Prologo



Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse mattis blandit justo, at aliquam ante semper luctus. Quisque eget magna ac urna tempus feugiat. Ut id nunc id ante ultricies mollis. Nunc dignissim nisi vel lacus imperdiet sagittis. Cras id quam ante. Vestibulum eu posuere libero. Proin ut dignissim nulla. Morbi nisl neque, hendrerit et ipsum ac, sollicitudin laoreet est. Donec nec est erat. Mauris est dolor, tempus ac varius ut, vehicula ac ante. Cras in tincidunt mauris. Aenean in est nisl. Etiam a mauris sed risus laoreet molestie. Vestibulum faucibus erat sit amet odio cursus fermentum. Mauris et quam ut est tincidunt pulvinar ornare volutpat ipsum. Sed molestie leo vel eros placerat, at convallis enim sollicitudin. Donec sed ultricies orci.



Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Reencuentro ║ Adam
Miér Jun 19, 2013 12:47 am por Amanda L. Dawson

» Stay for a while [ Svetlana ]
Lun Jun 10, 2013 2:39 pm por Lovisa Hellberg

» #Registro de PB
Dom Jun 09, 2013 4:22 pm por Liam Lébedev

» #Registro de Identidad
Dom Jun 09, 2013 4:19 pm por Liam Lébedev

» #Registro de Facultad y Carrera
Dom Jun 09, 2013 4:19 pm por Liam Lébedev

» #Registro de Fraternidad
Dom Jun 09, 2013 4:19 pm por Liam Lébedev

» ¡Pide Rol!
Dom Jun 09, 2013 9:15 am por Kirsten Dürren

» @AMPROCK°
Jue Jun 06, 2013 9:48 pm por Adam Phoenix

» Cerveza gratis [1-1]
Jue Jun 06, 2013 9:40 pm por Adam Phoenix

Administración



NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL

NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL

NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL

NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL



El tiempo




¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 38 el Vie Oct 28, 2016 11:46 am.
Créditos



Todos los derechos reservados bajo la propiedad de creative commons.
Historia y descripción de grupos a cargo de ALIDEY D. PAIKANOVA.
Skin & gráficos diseñados por LISSET I. PAIKANOVA.
PERSONAJES CANON CREADOS POR SASCHA E. NOLVAK.



