como el Titanic /Milamores/

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Se hunde como el Titanic /Milamores/

Mensaje por Nicolás Henrik el Mar Abr 02, 2013 7:00 pm

Terminé el siguiente libro y lo puse sobre la pila de la mesa de noche. Me quité los anteojos y me acerqué hacia donde estaban las colecciones de insectos. Las bajé para colocarlas en una caja de cartón. Cuando era niño me gustaban tanto los bichos que tenía una habitación completa para hacer esta actividad. Mi hermana la odiaba pensaba que era cruel, mi padre pensó que me volvería científico. Pero todos tenemos etapas y esta se está quedando atrás. Ya no me apasiona como antes, me gusta, pero ya no quiero tener los insectos a la vista, hablé a la facultad de ciencias y vendrán a buscar esta caja en estos días. Sellé la caja con una cinta y miré la ventana. El panorama ahí era diferente, se veía nublado y parecía que llovería en cualquier momento. Al menos no tenía frío.

No tenía nada que hacer, no salía mucho entre semana y tampoco me reunía a las fiestas de mi fraternidad, siempre estaba encerrado. Salía solo por café o por algo de comer. Y a veces ni eso. En el ordenador empecé hacer algunas diapositivas para una tarea adelantada y fue que vi un video de hace mucho tiempo. Los que solía hacer para mi hermana. Pensé en una ocasión hacer un documental, abrí las entrevistas que le había hecho a los del equipo y sus palabras me hicieron llorar. En verdad estaba llorando y cada vez que veía eso no sabía si enojarme o matarme de un tiro. Luego cambié el video, Justine hablaba sobre las técnicas de danza, de cómo las personas se sentían libres cuando hacían esto y que ganarían la competencia que se aproximaba, que lo mejor era sentir la música y que los conocieran por su danza. Su equipo dio un alarido. La rutina era espectacular, los trajes elaborados por Cloe, la música de Toumas y me vi ahí en ese video en el equipo, todos estábamos ahí, bailando.

Tacaron la puerta. Y me puse de pie. En el fondo se escuchaba la mezcla que estaba en el ordenador. Abrí la puerta y me quedé sorprendido de ver quien había llegado.
—Hola. —No sabía que más decir así que solo abrí la puerta para que pase. Escuché el ordenador y me acerqué para cerrar la tapa. —¿Cómo estás? ¿En qué puedo ayudar?




Spoiler:


avatar
Nicolás Henrik

Mensajes : 249
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Se hunde como el Titanic /Milamores/

Mensaje por Mila A. Lébedev el Mar Abr 02, 2013 10:19 pm

Otra fiesta más en su fraternidad. Era partidaria de ellas ya que siempre se formaban mezclas un tanto extrañas entre los que vivían ahí y sus invitados. Las fiestas con artistas eran las mejores. Desde niña había estado metida en ese medio gracias a su madre. Era lo que era gracias o por desgracia, a esas noches que desde pequeña disfrutaba, que ahora era así. Hasta tarde se escondía detrás de una puerta a ver qué hacían. Terminaba por caer rendida en el suelo y amaneciendo al día siguiente en su cama junto a su madre. Pero esa noche no estaba de humor de estar en medio de un concierto improvisado ni de fumarse hasta la planta de la esquina. Esa noche quería algo mas “normal”. Últimamente estaba asociando esa palabra a una perdona. No tenia absolutamente nada de normal, pero para el ojo ajeno, el lo era y ella no. ¿Por qué no caerle de visita? Aun tenía su número de teléfono y una promesa de volver a juntarse ya que la última vez había terminado rápidamente gracias a su mala memoria.

De camino a la fraternidad de los niños correctos y estudiosos, pasó por una pizza y un pack de cervezas. Vendían ese tipo de cosas por todos lados ya que no había quien comiera peor y más grasa que un estudiante. Pidió una mitad napolitana y mitad vegetariana. No quiso arriesgarse a poner animales muertos en la comida de alguien que no lo hacía. Más que nada esa era una costumbre que la había adaptado gracias a una de sus hermanastras. Nunca se lo admitiría pero ella se encargaba de que su comida no tuviera carne cuando pedían todos juntos algo para comer.

No tardó mucho en llegar a dicha fraternidad, además apuró el paso para que no se enfriara la pizza. Ahí un tipo le abrió y la dejó pasar luego de usar sin problemas ya que le dijo sin ni un podo de vergüenza que era la novia de Nicolás. Esperaba que el no tuviera o estaba a punto de joderla. Pero no lo pensó y simplemente pasó y fue a su habitación. Sabia donde estaba ya que no hace mucho había estado ahí. Golpeó la puerta como pudo ya que tenía las manos ocupadas.

- Hola Nicolas Henrik- Dijo con una sonrisa analizando su rostro. Al parecer no había llegado en un buen momento. Aun así entro mirando su computador. Quizás estaba ocupado -¿Vine en mal momento?. Si quieres vuelvo otro día. Tengo la extraña manía de caer sin avisar. Solo… te traje algo para comer y una película media extraña que me recomendaron. Si quieres te dejo la pizza y la vemos cuando estés mas libre.




mono *-*:

Esto va a pasar con cada uno de tus cigarros
¬¬ Cada vez que jodas, mono


avatar
Mila A. Lébedev

Mensajes : 309
Fecha de inscripción : 05/03/2013
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Se hunde como el Titanic /Milamores/

Mensaje por Nicolás Henrik el Miér Abr 03, 2013 1:04 pm

Estaba mirándola con la caja de pizza y las cervezas, me acerqué ayudarle agarrar la caja. Cerré la puerta y puse seguro, lo menos que quería que alguno de mis compañeros viniese a fastidiar.
—No, no estaba haciendo nada… solo veía videos viejos—Al menos no me había visto llorar, cuando tocaron la puerta mi primera reacción fue secarme las lágrimas. No traía anteojos, seguramente tenía aspecto afligido. En la mesa de chucherías puse la pizza, tenía platos y todo lo que necesitaría según Julie Henrik para sobrevivir en un ataque zombie si me encontraba en mi habitación. También tenía una botella de vodka nueva con hojuelas de oro dentro. Solo me gustaba por el hecho que parecía de esos juguetes donde caía nieve —Es perfecto que hayas venido… ¿Cena a domicilio? ¿Cómo sabes que siempre tengo hambre?

En sus manos no vi ninguna película, tal vez la traía en la cartera. Tenía curiosidad de saber porque estaba aquí. Mila era una persona que me causaba curiosidad, pero a veces me hacía sentir como si no valiera lo suficiente como para estar con ella. Tal vez así hacía sentir a todos y era su escudo.
—¿Qué película es? … ahí está el bleuray lee cualquier cosa. ¿Quieres un vaso para tu cerveza? —Con el frío que hacía no era necesario mantener las cerezas en el refrigerador, aunque en la habitación estaba caliente como para andar sin camiseta y no tener nada de frío, las ventanas se empañaban por lo tibio y frío. Levanté la tapa y vi la pizza, saqué unas servilletas y unos platos. —¿Lo estoy haciendo bien o prefieres comer de la caja?




Spoiler:


avatar
Nicolás Henrik

Mensajes : 249
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Se hunde como el Titanic /Milamores/

Mensaje por Mila A. Lébedev el Jue Abr 04, 2013 1:20 pm

La rubia sonrió con más seguridad al tener su aprobación para quedarse. No quería imponer su presencia tampoco, eso no le gustaba. Además nadie rechazaba a alguien con una pizza y cervezas. Le entregó la pizza y aprovechó de dejar junto a esta las cervezas.