Afiliados


Titulo aquí
I
II
III
IV
V
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse mattis blandit justo, at aliquam ante semper luctus. Quisque eget magna ac urna tempus feugiat. Ut id nunc id ante ultricies mollis. Nunc dignissim nisi vel lacus imperdiet sagittis. Cras id quam ante. Vestibulum eu posuere libero. Proin ut dignissim nulla. Morbi nisl neque, hendrerit et ipsum ac, sollicitudin laoreet est. Donec nec est erat. Mauris est dolor, tempus ac varius ut, vehicula ac ante. Cras in tincidunt mauris. Aenean in est nisl. Etiam a mauris sed risus laoreet molestie. Vestibulum faucibus erat sit amet odio cursus fermentum. Mauris et quam ut est tincidunt pulvinar ornare volutpat ipsum. Sed molestie leo vel eros placerat, at convallis enim sollicitudin. Donec sed ultricies orci. Etiam vehicula aliquam felis. Mauris congue consectetur est, ac lobortis dolor pharetra sed. Fusce mauris libero, ornare vel velit in, bibendum blandit tellus. Sed aliquam tellus id velit elementum scelerisque mollis sed elit. Morbi facilisis, arcu quis sollicitudin malesuada, velit libero elementum odio, eu molestie elit risus commodo sem. Vivamus commodo massa lorem, non ornare nibh porttitor ut. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. In hac habitasse platea dictumst. Morbi commodo id turpis a condimentum. Curabitur blandit sem erat, eget dapibus ligula mollis sit amet. Cras congue venenatis vulputate. Sed hendrerit venenatis tellus, ac elementum diam aliquam ac. Praesent non enim pulvinar, ullamcorper tellus quis, semper erat. Nunc scelerisque, nulla ac rutrum fringilla, justo libero condimentum tellus, nec tristique erat arcu a nulla. Sed congue aliquam turpis, vitae accumsan nisl tincidunt eu. Pellentesque in odio ut metus viverra elementum vel a est. Fusce id turpis purus.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse mattis blandit justo, at aliquam ante semper luctus. Quisque eget magna ac urna tempus feugiat. Ut id nunc id ante ultricies mollis. Nunc dignissim nisi vel lacus imperdiet sagittis. Cras id quam ante. Vestibulum eu posuere libero. Proin ut dignissim nulla. Morbi nisl neque, hendrerit et ipsum ac, sollicitudin laoreet est. Donec nec est erat. Mauris est dolor, tempus ac varius ut, vehicula ac ante. Cras in tincidunt mauris. Aenean in est nisl. Etiam a mauris sed risus laoreet molestie. Vestibulum faucibus erat sit amet odio cursus fermentum. Mauris et quam ut est tincidunt pulvinar ornare volutpat ipsum. Sed molestie leo vel eros placerat, at convallis enim sollicitudin. Donec sed ultricies orci. Etiam vehicula aliquam felis. Mauris congue consectetur est, ac lobortis dolor pharetra sed. Fusce mauris libero, ornare vel velit in, bibendum blandit tellus. Sed aliquam tellus id velit elementum scelerisque mollis sed elit. Morbi facilisis, arcu quis sollicitudin malesuada, velit libero elementum odio, eu molestie elit risus commodo sem. Vivamus commodo massa lorem, non ornare nibh porttitor ut. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. In hac habitasse platea dictumst. Morbi commodo id turpis a condimentum. Curabitur blandit sem erat, eget dapibus ligula mollis sit amet. Cras congue venenatis vulputate. Sed hendrerit venenatis tellus, ac elementum diam aliquam ac. Praesent non enim pulvinar, ullamcorper tellus quis, semper erat. Nunc scelerisque, nulla ac rutrum fringilla, justo libero condimentum tellus, nec tristique erat arcu a nulla. Sed congue aliquam turpis, vitae accumsan nisl tincidunt eu. Pellentesque in odio ut metus viverra elementum vel a est. Fusce id turpis purus.
Cabron 2
PREMIO
PREMIO
PREMIO
PREMIO
PREMIO
lalala
Aquí contenido de la pestaña 5

La noche, el juego, roces[Posible +18]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La noche, el juego, roces[Posible +18]

Mensaje por Liam Lébedev el Dom Abr 07, 2013 10:20 pm

Había pasado todo el día saltándose clases con la única excusa que le dolía la cabeza y hacía poco tiempo había terminado internado. La última parte no era cierto, pero lo del dolor de cabeza si, y eso era porque estaba atravesando el período de mayor estrés en lo que iba del año. Todo aquel estrés que había sabido soportar pero que se había acumulado le estaba haciendo pagar con aquellos repentinos dolores de cabeza, fuertes puntadas que aparecían cuando menos las necesitaba. Se le había hecho imposible continuar prestando atención en clases por lo que prefería no presentarse y descansar un poco su cerebro a ver si así se recuperaba lo suficiente. Ya bien entrada la tarde, y con sólo algunos rayos de sol asomándose entre los edificios decidió subir a su pequeño departamento.

Se abrió paso por los pasillos evitando cruzarse con indeseables pero era difícil ya que toda su fraternidad estaba allí y la mayoría, o por lo menos los que conocía nos les caía nada bien. Finalmente pudo llegar a la puerta de su habitación y se metió dentro inmediatamente apagando las voces, carcajadas y hasta gritos raros. En lo personal sabía que aquella fraternidad era una de las peores, constantemente te cruzabas con una habitación de la cual o entraba o salía un chica, algo desarregladas para ser mas detallista. Estaba acostumbrado a todo eso y bueno después de todo el no se quedaba atrás. De alguna forma tenía que demostrar que era digno de pertenecer allí, el no era ningún santo, pero solía ser un tanto mas tranquilo, tenía su propio estilo. Dejo las cosas sobre una de las sillas y se fue a sentar en el sofá refregándose los ojos, la cabeza le estaba matando así que antes de acomodarse allí se puso de pie y se fue a buscar una pastilla lo suficientemente fuerte para que se le calmara el dolor. Luego se tiró en el sofá y cerró los ojos.