- Si tu lo dices- le dijo sin indagan mucho en el asunto. No iba a poner a interrogarlo, no estaba ahí para hacer una visita de médico y hacerle terapia, para soportar a alguien que se metía en asuntos que no le correspondían tenía a su psiquiatra. Ella estaba dispuesta a escucharlo pero no a sacarle con pistola en mano las respuestas. La rubia se puso a mirar su habitación, tal cual lo había hecho la ultima vez, notando un agradable cambio- Hey, ya no están tus bichos. Gracias a Dios, los detesté apenas los vi. – siguió de largo la pared ahora bacía y se sentó frente al escritorio donde estaba su computador que tenía un video que estaba corriendo. Se quedó mirando fijamente la pantalla aunque lo escuchaba a el.- Los flacos siempre tienen hambre. Tengo dos hermanastros que están siempre con un pedazo de comida en la boca, sin mencionar de sus amigos que hacen pasar susto a mi refrigerador.

Cuando se terminó el video miró a Nicolás junto a la pizza, seguro examinando si le gustaba lo que había pedido o no. Había olvidado por completo lo de la película. Se levantó y se sacó la chaqueta, el lugar se estaba volviendo muy caluroso y ella andaba con tanta ropa que parecía oso polar. Sacó la caja con la película del bolsillo interno de su chaqueta y luego la colgó del respaldo de la silla.

- Violines en el cielo. Es sobre un violinista que para ganarse la vida después de que lo echaron de su sinfónica va a su pueblo tala y consigue trabajo de…bueno, se dedica a preparar los cuerpos después que mueren con todas las tradiciones de Japón.- la rubia se levantó y fue directo a la Tv donde puso la película. No era fanática de la tecnología más que de su Ipod, pero se las arreglo- No necesito un vaso- murmuró concentrada en no parecer una abuela de 80 años tratando de entender un aparato nuevo. cuando finalmente le resultó se aplaudió a si misma riendo un poco. Se giró para ver a Nicolas y se acercó a él para tomar un plato y una servilleta- Esta bien, es tu casa son tus reglas. Creo que voy a comer una napolitana. La otra es vegetariana. No sabía que te gustaba- tomó un trozo de pisa y tomó una de las cervezas. Se sentó sobre su cama esperando que el tomara lo que gustara. –¿Tu hiciste el video que estaba viendo?- le preguntó dándole una mordida a la pizza y mirando la Tv que estaba comenzando a proyectar la película.




mono *-*:

Esto va a pasar con cada uno de tus cigarros
¬¬ Cada vez que jodas, mono


avatar
Mila A. Lébedev

Mensajes : 309
Fecha de inscripción : 05/03/2013
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Se hunde como el Titanic /Milamores/

Mensaje por Nicolás Henrik el Jue Abr 04, 2013 6:32 pm

Me quedé mirando cómo se movía en mi habitación. También escuché murmullos en el pasillo tal vez alguien se había pegado detrás de la puerta. Miré la pared donde estaban mi bichos.
—No, ya no más bichos — pateé levemente la caja que estaba en el suelo donde estaban— los doné a la facultad de ciencias, creo que ahí encontrarán ser más amados que aquí— sonreí a medias cuando dijo que los detestaba, a muchos les desagradaba. Miré que la imagen de la computadora y la detuve, se había congelado en una situación chistosa y algo comprometedora para mi. Volví a cerrar la tapa de la computadora.
—Es una película que me gusta — No tenía sofás ni nada de eso, así que tendríamos que sentarnos en la cama a ver la película. ¿Por qué me sentía raro por eso? Le pasé el bote de cerveza y una servilleta de tela, ¿Mi madre no puede ser normal? La observé en silencio mientras manoseaba el aparato reproductor y parecía tan metida en ello que me causó gracia. — Me gustan de las dos… las vegetarianos son mi padre y mi hermana, no yo…
Me senté a su lado con un pedazo de piza, plato y cerveza. Asentí a la pregunta.
—Una parte, hace tiempo cuando empezó mi hermana a juntar su equipo, muchos de ellos no tenían hogar, vivían en las calles, se drogaban ó se prostituían. Pero vieron en la danza una esperanza. Algunos se rehabilitaron, consiguieron trabajos y otros fueron contratados como coreógrafos. Lo que hacía era seguirlos, algunos los entrevisté cuando entraron y los grabé en su proceso, también los entrevisté cuando consiguieron algo bueno… el objetivo era hacer un documental. Pero lo abandoné. No seguí filmando más cuando todo se acabó.

Luego me quedé viendo la televisión, me metí un bocado a la boca para ver la película. Bebí un poco de cerveza. Casi nunca bebía cerveza. Esta costumbre era muy americana, cerveza y pizza.
—¿Tú cómo estás Mila? Estoy sorprendido que hayas venido a visitarme y me gustó ese detalle… de la película… la pizza y cerveza. —choqué mi bote con el de ella, la película comenzó.




Spoiler:


avatar
Nicolás Henrik

Mensajes : 249
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Se hunde como el Titanic /Milamores/

Mensaje por Mila A. Lébedev el Vie Abr 05, 2013 4:09 pm

Dejó pasar el asunto del computador. Era su habitación y a pesar de que ella en si fuera una completa invasión a todos los sentidos, no quería cruzar aquella línea delgada que siempre ponía para no penetrar en los lugares más dolorosos de la otra persona. Si entraba después no podía salir y la libertad era mucho más valorada que permanecer en la persona como el recuerdo de aquella chica que lo sabía todo sobre ellos. Se concentró más en el asunto de la película.

- Sabes, para ser hombre, estas muy preparado con servilletas y ese tipo de cosas. Mis hermanastros creo que con suerte tiene han usado alguna vez de papel- abrió la cerveza y le dio su sorbo, mirándolo con una sonrisa cuya intención era indescifrable. De pronto entendió el porqué de su cara al entrar. Estaba más que segura que estaba hablando de su hermana, aquella que había fallecido. Se quedó escuchándolo en silencio, solo el ruido de la película se interpuso sobre la voz de él. – ¿Es por eso que estabas un poco raro cuando llegué?

Su mirada se perdió en la pantalla de nuevo. Solo había visto algunas escenas de la película para ver de qué se trataba antes de aceptarla. Sus pies se movieron al ritmo de la música instrumental que comenzaba a sonar en la película, un tanto distraída. La música siempre la movía fuera en el lugar que fuera. Se giró a verlo cuando escucho su voz.

- Bien, como siempre. ¿Y tu como has estado? - sonrió dándole otra mordida a la pizza. No estaba mal, aunque últimamente se estaba volviendo su cena habitual. No había tenido tiempo para ir a casa y comer algo decente. – Bueno… digamos que me sentí un poco culpable por irme así la última vez. Y no podía llegar con las manos bacías. Además… tú me debes algo. – dijo moviendo un poco las cejas, probando su memoria. No sabía si recordaría su última conversación ya que fue hace mucho, pero ella le había pedido algo y el aunque no parecía muy convencido, había accedido… a medias.




mono *-*:

Esto va a pasar con cada uno de tus cigarros
¬¬ Cada vez que jodas, mono


avatar
Mila A. Lébedev

Mensajes : 309
Fecha de inscripción : 05/03/2013
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Se hunde como el Titanic /Milamores/

Mensaje por Nicolás Henrik el Vie Abr 05, 2013 5:36 pm

Me encogí de hombros, no podía hacer nada, mi madre era una invasora. Así que no sabía que hacer solo la complacía y ya.
—Agradécelo a Julie Henrik, por otro lado, también tengo mis problemas ya sabes… — no le iba a citar mis obsesiones, en las cuales ya estaba trabajando y tenía un avance según el Dr. Kozlov. Bebí un poco de cerveza, no era un arduo bebedor, pero sentaba bien con la pizza. —Si, creo… que era por eso. Gracias por visitarme. — Incluso ni siquiera mis hermanos se habían pasado, solo mi madre y eso me hacía más patético de lo que ya era.
—Porque no te quitas los zapatos para que estés más cómoda — yo estaba únicamente en calcetas y en pijamas de franela a cuadros y una camiseta. — Bien… creo. Socializando. He conocido a un par de personas… he ido a un club y a una fiesta en una fraternidad que no conocía. Creo que es lo normal por aquí. — y no me refería a mi fraternidad que no eran de hacer fiestas y todos se portaban exageradamente bien.
—¿Qué te debo? — No lo recordé de momento, miré la pantalla y habían partes graciosas que me hacían reír porque tenía un humor negro todo esto, la vida. Entonces fue que caí en cuenta de algo, de lo del dibujo como la mujer del Titanic. Aclaré mi garganta sintiendo como mis mejillas me delataban hasta las orejas— ¿de verdad?
Tenía que buscar una manera de alargar esto, me ponía más nervioso y más nervioso. ¿Qué iba hacer? Iba a verme como un tonto si le decía que no. No tenía nada de malo, una vez en clase de arte llevaron a una modelo, pero solo fui una vez y nunca regresé. No me gustaban las clases de arte. Por eso era mejor aprender en la calle. Conocía el cuerpo femenino, tenía una hermana que no le importaba que le mirasen, era una exhibicionista.
—Cuando termine la película te hago el retrato… — apenas pude decir y comí un pedazo de pizza. Lo dije de una manera profesional. —Me enseñarás a pintar los ipods más adelante? — No había comparación. De un desnudo a un dibujo abstracto para un portátil.




Spoiler:


avatar
Nicolás Henrik

Mensajes : 249
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Se hunde como el Titanic /Milamores/

Mensaje por Mila A. Lébedev el Sáb Abr 06, 2013 9:41 pm

No pudo evitar sonreír cuando mencionó a su madre. La suya era diferente. La dejaba volar libre pero con una correo invisible que ella no lograba ver aun. Al ser tan parecidas ella era la única que comprendía hasta la actitud más incomprensible de ella. De seguro la suya se preocupaba mucho por el, en especial luego de la muerte de su hermana. Ella no sabría qué sería de ella si uno de sus hermanos se le fuera arrebatado de sus manos. Se negó a pensar siquiera en la opción. Despejó su mente bebiendo un largo sorbo de cerveza.

- Lo sé y eso es lo que te hace especial- le dio un par de palmadas en el hombro, tratando de hacer un poco más liviano el tema. Se encogió de hombros con media sonrisa. Había caído de casualidad en el momento perfecto. Ella odiaba la soledad. Su mente la reprimía cada vez que se quedaba sola. La rubia también tenía sus problemas, claro, que ella nunca los diría en voz alta. Tenía hacia fuera una imagen de esta chica fuerte y que nadie la podía desarmar. No quería derribar esta imagen por nada del mundo. – No tienes que agradecer. Quiero estar aquí.

Automáticamente por su ofrecimiento, miró sus pies y luego los de él. Ella iba con unos botines marrón que la protegían del frío. Pasó el trozo de pizza que tenía en la boca y se levantó para quitárselos.

- Bien, pero no te rías de mis calcetines. Mi mamá insiste en hacerme cada detalle de la vida algo así como un cuento del doctor Seuss. – dejó la pizza a un lado y la cerveza y se quitó los botines, dejando ver sus calcetines para nada discretos. Se volvió a sentar a su lado subiendo ahora los pies a la cama.- Salúdalos, te están mirando- dijo moviendo sus dedos. Mordió con más ganas la pizza, quizás era porque el trozo se le estaba terminando.- Te lo has pasado mejor que yo, eh. De hecho, ahora mismo hay una fiesta en mi fraternidad. Quizás me estoy volviendo vieja y prefiera más las películas y la buena compañía

Se dedicó a ver la película. Era extraña, las vueltas que daba eran… un tanto bizarras. Un violinista terminando en un barrio más lejano para ser preparados de cuerpos. No fue hasta que el por fin capto la idea cuando lo miró. Quiso contener su risa pero no pudo. Estaba rojo. Desde las mejillas hasta sus orejas. La rubia se mordió la lengua para dejar de reír.

- De verdad. Te estoy haciendo sufrir en grande ¿eh?- lo miró con ese aire de misterio que siempre destilaban sus ojos verdes. Como si cada mirada que diera fuera con una mala intención- Debo confesar que estoy disfrutándolo. – volvió la mirada a la tv, sin quitar aquella sonrisa de malicia. Limpió sus labios con la servilleta luego de terminar su porción. No podía descifrar aun a la perfección a aquel hombre, pero si sabía que había algo dentro de él, algo parecido a la inocencia. Ya no quedan hombres como el. – Apuesto a que estas deseando que la película dure 5 horas.- rió nuevamente, mirándolo de reojo. – Claro, cuando quieras. Tengo las cosas en mi habitación así que te va a tocar visitarme un día de estos





mono *-*:

Esto va a pasar con cada uno de tus cigarros
¬¬ Cada vez que jodas, mono


avatar
Mila A. Lébedev

Mensajes : 309
Fecha de inscripción : 05/03/2013
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Se hunde como el Titanic /Milamores/

Mensaje por Nicolás Henrik el Dom Abr 07, 2013 2:02 am

Comí más pizza mientras veía la película, la había visto una vez hace bastante tiempo. Era graciosa y triste a momentos, pues lo difícil que era afrontar la vida no resultaba sencillo, más cuando tenías que hacer cosas para sobrevivir. Lo interesante de Mila era que ella sabía que estaba bien jodido de la cabeza y no le importaba. Eso me hacía sentirme más en confianza, solo esperaba que sea mutuo. A pesar que ella me dijo que ella cambiaba a los hombres como botellas descartables, tal vez aun le servía o tal vez aun me consideraba su amigo, me hizo sonreír.
Vi sus pies y solté una carcajada no mal intencionada, saludé a sus dedos gordo.
—Milaneso y Milanesa, buenas noches. Bienvenidos, están en su casa. —Empezó hablar de las fiestas y sentía que ese tema no me gustaba, siempre me sentía incómodo con las fiestas. La ultima que estuve todo mundo terminó mal, así que no pude hablar con nadie, bueno con un par de chicas que les llamaron la atención mis dibujos, pero estaba seguro que al día siguiente no se acordarían de nada. —Me gusta la buena compañía también Mila. Tú eres una buena compañía.
Después de que dijo lo que había dicho pensé mejor las cosas y no iba a escapar de lo que había prometido, era un profesional no?.
—Un poco, solo qué… — respiré profundamente— voy a ser sincero contigo, creo que no tiene nada de malo, aunque para algunos les parecerá ridículo. —El sonrió medio lado al escuchar que lo disfrutaba aunque el no lo disfrutaba mucho, pues se sentía algo reprimido y no sabía que hacer en una situación así— No es que no me gustes, al contrario, me gustas… y quiero hacer esto de pintarte desnuda, solo que nunca antes…— me aclaré la garganta— nunca antes lo he hecho… —No precisamente era mirar el cuerpo desnudo femenino, miles de veces había visto a sus hermanas, más que tenía una exhibicionista, la pornografía, pero una real, una que no sea tu hermana y o una película prohibida, jamás y eso me ponía muy nervioso. —No estoy deseando que pase de 5 horas… sino que entiendas que me pones malditamente nervioso, cumplo mis promesas… solo no te burles, por no tener experiencia en esto… solo es pintar no?— sentí que se calentó mi cara nuevamente y bebí más cerveza esperando que con eso se me quite lo apenado. Volví a la película, ya casi estaba en la cúspide, la pizza ya había extinguido igual que un par de botes de cerveza.
Me puse de pie y me fumé un cigarro y tuve que abrir la ventana, entró el aire frío a la habitación caliente.
—Seguro que iré a visitarte… —Levanté las caja y los platos sucios para dejarlos en la mesa. —¿Quieres probar vodka con oro?