Así se quedó dormido pero despertó una hora mas tarde, milagrosamente el dolor se había esfumado y lo único que sentía era hambre, el estómago se quejaba ruidosamente. Aún algo dormido se incorporó en el sofá y se quitó las zapatillas, había olvidado sacárselas antes y la verdad que lo estaban matando. Se deslizo hasta la nevera sólo con su medias y tras tomar un sándwich que le había quedado de la mañana caminó hacia la puerta de entrada, abrió la puerta y se asomó al pasillo. Seguía igual de transitado, pero el ruido había cesado un poco. Abrió por completo la puerta y se apoyó en el marco dejándose caer hasta quedar sentado en el pasillo. Simplemente se dedicó a observar todo lo que sucedía mientras comía su aperitivo. Tal vez el salir allí haría que su dolor volviera a aparecer, pero no quería quedarse demasiado tiempo dentro ya que cuando eso sucedía comenzaba a pensar demasiadas cosas y eso era absolutamente peor para su cabeza.





Clubes:

avatar
Liam Lébedev

Mensajes : 258
Fecha de inscripción : 09/03/2013
Edad : 27
Localización : Moscú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche, el juego, roces[Posible +18]

Mensaje por Yelena J. Vólkova el Lun Abr 08, 2013 3:11 pm

Ese día me había levantado de buen humor. Unas risas por la mañana con las chicas, un poco de deporte, un pastel entre pecho y espalda e ir a las asquerosas clases. Hoy habría sido día de quedarse en la cama o en la sala charlando, quizá salir a correr o a dar un paseo, pero ir a clase era lo último que me apetecía. Sin embargo, arrastré mi perezoso culo hasta cada una de las clases infernales que me tocó soportar.

El día me pasó rápido, y al notar la ausencia de Liam en alguna de las asignaturas que compartíamos hizo que me preocupara, él nunca faltaba.
Pregunté un poco, metí el hocico aquí allá y me enteré de que estaba enfermo. Al acabar las clases fui a tomar algo con las chicas, estudié un poco –o al menos lo intenté- y fui a comprarle una pizza a Liam antes de pasarme a visitarlo. Sé que tiene devoción por esa bomba de calorías.

A lo tonto ya estaba cayendo la tarde. La fraternidad de los deportistas hormonados estaba muy transitada, y la puerta estaba abierta, así que entré sin el menor disimulo.
¿No era una fraternidad masculina? La verdad es que nunca había estado aquí, pero había muchas mujeres pululando por los pasillos, y haciendo cosas… indecentes con los chicos. Vaya lugar había dado yo a parar.

Intenté preguntar dónde estaba mi amigo pero creo que nadie reparó en mi presencia. Genial, soy invisible. Se ve que lo hombres prefieren a rubias pechugonas y estúpidas que si se tragan un mosquito tienen más cerebro en la barriga que en la cabeza.
Al verme ignorada por tanto saco de músculos y hormonas decidí buscar a Liam yo sola. Y cuando subí las escaleras, me lo encontré sentado en el pasillo, comiendo algo que parecía ser un trozo de pan, y con una cara de pez total.

Me acerqué con una sonrisa de oreja a oreja, llamando su atención.