Spoiler:


avatar
Nicolás Henrik

Mensajes : 249
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Se hunde como el Titanic /Milamores/

Mensaje por Mila A. Lébedev el Dom Abr 07, 2013 5:40 pm

- Son dos mujeres.- dijo siguiéndole la broma. No culpaba a su madre por querer seguir tratándola como una niña, era la menor de los tres. Y eso que las calcetas eran un grano de arena en comparación a otras cosas más extravagantes que ella había hecho por la rubia. No había persona en la tierra que encajara mejor con Mila que su madre. Se parecían bastante, aunque su madre era una versión más madura y estable de ella. si pudiera andaría con un cartel con la foto de ella colgando del cuello y anunciando que ella le había dado la vida. si mal no recordaba eso lo hiso en primaria por un par de semanas hasta que la obligaron a quitarse el cartelito de su cuello. Miró al joven en el pijama de abuelo y chocó nuevamente sus cervezas- Pues, salud por las buenas compañías- Bebió el resto de su cerveza y dejó sobe su mesita de noche la lata, la cual desentonaba entre tanto orden.

Ahora venia el tema complicado para él, pero maravillosamente divertido para ella. Le gustaba eso, poner nervioso a la gente. Disfrutaba viendo las emociones que podía causar en otros, odio, enojo, atracción, de todo. En el caso de el nerviosismo. Esta vez no lo podía esconder tanto como la última vez ya que estaba en un espacio más reducido y estaba a pocos minutos de posar sin ropa para él. No es que pudiera evadir mucho el tema. Lo miró atentamente esperado su respuesta. Dentro, muy dentro de ella, sentía una pisca de culpabilidad por estar presionándolo tanto, pero se le pasó rápido. Entrecerró los ojos cuando comenzó a irse por entre las ramas, enredaderas y espinas. ¿Todo eso por verla desnuda? No, algo más había ahí. Le prestó más atención de la normal en ella para poder captarlo.

¿Nunca antes has pintado a alguien desnudo? Pero eso es normal. No todos se van por ese estilo- dijo con extraña inocencia en ella. Vamos, que no era tan difícil. Piensa rubia, piensa. Paró en seco negando con la cabeza- Espera, ¿seguimos hablando de pinturas? Tengo la sensación que no. Anda se mas claro y explícate a tía Mila que quieres decir con eso. No quiero mal pensar lo que acabas de decir.

Sus ojos se fueron nuevamente a la película, la cual ya no le interesaba tanto como lo que él tenía que decirle. Era adorable verlo sufrir así. Como darle cafeína a un hámster

- No sigas diciendo que te pongo nervioso o voy a hacer más cosas para hacerlo. – dijo estirando su brazo y pasándolo por sobre los hombros de el, mirándolo luego a su rostro que no estaba tan lejos del suyo. La rubia se rió suavemente y lo dejó ir. Seguro terminaría echándola de ahí. – claro, es solo pintar… a una mujer desnuda. Aunque si quieres después podemos tener sexo salvaje sobre la pintura. Esa también es una opción- murmuró sin esconder su sonrisa de maldad, como si hubiera roto algo en la casa de su abuela. Lo miró andar por la habitación fumando como chimenea. Agradeció un poco de la brisa fría. Después de todo era rusa y el frío era como su mejor amigo. – Claro, que sea triple para ti. Así se te quita la cara de semáforo.





mono *-*:

Esto va a pasar con cada uno de tus cigarros
¬¬ Cada vez que jodas, mono


avatar
Mila A. Lébedev

Mensajes : 309
Fecha de inscripción : 05/03/2013
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Se hunde como el Titanic /Milamores/

Mensaje por Nicolás Henrik el Lun Abr 08, 2013 11:24 pm

Apagué el cigarro y me encontré de pie junto a la mesita de chucherías dejando lo que no servía en la papelera que sacaría después y poniendo un par de vasos en la mesa, para luego destapar el vodka.
—Triple para mi, ¿Me quieres emborrachar Mila? —Agité primero la botella, esta era una botella fina, se supone que era fuerte y no se sentía tanto el sabor. Del pequeño frigo saqué unos cubitos de hielo que parecían de juguete. Serví los vasos a la mitad cada uno.

—En una clase de arte, una vez un profesor nos hizo dibujar a una pareja— confesé, aunque creo haber dicho que no había tomado cursos, no contaba solo haber asistido a una clase nada más—He dibujado desnudos, pero no con presenciales. Cosas que salen de mi cabeza… —aclaré mi garganta y le pasé el vaso, yo me tomé un trago, el alcohol era fuerte pero no se sentía tan fuerte en este momento, tosí un poco—¿Qué pensaste que acabo de decir?
Esto estaba tomando un rumbo extraño, era algo que no sabía cómo explicar. La película solo pasaba y las letras del final estaban casi a punto de salir.
—No lo hagas por favor o no seré responsable de mis acciones— dije tomando asiento de nuevo, la miré de reojo, respiré un poco menos nervioso. Su brazo sobre mi hombro fue esa especie de contacto que te quema. Pensaba en sexo y aunque a veces evitaba pensarlo no podía, menos ahora que tenía a alguien tan cerca. —No… sexo no. — me atraganté con mi bebida sintiendo el calor en la cara, cuello y orejas. Demonios ¿Cómo podría decirlo sin que ella se ponga pesada? —Nunca he tenido sexo… — me sentí como un idiota retrasado— He salido con algunas chicas, tu sabes y no se ha dado el momento — se dieron momentos, pero no creía que fuese verdad, se me cortaba la respiración y me iba corriendo — Puedes seguir torturándome, pero te dije que no soy responsable de mis acciones... — sonreí ahora divertido. Pues esperaba que ella saliera con alguna broma o al menos entendiera lo que decía. Sentía confianza con ella esperaba no haber estropeado esto, quería que al menos fuéramos amigos. Aunque ella cuando me vea en la calle, diga que no me conoce.




Spoiler:


avatar
Nicolás Henrik

Mensajes : 249
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Se hunde como el Titanic /Milamores/

Mensaje por Mila A. Lébedev el Jue Abr 11, 2013 9:31 pm

Se quedó mirando la curiosa botella y como le servía una copa a cada uno. El necesitaba el alcohol más que ella o terminaría haciendo las líneas del dibujo chuecas o quizás ni la miraría. Si no disfrutara haciéndolo sufrir un poco, ya hubiera retirado la oferta del dibujo, pero un poco de nerviosismo no lo mataría.