-¿Qué haces ahí tirado como un pordiosero?




avatar
Yelena J. Vólkova

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 02/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche, el juego, roces[Posible +18]

Mensaje por Liam Lébedev el Lun Abr 08, 2013 8:38 pm

Parecía increíble lo mucho que lo llenaba tan solo aquel simple sandwich, de un momento a otro su estómago habia dejado de reclamarle y ahora se sentía mucho mejor que hacía un par de horas cuando la cabeza lo mataba. Tambien le extraño que el solo hecho de tomarse una pastilla y descansar una hora lo hubiera curado tanto, efectivamente lo que había sufrido era exceso de estrés, algo común en los jovenes como él vivian internados en la universidad, todo aquel esfuerzo que lo profesores les imponían para que luego se graduaran y terminaran ganando poco mas que unos míseros centavos. Bueno había excepciones como en todo claro, aquellos que no conocían lo que eran las fiestas, que no hacían mas que estudiar y luego llegaban virgenes a la graduación. Esos si que tenían un futuro aburrido y prometedor. Rió sarcásticamente agradeciendo no pertenecer a aquel grupo, le hiba bien en los estudios, se comprometía pero tambien hacía lugar para la diversión y el descontrol, de otro modo ya se habría suicidado.

Seguía pasando gente de un lado a otro pasando por encima de sus piernas que bloqueaban parte del pasillo, sabía que ese movimiento de gente estaría hasta muy entrada la noche. No podía entender como era que resistian las clases sin dormir. Muchas veces había sido testigo de semanas especiales en la fraternidad en las que terminadas las clases estaban de fiesta y no se terminaba todo hasta que tocaba asistir al otro día, y así toda la semana sin parar a descansar un solo momento, aunque muchos claro hacían como él y decidían saltarse clases. Incluso cada fraternidad contaba con sus propios proveedores oficiales de drogas, armas, y cosas de contrabando. Si su madre se enterara seguramente le daría un infarto, pero a él le divertía lo bien armado que estaba todo. Por supuesto que los profesores estaban al tanto de todo esto pero eran como los políticos, se hacían los ciegos siempre y cuando transaran con ellos tambien. Liam tenía un pensamiento algo extraño en alguien de su edad, había muchas cosas con las que estaba en desacuerdo, pero otras sin embargo las alentaba. Una especie de doble discurso que intentaba esconder.

Ya estaba aburriendose allí limitandose a observar a todos, si se estuviera viendo a sí mismo allí tirando en el suelo hubiera visto a un solitario y raro chico que no tenía con quien hablar o estar. Se rió al imaginarse de aquella forma, despues de todo era bastante sociable y el encontrarse de ese modo en aquel momento le era extraño en él. Ya estaba por ponerse de pie y regresar a su departamento cuando una voz femenina mas que conocida llegó a sus oídos. Levantó la mirada y miró en dirección a las escaleras, allí estaba Yele sonriéndole. Encontrarla allí mismo le había sorprendido por lo que se la quedó mirando para asegurarse que era ella y cuando se acercó supo que no estaba equivocado, su hermosa amiga había dado a para a su fraternidad. Le devolvió la sonrisa y se estiró para tomarla del brazo y aqtraerla hacia el para que se sentara a su lado. Cuando cayó junto a él le depositó un beso en la mejilla y la miró.-Extrañamente no es la primera vez que escucho que me dicen así..creo que sí lo soy-.Soltó una pequeña risa y buscó los ojos de la morocha.-Que haces por aquí Yele!-. Le preguntó realmente curioso.




Clubes:

avatar
Liam Lébedev

Mensajes : 258
Fecha de inscripción : 09/03/2013
Edad : 27
Localización : Moscú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche, el juego, roces[Posible +18]

Mensaje por Yelena J. Vólkova el Mar Abr 09, 2013 5:41 pm

Sonreí más ampliamente al ver como se acercaba a mí. Tenía buen aspecto, y su sonrisa seguía tan bonita como siempre, se ve que ya se encontraba mejor.
Me senté a su lado cuando tiró de mí, procurando que la pizza que traía no se escachara, sería una pena.
No pude evitar sonrojarme un poco ante su saludo. Mis irracionales sonrojos ya eran sistemáticos.

-Pues eres el pordiosero más molón de toda la universidad. – reí suavemente.

Le regalé una sonrisa resplandeciente. Notando todo el movimiento de los chicos –y chicas- de la fraternidad. Reían, hablaban y gritaban. Era ruidoso.
Me encontré con su mirada y alcé la pizza cuando preguntó.