-Sí, quiero emborracharte. – dijo con clara insana diversión en su voz. Se acomodó para poder ver mejor como servía los vasos. Tomó el suyo cuando se lo ofreció y tomó solo un pequeño sorbo para tantear el sabor. No estaba para nada mal. Tenía un pequeño toque adicional que el Vodka normal. Otro sorbo más le vino a ese sin dejar de escuchar lo que decía. Tenía una enorme, ENORME duda y el, solo el podía aclararla. No quería sacar conclusiones erróneas. Asintió un par de veces, aunque estaba comenzando a pensar que estaba dándole más de una vuelta al asunto para no llevar al punto en si.- Pues… pensé que me intentabas decir que eres… ya sabes, virgen.

Se quedó mirando al hombre sin quitarse los ojos de encima ni para ver la película. A veces las acciones decían más que las palabras. Levantó las cejas al escuchar su advertencia. Se estaba condenando solo y ella nunca dejaba pasar una oportunidad así.

- ¿Y cuales serian tus acciones si sigo provocándote?- dijo pasando su mano desde su hombro hasta su nuca, haciendo pequeños círculos con sus dedos en esa zona. Soltó una carcajada por sus palabras- Joder, lo dices como si te diera asco pensar en sexo conmigo- su mano y sus provocaciones cesaron apenas escuchó la confirmación de sus sospechas. ¿Era… era virgen? Le costaba creerlo ya que él no estaba tan mal después de todo, además a las mujeres tendían a gustarles hombres más inocentes y en aparentaba serlo. – Dios, eres como un unicornio.- fue lo único que dijo dándole luego otro sorbo al vaso. -¿Nunca te viste tentado? Digo, a veces el sexo es solo sexo y no existe un momento adecuado, solo… la oportunidad. – preguntó girándose sobre la cama para quedar de frente a él. Le sonrió divertida. Aun no podía creérselo del todo, pero eso explicaba muchas cosas. – Mira, aun puedes decirme que no al dibujo si te sientes incomodo. Puedes simplemente dibujar mi cara o una mano. – rió negando. – Aunque me gusta llevar a la gente al extremo, me caes bien y no quiero… romperte.




mono *-*:

Esto va a pasar con cada uno de tus cigarros
¬¬ Cada vez que jodas, mono


avatar
Mila A. Lébedev

Mensajes : 309
Fecha de inscripción : 05/03/2013
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Se hunde como el Titanic /Milamores/

Mensaje por Nicolás Henrik el Vie Abr 12, 2013 1:53 am

—Para emborracharme tendré que beberme toda esa botella y tal vez un poco más…—murmuré dando un sorbo a mi vaso sin prestarle atención a la televisión. Me reí por la manera que lo dijo. — Si le puedes llamar así…

No respondí ante las acciones. Era mejor esperar, me ponía nervioso porque ella me gustaba, pero no me gustaba el hecho de lo que me había dicho una vez. Cuando las personas me dejan de servir las desecho. Es estúpido pensar en ser el desecho de alguien. Eres como la grasa que no quieren las señoras ricachonas, se la sacan y la tiran a un bote de basura, solo para sentirse bien y verse bien. Era mezquino y egoísta. Cuando uno estaba jodido de la cabeza solo algunas soluciones podían ayudar. Dejé el vaso, el alcohol para mi no era una solución. Me separé un poco cuando sus dedos en mi nuca me hicieron estremecer. La miré con seriedad, pues para mi esto no era un juego.
—¿Crees que estoy jugando?—suspiré observándola, no traía los anteojos y solo me jalé el pelo con un poco de impaciencia— Mila… Tuve oportunidades, solo que no quise. A veces pensé que todo iba perfecto, pero no era así. Cuando se presentó el momento simplemente entré en pánico, porque no podía creer que estuviese pasando. En otra ocasión me dijeron que no, solo me detuve y ya, no insistí. —Son de esas ocasiones que te dicen no, pero significa sí, pero yo seguí con el no y no quise presionar ni nada. —Soy un hombre y tengo... deseos como cualquier otro de mi edad… no soy de palo. — Mis ojos se quedaron mirando los suyos, tenía un color de ojos muy bonitos y me pregunté qué era lo que estaba pensando porque tenía una sonrisa muy picara— No es eso, solo… ¿Te gusta que te lo repita verdad? No le temo al cuerpo humano, ni al nudismo ni nada de eso, es normal tener miedo, sentirse nervioso supongo. Solo que nunca me había pasado con alguna chica que me gustara mucho. —me quedé en silencio esperando que entendiera lo que le estaba diciendo porque para mi esto era más que un avance según el Dr. Kozlov— No puedes romperme más de lo que ya estoy Mila. Nadie es inocente. Es normal masturbarse y tener pensamientos lujuriosos. ¿Por no tener contacto físico con otra persona te hace virginal? Es un acto que suele ser más que eso. No es placer y ya… no para mi. No quiero terminar siendo de esos tipos que tienen sexo sin sentido y luego andan paseándose por la vida miserables y vacíos.

Tomé mi vaso y bebí todo de golpe. Caminé hasta una estantería y saqué un sketch book de 50 x 90cm. También una caja de carbones, miré la televisión y la apagué.
—Quieres el dibujo, bien. Desnúdate.




Spoiler:


avatar
Nicolás Henrik

Mensajes : 249
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Se hunde como el Titanic /Milamores/

Mensaje por Mila A. Lébedev el Vie Abr 12, 2013 10:41 pm

Si, la rubia era una completa invasión. Buena o mala, lo era. Podía llevarte a los extremos más inexplicados y ella iría contigo para seguir presionando. Nunca pasaba desapercibida, cosa de la cual abusaba en sobre manera. El estaba teniendo unas cuantas cucharadas de más de eso. Podía terminar aburriéndose de ella o queriendo más, eran muchas las fichas puestas para la primera opción, pero con ella los puntos medios no existían. Era una diversión insana por destrozar a los demás y tomar los pedacitos para ella. Estaba comenzando a ver como su personalidad sofocante actuaba en el. Sonrió mordiéndose el labio inferior para que la curvatura de sus labios no fuera más grande. Su seriedad le causaba gracia, pero no quería reírse de él en su cara ya que esa no era su intención.

- No, no creo que estés jugando, pero yo si lo hago.- dijo bebiendo un largo sorbo. Iba a necesitar más para ponerse seria como él quería o el iba a necesitar un par de botellas para dejar de tomarse tan enserio a sí mismo. – No me hables como si fuera una niña de 5 años. Gracias. – murmuró mirando el interior de su vaso. Tampoco era para que se pusiera a regañarla y a tratarla como si se hubiera comido toda su paciencia. Podía ser insoportable pero si no le gustaba su presencia podía pedirle que se fuera. Además ella era tan voluble que cualquier cosa le cambiaba el ánimo rápidamente, el ya sabía eso. – Lo sé, Nicolás, lamento haberte presionado con el tema, vale. – dijo con real arrepentimiento, cosa que no pasaba seguido. Si, si, siempre jugaba con fuego, pero nunca se quemaba, esta vez sí se había quemado un poco más manos. Esta vez le tocó a ella quedarse callada. Él la había callado con sus palabras. Era una insoportable y el aun así decía que le gustaba. Algo andaba mal con él y con ella. – Entiendo. Solo… me gusta presionarte y obtener esto- soltó un suspiro y bebió lo que quedaba de su vaso. sus ojos se abrieron con plato cuando empezó a darle otro sermón. Ya había captado, bien, el no era superficial, bla, bla. ¿eso la convertía en ella una básica y bacía que andaba por la vida teniendo sexo y después sintiéndose miserable? – No quiero romperte… bueno si, pero no de la manera que crees. Tampoco te estoy diciendo que seas igual de vano como al parecer tu descripción me deja a mí. como sea, si, solo… ya capté. ¿Feliz? No has tenido sexo pero no eres un santo.