-Escuché que estabas enfermo y decidí hacerte una visita. – me puse de rodillas a su lado besándolo en la mejilla. –He traído pizza.




avatar
Yelena J. Vólkova

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 02/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche, el juego, roces[Posible +18]

Mensaje por Liam Lébedev el Miér Abr 10, 2013 4:36 am

Al dejarle el pequeño beso en la mejilla notó que se sonrojaba pero decidió pasarlo ya que la había visto hacerlo ya muchas veces, y la verdad que le quedaba muy lindo en su rostro. La miró a los ojos cuando le decía lo de ser un pordiosero molón y rió divertido.-Bueno gracias..en ese caso tu eres la chica mas bonita y violable que conozco-. Se miró los pies y luego levanto la mirada para buscar la suya una vez mas. Conocía a Yelena hacía poco mas de un año y desde entonces tenían una relación muy buena, él diría mas que de amistad, eran como hermanos pero sin las barreras que ese lazo les imponían. Varias veces se habían besado y compartido una noche de mimos. En muchos aspectos eran muy similares y eso era lo que los mantenía tan unidos. Él la quería mucho y no podía pasar mas de una semana sin verla o siquiera pelearla.

Aquella visita lo había sorprendido gratamente y definitivamente le había hecho olvidar el día de perros que había tenido. El solo hecho de tener la compañía de alguien tan cercano como era ella lo había animado como nunca sucedía a aquellas horas, y menos los días de semana en los que sabía que al otro día tenía que despertar para ir a clases.

Al parecer se había enterado de que estaba enfermo y había decidido prepararle una cena por lo que observo detenidamente lo que había traído en la mano y no se había percatado antes, era una bolsa con una caja de pizza. Liam abrió los ojos y sonrió ampliamente. Esperó a que se arrodillara frente a él y la rodeo con los brazos en un abrazo, le beso toda las mejillas hasta cerca de su comisura y luego la soltó poniéndose de pie.-Eres increíble!!-. Conocía perfectamente sus gustos, sabía que una de las cosas que mas lo volvía loco era la pizza. Aquella comida italiana que era su gran debilidad...bueno tampoco la exageración, le gustaba mucho.

La tomó de la mano y se dirigió hacia adentro.-Ven..entremos, aquí afuera es un lío-.Le dijo suavemente y esperando a que pasara para cerrar la puerta. Cuando lo hizo el ruido se desvaneció, ahora se oía como muy distante. Cerró los ojos un momento agradecido por la calma que ahora los rodeaba. Se dirigió a Yelena sonriendo.-Y que quieres hacer..comemos ahora o mas tarde?-.Le preguntó ya que si bien le gustaba la pizza lo que mas tenía ganas de hacer en ese momento era hablar con ella, escucharla reír.




Clubes:

avatar
Liam Lébedev

Mensajes : 258
Fecha de inscripción : 09/03/2013
Edad : 27
Localización : Moscú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche, el juego, roces[Posible +18]

Mensaje por Yelena J. Vólkova el Jue Abr 11, 2013 2:56 pm

Me sonroje por sus palabras he hice un infantil puchero. ¿Violable? Si me dejo no es violación. Le dediqué una mirada pícara. Antes de reírme con él.
Nos conocíamos desde hace mucho, que si repasaba todo lo que habíamos pasado juntos, tanto de día como de noche, parecía mucho más tiempo. Teníamos un vínculo especial que no quería perder nunca.

Vi como sonreía y se le iluminaban los ojos cuando vio la pizza. Me sorprendí por el efusivo y espontaneo abrazo al que no dudé en corresponder. Reí animadamente dejándome hacer. Había pasado poco más de tres días sin verlo y se me habían hecho eternos.
Me puse en pie con una sonrisa después de haber sido besuqueada.

-¿Qué harías tú sin mí? – dije burlona.

Cogí su mano y entré en su habitación. Ya había estado muchas veces aquí, seguía tan ordenada como siempre. Se respiraba tranquilidad.
Me senté en su cama y abrí la caja de pizza. Se me iluminaron los ojitos y se me hizo la boca agua al verla. Ahora que lo pienso, no como nada desde por la mañana.