Cerró su boca sintiéndose mal. Quizás era el vodka o las palabras de él. Bien, como decía su madre, si vas a ser de una cierta manera con la gente, tienes que estar dispuesto a que ellos en algún momento te van a tratar de la misma manera. Odiaba ser la otra cara de la moneda. Alzó la mirada cuando sintió que el comenzaba a moverse. Tuvo que parpadear varias veces para captar sus palabras. No pudieron venir en peor momento. Le hiso sentir como si ella fuera una provocadora que solo quería sacarse la ropa por gusto.

- Si vas a comportarte como un idiota, mejor dejamos el dibujo para otro día. – dijo parándose rápidamente y tomando sus zapatos. Ni se los puso y caminó hacia la salida de su habitación, abriendo la puerta en camino a la salida. Ni siquiera le dio tiempo a tomar su chaqueta, solo quería no mirarlo. No le gustaba sentirse como si fuera una puta mendigando atención en una esquina y él lo había logrado con una simple frase.





mono *-*:

Esto va a pasar con cada uno de tus cigarros
¬¬ Cada vez que jodas, mono


avatar
Mila A. Lébedev

Mensajes : 309
Fecha de inscripción : 05/03/2013
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Se hunde como el Titanic /Milamores/

Mensaje por Nicolás Henrik el Sáb Abr 13, 2013 1:22 am

Mi cabeza empezó a procesar sus palabras, mis palabras y todo se había vuelto un revoltijo vomitivo que me revolvió el estómago. No sabía qué hacer y no me arrepentí de haberle dicho lo que dije, aunque me sentí como un verdadero idiota, porque no quería tratarla así. Pero sabía que ella trataba a la gente mal y dejaba que la trataran peor. No era nadie para juzgar, no debía seguir pensando de esta manera y todo esto estaba mal.
—Espera Mila—Le dije cuando ella se levantó de la cama, había entendido, sus ojos podían decirme más cosas que sus palabras y empezó a irse, y sin zapatos salí de mi habitación sintiendo el frío cabronamente, porque estaba ella ya en la puerta de la casa, algunos nos miraban extraño. Sabía que estaba furiosa, así que la tomé de los hombros dándole la vuelta y la abracé de espaldas pero después la cargué sobre mi hombro para regresarla a la habitación, la agarré con mucha fuerza para que no se vaya escapar y resistí a cualquier embestida que me fuese a dar — Aun no hemos terminado de hablar Mila… —El frío era calcinante, porque en realidad quemaba hasta la medula. Aunque sé que estaba muy molesta no me importó la volví a la habitación y cerré con llave, metiendo la llave a uno de mis bolsillos, la bajé. Apoyándola junto a la puerta:
—Aun no terminamos de hablar—Le dije mientras le miraba a los ojos— Lo siento — lo dije sinceramente y la besé. Fue un beso suave y cuidadoso, sus labios eran fríos por el golpe que nos azotó la calle. La tomé por la cintura y estaba preparado para cualquier cosa, me había topado en la vida con muchas mujeres que se vivían sufriendo y tirando mierda. Sabía que en el fondo, lo que buscaban eran ser amadas de verdad. Tratadas con respeto, no entendía cuál era su problema y me desgastaba pensando que no podía salvar a todo el mundo. También me pregunté si podía salvarla a ella. Me separé de ella y le tomé la mano para darle un beso en el dorso — No te vayas todavía, deja que te pinte una mano.




Spoiler:


avatar
Nicolás Henrik

Mensajes : 249
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Se hunde como el Titanic /Milamores/

Mensaje por Mila A. Lébedev el Lun Abr 15, 2013 7:25 pm

¿Impulsiva, ella? Claro, siempre y a cada segundo. No le gustaba algo, se largaba, comenzaba a gustarle mucho alguien, también se largaba. Era un manojo de contradicciones. No podía soportar la soledad pero tampoco naufragar en una sola isla. ¿Qué la había sacado de ahí? Un cumulo de cosas, en especial la culpa. No le gustaba ese sentimiento, razón por la cual solía salir corriendo de todos lados. No escuchó sus palabras, no era dueña de su cuerpo por lo que aunque quisiera necesitaba salir de ahí. Sin zapatos, sin chaqueta, pero fuera. De un momento a otro todo de volvió un poco confuso. El la detuvo y aunque ella quería decirle que mejor la dejara ir, el se le adelantó, cargándola en su hombro.

- Hey que haces, no soy un saco de papas- le gritó sin creérselo aun, pataleando un poco para bajarse. – No tengo nada más que decirte- le imputó mirando todo patas para arriba. Pudo ver que captaron la atención de varios de la casa, pero ninguno se digno a ayudarla. Siguió moviéndose hasta que para su sorpresa sintió como el cerraba la puerta con llave y luego la bajaba. Sacudió un poco la cabeza apurando a su cuerpo para que la sangre bajara rápido de su rostro. Puso una mano en la puerta para no caer ya que el cambio de posición la había mareado. – Claro que no hemos terminado de hablar, me acabas de secuestrar- dijo parpadeando aturdida. ¿Cómo a alguien que parecía más tranquilo que una fotografía se le ocurrían hacer esas cosas? Bueno, al parecer lo había subestimado.

Negó con la cabeza, queriendo contraatacar sus disculpas, pero los labios del joven callaron cualquier palabra. La suavidad del beso la aturdió a tal modo que solo se dejó guiar por él, confiando como si estuviera en una habitación a oscuras y el la guiara hasta la salida. No pudo ignorar el calor que generaron sus labios en los de ella luego de la bofetada de frio. Su cuerpo se relajó, apoyando sus manos en sus hombros. De a poco se le estaban quitando las ganas de jugar con él, de verlo como una futura víctima. Por eso se debería haber largado. Nunca se debía encariñar con quien ibas a hacer sufrir. Pero él le estaba dando razones para hacerlo pasar a esa escasa lista de personas a las cuales quería conservar. Suspiró al sentir la lejanía de sus labios. Aun estaba muy confundida, sin saber si había imaginado todo eso o no.

- No tengo mucha elección, me secuestraste- murmuró sonriendo con un toque de dulzura al ver como besaba su mano.– Bien, mi nano es toda tuya- se paró sobre las puntas de sus pies y le dejó un beso en la mejilla, luego se alejó para servirse un poco mas de vodka. – ¿Sabes que puedo demandarte por secuestro?





mono *-*:

Esto va a pasar con cada uno de tus cigarros
¬¬ Cada vez que jodas, mono


avatar
Mila A. Lébedev

Mensajes : 309
Fecha de inscripción : 05/03/2013
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Se hunde como el Titanic /Milamores/

Mensaje por Nicolás Henrik el Mar Abr 16, 2013 11:47 am

Durante esos minutos no me importó lo que iba a pasar, solo observé sus ojos, sus labios y me quedé callado tratando de recuperar la respiración. Sus ojos podían decirme muchas cosas, solo que no era lo mismo a que ella me lo dijera de verdad. Tratando de ocultar la sensación de picor en la cara tomé su mano y sonreí al escuchar lo que dijo, al menos no está protestando y dando golpes como hace rato y hay que reconocer que daba golpes bastante duros. Lo que me había sorprendido era que se había calmado con un beso, solo un beso, no quiero describir lo que sentí con ese beso, porque lo quiero dejar únicamente para mi.Y en lo único que pensaba era en que quería hacerlo de nuevo.