-¿Y qué quieres hacer? ¿Comemos ahora o más tarde? – lo miré mientras engullía un trozo de pizza sin compasión.

Mi pequeño saltamontes llega tarde.

-“Demagiagdo tagde” – pocas cosas menos femeninas había que hablar con la boca llena. Aunque no era nada que Liam no hubiera visto ya.




avatar
Yelena J. Vólkova

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 02/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche, el juego, roces[Posible +18]

Mensaje por Liam Lébedev el Vie Abr 12, 2013 5:47 am

Se volteó para ir a buscar un par de vasos en la pequeña cocina y mientras buscaba concentrado en los estantes revolviendo un poco las cosas no se percató donde era que Yelena había ido, pudo oír el ruido de la bolsa que contenía la caja de pizza y supuso que estaría preparándola o algo. Se dispuso a buscar una de las botellas de buen vino que hacía poco había comprado y aún no había probado. Aquella era una excelente ocasión con una apropiada compañía como para abrirla por lo que la descorchó y agarrando también los vasos se dirigió hacia la sala. Pero no encontró a la chica allí, de hecho tuvo que recorrer la habitación para poder hallarla. Se había acomodado sobre la cama y había colocado la caja con la pizza justo enfrente.

En el preciso momento en que preguntaba si la comerían ya, debió callar porque se encontró con el rostro de Yele con una expresión de total satisfacción, podía ver en su rostro hambre, ansiedad y placer. Que era lo que le producía aquella comida tan perfecta. Sonrió ampliamente al ver que no había perdido un solo momento en tomar una porción y engullirla. Le informó que había llegado demasiado tarde y aquella forma de hablarle incluso con la boca llena le encantó, se veían tan hermosa, tan ella misma.-Hey!!-. Luego simplemente dejó la botella y los vasos a un lado y saltó a la cama frente a ella para tomar una porción para él mismo, al levantar su porción, la mozzarella que contenía comenzó a caer a los lados, aquella imagen frente a él no hizo mas que abrirle el apetito por completo. No pudo seguir mirándola, simplemente se la llevó a la boca comiéndola casi por completo de un sólo bocado. Él solía ser así, parecía que se comía la pizza con los ojos porque prácticamente ni llegaba a masticarla.

De un momento a otro allí estaban ambos sentados sobre la cama disfrutando de aquella pizza que había se había conservado caliente. Había llenado los vaos y le ofreció uno a ella.-Ten..-.Le dijo aún concentrado con su lengua enroscada entre sus dientes buscando quitarse los pedazos de piza. Lo bueno de encontrarse con ella era que podían ser ellos mismos olvidando los modales y todas esas reglas que la sociedad imponía. Incluso le daba ganas de pelearla, por lo que tomó un trozo de mozzarella que había quedado pegado en la caja y se lo lanzó en la cara. Intentó contener la risa mientras dejaba el vino luego de darle un pequeño sorbo que incluso casi termina escupiendo todo al no poder contenerse. Simplemente se quedó allí mirándola contenido e intentando señalarle que tenía algo pegado. Luego no pudo mas y se hecho a reír descontroladamente.-Jajaja..no se come con la cara-.Le dijo burlandose divertido.




Clubes:

avatar
Liam Lébedev

Mensajes : 258
Fecha de inscripción : 09/03/2013
Edad : 27
Localización : Moscú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche, el juego, roces[Posible +18]

Mensaje por Yelena J. Vólkova el Dom Abr 14, 2013 2:14 pm

No podía evitar reírme cada vez que veía a Liam engullir la pizza cual pato. Era muy gracioso. Crucé las piernas sobre la cama buscando una mayor comodidad, a pesar de llevar falda. Que más daba, estaba con Liam, y no era nada que no hubiera visto él ya.
Vi el vino y se me iluminaron los ojitos. Le agradecí efusivamente, que bien me conocía. Me bebí el líquido de un solo trago. Mi estómago de hierro puede soportar esto y mucho más. Me imaginé a mí misma en una pose heroica riendo forzadamente. Aunque sentir el impacto de algo contra mi hermosa cara me sacó de mis delirios de grandeza.

Lo atravesé con la mirada cuando supe que me había tirado un trozo de queso. Si quería la guerra, tendría la guerra. Cogí un trozo de queso mayor del que me había lanzado y se lo tiré, consiguiendo que se le quedara pegado en la frente. Y después de verlo con un trozo de queso pegado, solo puedo decir que pocas veces me he reído tanto.

-Lo mismo te digo. – conseguí el aire suficiente para hablar en medio de mi ataque de risa.




avatar
Yelena J. Vólkova

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 02/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche, el juego, roces[Posible +18]

Mensaje por Liam Lébedev el Mar Abr 23, 2013 2:39 am

Observó como los ojos de Yelena se le iluminaban al ver el vino que había llevado, sonrió a saber que le había gustado la decisión por lo que no se había demorado en servirle. La vio beber un largo trago y disfrutarlo en silencio pero no puedo permitir que durara tanto, había sido tan fuerte el impulso por molestarla al tirarle el pedazo de queso a la cara que no se arrepentiría aun si ahora se enojaba y decidía irse. Pero la conocía bien, y no era ella no era de las que dejaba pasar una broma a su persona. Por años había amado la forma en la que lograban divertirse, cuando se juntaban hacían toda clase de tonterías, y lo seguían haciendo porque sabía que ella se sumaría en cada una de ellas. Varias veces era Liam quien empezaba las bromas, pero la mayoría salían de la perversa cabeza de Yelena, y debía admitir que todas eran buenas. Siempre encontraban un motivo para hacer de las suyas y reírse como dos niños tontos.

Aquellos recuerdos de sus locuras se vieron interrumpidos con el impactó de algo tibio contra su frente que le cubrió los ojos. Giró su ojo y vio como el queso colgaba de su frente pegado a lo largo de toda su mejilla. Buscó la mirada de Yelena pero solo encontró el cuerpo de la chica retorciéndose sobre la cama con un ataque de la risa. Así como un momento antes no había logrado contener su risa, esta vez se le contagió y terminó riendo con ella mientras sentía como se iba despegando el queso de su rostro.-Hey!!-.Se limpio entre carcajadas la frente y bebió un poco de vino para calmarse.-Ahora me lo limpias...con tu lengua-.Sonaba molesto aunque simplemente estaba fingiendo, la miró retándola mientras su mirada se desviaba cada tanto a su falda. Le impresionaba la facilidad con la que sabía llamar la atención de los hombres. De todas formas desvió la mirada y la tomó de los brazos para levantarla ya que seguía tirada de espaldas en la cama riendo.




Clubes:

avatar
Liam Lébedev

Mensajes : 258
Fecha de inscripción : 09/03/2013
Edad : 27
Localización : Moscú

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche, el juego, roces[Posible +18]

Mensaje por Yelena J. Vólkova el Dom Abr 28, 2013 7:58 am

((Off: Siento mucho el retraso!! >.<))

-Me parece justo.

Una sonrisa juguetona se dejó ver en mis labios. Aunque poco me duró, porque ver como Liam intentaba sonar enfadado era muy gracioso. Adoraba esas expresiones que ponía cada vez que se picaban, adoraba cuando se reía y cuando intentaba ponerse serio y yo siempre conseguía hacerlo reír.
Noté como la mirada se le iba a mi falda, o más bien, a lo que había debajo.

-Uy~, que cochinote~ - alargué las últimas letras.

Intenté reincorporarme con su ayuda, pero entre mi nuevo y creciente ataque de risa y que de por sí soy patosa por naturaleza, tropecé –no preguntéis como- y caí sobre él, aunque su cuerpo me amortiguó la caída.
Me fijé como tenía toda la mejilla pringosa por el queso.

-Estas hecho un asco. – reí, pasándole la lengua por la mejilla ¿no decía que era así como debía limpiarlo?




avatar
Yelena J. Vólkova

Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 02/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La noche, el juego, roces[Posible +18]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.