Caminé hacia la ventana para cerrarla, el aire frío estaba dejando la habitación como un congelador. Luego tomé otro de los cuadernos de sketchs uno más pequeño para dibujar la mano de Mila. No sabía con exactitud qué tipo de relación tenía con esta chica, era rara como el demonio, temperamental como el infierno y voluble que siempre me hacía dudar.
—Si lo sé— dije mirándola y acercándome a ella para poder servirme un poco de vodka más. —¿Conoces el síndrome de Estocolmo? — mi sonrisa fue mordaz y tomé asiento, esperé que ella también se uniera, alargué mi mano para tomar la suya y me quedé mirándola detenidamente, no traía anteojos, tenía el hábito de ajustarlos en esta ocasión traía contactos. Dejando el vaso sin tocar a un lado y solo esperaba que no se ponga loca de nuevo, de todas maneras no podía escapar. Le piqué las costillas con uno de mis dedos, con suavidad con intención de hacerle cosquillas.

—Su mano señorita Lébedev— mientras observaba dedo por dedo y sus uñas— ¿dijiste que era toda mía? ¿La puedo morder como su fuese un pay de limón? — sonreí mientras me acerqué peligrosamente la mano a la boca para darle una suave mordida mientras observaba su reacción. Me gustaba verla sonreír, sentía que no lo hacía seguido. — me gustan tus dedos… —mordí cada uno con suavidad, sabían a pizza y alcohol, era raro— ¿También tienen nombre? —levanté la mirada para captar alguna reacción después abrí el cuaderno y empecé hacer unos trazos. — Podría pintar también a milanesa 1 y 2. Me están saludando, deben estar heladas.




Spoiler:


avatar
Nicolás Henrik

Mensajes : 249
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Se hunde como el Titanic /Milamores/

Mensaje por Mila A. Lébedev el Sáb Abr 20, 2013 2:19 pm

Lo que sirvió en su vaso desapareció rápidamente dentro de su garganta. Necesitaba algo fuerte en su cuerpo para devolverle el calor y no hacer que perdiera más la cabeza de lo que ya la había perdido. Con todas sus fuerzas estaba tratando de ignorar el hecho de que estaba encerrada en aquel lugar y además lo que había hecho Nicolas hace unos momentos atrás. Le molestaba de sobremanera tener que verlo a él cómo alguien humano, con sentimientos y todas esas cosas que traía consigo el tener un alma. Seguramente el estaba creyendo que ella era la prisionera, pero era al revés o eso era antes. Ahora… ahora tenía un enredo casi como un estambre luego de ser atrapada en las patas de un gato. No quería destruirlo como a todos y sabía que solo había dos maneras de no llegar a hacerlo.

Se sirvió un poco mas de alcohol y se fue a sentar frente de donde estaba el sentado. Para liberar la presión una carcajada corta alió de su boca.

- Sí, estoy familiarizada con ese síndrome. ¿Tú conoces el síndrome de Lima? Pues, googlealo, y evítalo. Así saldrás con vida- esa fue una sutil advertencia y muestra de que pasaba por su cabeza, claro, si él no sabía que era el Sindrome de Lima, se daría cuenta después que ella trataba de ayudarlo a que ella no lo lastimara. Esta vez soltó una carcajada más sincera ya que sufría de cosquillas. Le pegó con suavidad en su mano para que no lo hiciera de nuevo y luego le entregó la modelo para ser dibujada. Aun estaba fría y era endemoniadamente blanca. ¿Algún ruso no lo era? Su ceño se frunció por unos segundos. ¿La había llamado por su apellido? - ¿Como sabes mi apellido?. Nunca te lo dije.

Miró al chico con los ojos entrecerrados. Bien, lo había subestimado más de lo que creía al parecer. Como él lo había dicho, por ser virgen no necesariamente era un santurrón. Mensaje recibido. Una suave sensación de dolor en su mano hiso que se enfocara. Hiso una muera entre de dolor y diversión a la vez.

- Es tuya hasta cierto punto. Hay cosas que esa mano no hará por ti. – sonrió negando con su cabeza. La otra mano que tenía el vaso fue hasta su boca para saciar un poco esa sed de alcohol. – Tengo dedos de artista, como los tuyos- le respondió mirando como mordía uno por uno. Sintió un aleve cosquillas en ellos que fue desapareciendo al entrar en calor. – Pues el más chiquito se llama Jimmy. Es tímido así que no lo muerdas. – Se quedó mirando como el comenzaba a dibujar. La rubia se quedó en silencio, casi hipnotizada mirando la hoja en blanco que poco a poco perdía su virginidad y aparecía el dibujo de la mano- Si quieres. Ya están sonriendo de todos modos- murmuró mirando hacia abajo, encontrándose con la imagen – Un día de estos te voy a dibujar yo a ti. Para pagarte el dibujo que estas haciendo.





mono *-*:

Esto va a pasar con cada uno de tus cigarros
¬¬ Cada vez que jodas, mono


avatar
Mila A. Lébedev

Mensajes : 309
Fecha de inscripción : 05/03/2013
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Se hunde como el Titanic /Milamores/

Mensaje por Nicolás Henrik el Lun Abr 22, 2013 11:51 pm

No tomé más. Las pastillas que tomo todos los días dicen que no debo combinarlas con alcohol. La observé tomar y no dije nada, saqué la llave y la puse sobre la mesa de chucherías.
—Sí, de una o de otra manera, se siente empatía. No eres una prisionera

Mila, solo estaba jugando. Nunca te mantendría aquí en contra de tu voluntad.
Cuando tuve su mano empecé a dibujarla en el cuaderno, era extraño dibujar una mano.
—En el directorio de las fraternidades. Una vez te dejé en la tuya. Investigué un poco. Tenía curiosidad de saber quién eres. Aunque tenía tu número no te llamé. Así que soy mal acosador si quieres culparme de eso.
Solté la mano después de darle un beso.

—¿Qué no haría por mí? ¿Qué sí haría por mi? —¿Esto eran metáforas? ¿Qué no haría por mi? — Mis dedos no tienen nombres como los tuyos… — seguí dibujando la mano con precisión para no perder ningún detalle. Me sentí estúpido, estar dibujando únicamente una mano, cuando la mayoría de los chavos de mi edad estarían haciendo otras cosas con una chica como Mila. Me pregunté que es lo que pensaba Mila de mi, nunca me ha importado lo que piensen la gente, siempre me han criticado e incluso me han tratado del asco, sin embargo les tomo poca importancia. Aunque ahora, Mila me caía bien, incluso me gustaba y no sabía que era lo que pensaba sobre mí, por primera vez quería saber o me importaba lo que pensara alguien que no fuesen mis padres o mis hermanos.
—No le tengo miedo al nudismo. Aunque sí soy tímido. —Tenía una hermana exhibicionista y era incomodo que se paseara en la casa en ropa interior, incluso a toumas ponía nervioso— Puedes dibujarme si quieres…

Empecé hacer un dibujo solo de Jimmy pero en forma de comic, porque eso se me daba bien, Jimmy tomando una cerveza en un bar, ¿Era un tío cierto? Un menique. Traía unas pistolas bien amarradas en la cintura, parecían un anillo, y un sombrero de vaquero que nacía de la uña. Bang. La historia de Jimmy comenzaba. Le di el dibujo a Mila, podía hacer una historieta de su dedo, pero no lo hice.
—Sé muy poco de ti y a veces siento que no te conozco. Tú puedes decirme lo que quieras. De mi no lo sabrá nadie Mila. ¿Confías en mi? Confío en ti… te estás volviendo una persona especial para mi y a veces ese tipo de cosas son las que no me gustan sentir. Es algo que… no puedo manejar. No sé cómo manejarlo. ¿Te pasa lo mismo? ¿Te ha pasado lo mismo?




Spoiler:


avatar
Nicolás Henrik

Mensajes : 249
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Se hunde como el Titanic /Milamores/

Mensaje por Mila A. Lébedev el Lun Abr 29, 2013 9:28 pm

Agradeció en el alma que dejara la llave a la vista. No le gustaba sentirse encerrada en un lugar, menos en uno no tan grande. No quería mostrarle esa mala parte de ella aun, esta que hasta sería capaz de saltar por la ventana si sentía que las paredes comenzaban a cerrarse dejándola a ella en el medio.

- Lo sé. De todos modos te patearía el trasero si quisiera salir y tú no me dejaras. Así que no te preocupes. – dijo muy calmada, dándole una sonrisa que combinaba con su amenaza. Tampoco tenía que subestimarla y creer que por ser rubia y tener cuerpo de modelo de ropa interior, fuera una niñita que había que rescatar de la torre más alta del castillo. – Pero agradezco tu empatía. Al contrario, la rubia sabia defenderse muy bien y no hacia el papel de víctima indefensa ante nadie.

Cuando su mano volvió a su poder se vio con más libertad de moverse y poder fijarse en otras cosas aparte de él. Su habitación era un vivo reflejo de lo que hasta el momento conocía del chico. Le causaba curiosidad el saber el porqué de cada cosa, pero se concentró en él y cada trazo y pregunta que alternaba.

- Si, eres un mal acosador. Debiste llamarme pero no hablar y solo respirar agitadamente mientras yo preguntaba por la otra línea quien eres y colgarte al final por pervertido.- terminó con una suave risa que se fue desvaneciendo mientras la rubia se inclinaba más hacia él para ver cómo iba su dibujo. Alzó los ojos encontrándose con los de ellos, mostrando esa chisma brillante- Si te dijera te sonrojarías más, así que prefiero que lo adivines con el tiempo.- le dijo tomando una de las cabeceras de la cama y abrazándola. Tenía frio por aquella salida rápida y sin chaqueta. Como toda rusa estaba acostumbrada al frio, pero los cambios de temperatura así le pesaban. Quizás mañana amanecería resfriada. – Entonces pongámosle nombre- se estiró un poco y tomó su mano, esta que no necesitaba para dibujar- Los de esta mano tendrán nombre de mujer. Esta será Anne, esta Sarah, esta otra Julieta, esta otra, esta Marina y la mas pequeñita se llamará Amelie- dijo nombrando uno por uno los dedos mientras lo tomaba entre sus dedos- ¿Te gustan?- preguntó tomando su mano entre las suyas, aprovechándose del calor de la suya para calentar sus propias manos

Le hiso un gesto de despreocupación para que dejara aquel tema. No quería sobrepasar su confianza ni presionarlo a tal punto de pelear por el tema. Apenas se conocían y quizás eso hacía que el asunto fuera un poco más extraño de lo normal.

- Un día pásate tu por mi habitación, ahí te dibujo con mis cosas- soltó su mano luego de calentar las suyas. Tomó el dibujo que le ofrecía y miró la caricatura de Jimmy. -Te quedó muy bien- dijo riendo al ver los detalles. Su risa se fue apagando dejando un atisbo de una sonrisa. Tenía razón, ella solía no dar mucha información propia al resto, prefería mantener las cosas simples y no revelar su pasado o presente.- No deberías confiar en mí. Soy voluble. Ni yo confió en mí misma- dejó a un lado la almohada y se abrazó a sí misma. ¿Por qué le estaba costando tanto recuperar su calor corporal?- Me pasa lo mismo, de hecho, es esa la razón por la que no hablo mucho de mí. No quiero tener muchas personas especiales en mi vida y después dañarlas por ser como soy. Lamentablemente te estoy viendo más que como una persona que mañana olvidaré su nombre.- confesó sin dejar de mirar el gracioso dibujo de su dedo. No quería mentirle ni darle falsas expectativas, solo lo justo. Quizás algún día fuera muy buenos amigos o quizás el simplemente vería que ella no era material para una persona que conservaría en su vida.- ¿Qué quieres saber de mi?





mono *-*:

Esto va a pasar con cada uno de tus cigarros
¬¬ Cada vez que jodas, mono


avatar
Mila A. Lébedev

Mensajes : 309
Fecha de inscripción : 05/03/2013
Edad : 29

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Se hunde como el Titanic /Milamores/

Mensaje por Nicolás Henrik el Lun Jun 03, 2013 2:26 am

Todas las historias son diferentes. Hacemos de nuestro presente una historia, un pasado y ahora, sentado con un silencio, que a mi parecer, no era incómodo, junto a Mila, quisiera contar las pecas sobre su nariz y también descubrir cuantas tonalidades poseen sus ojos. No podría mantenerla encerrada, no me sorprende que no me conozca, no nos conocemos en lo absoluto. Somos unos desconocidos ante todo este espectáculo de dos personas distantes y distintos.
—No llamé. Nunca lo hice Mila. Ese era otro acosador, no yo. — sonreí ante aquel hecho, también curiosamente a mi casa llamaba el mudo, algo que le aterrorizaba a Justine y Cloe siempre insultaba. Me había parecido que insultar en inglés es horrible, pero insultar en francés es muchísimo peor. — No creo que te importe que esté sonrojado o no.

Me puse de pie y cerré la ventana, pues la corriente se combinaba de mala manera con la calefacción en el interior de la habitación.
—Soy pésimo para las adivinanzas. — tomé un pequeño sorbo del vaso de vodka, aunque en realidad no necesitaba esto, solo quería sentir ese calor que produce el alcohol en la garganta. Con atención volví a mi cuaderno de dibujo y a su mano. —Me gusta el nombre de Amelie.

Por unos segundos de nuevo sentí aquella conexión, tal vez estaba delirando por el frío, por el vodka, lo dejé pasar, no me gusta hacerme falsas esperanzas, mucho menos cuando no tengo experiencia en estas cosas. Sentí pena, no, tristeza al escucharle decir eso. Realmente yo quería que ella sea feliz, quería que sonríera todo el tiempo. Su barrera era insoportable.
—Lo haré —aunque mañana me traiciones Mila, pensé— Alguien debería de darte la oportunidad de confiar en ti. Ya me has advertido de eso. Sé que en cualquier momento podría pisar una mina y volar en mil pedazos. ¿Eso es bueno o es malo?

Le dejé el cuaderno y me apoyé en la cabecera de la cama, dejando mis pies estirados, mirando hacia ningún punto en especial. Simplemente solo quería quedarme así. Amigos. Eso podríamos ser tal vez, no pedía más, no tenía muchos amigos en este lugar, era una persona solitaria. El Dr. Kozlov estaría orgulloso de mi avance, tal vez algún día deje de darme tantos medicamentos.
—Me gustaría saber cuáles son tus sueños, que es lo que te hace feliz, tu comida favorita, tu color favorito, si te gusta ir a la playa, si te gusta ir de noche. Me gustaría saber que es lo que te inspira para crear.
La miré y no sabía decir mucho, no estaba cansado, todavía era temprano y no quería que se vaya, no quería espantarla con preguntas incómodas, ni nada de eso. Solo quería saber más sobre ella, sobre la persona, sus teorías, sus tonterías más superficiales, sus bromas, lo que sea.




Spoiler:


avatar
Nicolás Henrik

Mensajes : 249
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Se hunde como el Titanic /Milamores/

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.