Prologo



Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse mattis blandit justo, at aliquam ante semper luctus. Quisque eget magna ac urna tempus feugiat. Ut id nunc id ante ultricies mollis. Nunc dignissim nisi vel lacus imperdiet sagittis. Cras id quam ante. Vestibulum eu posuere libero. Proin ut dignissim nulla. Morbi nisl neque, hendrerit et ipsum ac, sollicitudin laoreet est. Donec nec est erat. Mauris est dolor, tempus ac varius ut, vehicula ac ante. Cras in tincidunt mauris. Aenean in est nisl. Etiam a mauris sed risus laoreet molestie. Vestibulum faucibus erat sit amet odio cursus fermentum. Mauris et quam ut est tincidunt pulvinar ornare volutpat ipsum. Sed molestie leo vel eros placerat, at convallis enim sollicitudin. Donec sed ultricies orci.



Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Reencuentro ║ Adam
Miér Jun 19, 2013 12:47 am por Amanda L. Dawson

» Stay for a while [ Svetlana ]
Lun Jun 10, 2013 2:39 pm por Lovisa Hellberg

» #Registro de PB
Dom Jun 09, 2013 4:22 pm por Liam Lébedev

» #Registro de Identidad
Dom Jun 09, 2013 4:19 pm por Liam Lébedev

» #Registro de Facultad y Carrera
Dom Jun 09, 2013 4:19 pm por Liam Lébedev

» #Registro de Fraternidad
Dom Jun 09, 2013 4:19 pm por Liam Lébedev

» ¡Pide Rol!
Dom Jun 09, 2013 9:15 am por Kirsten Dürren

» @AMPROCK°
Jue Jun 06, 2013 9:48 pm por Adam Phoenix

» Cerveza gratis [1-1]
Jue Jun 06, 2013 9:40 pm por Adam Phoenix

Administración



NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL

NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL

NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL

NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL



El tiempo




¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 38 el Vie Oct 28, 2016 11:46 am.
Créditos



Todos los derechos reservados bajo la propiedad de creative commons.
Historia y descripción de grupos a cargo de ALIDEY D. PAIKANOVA.
Skin & gráficos diseñados por LISSET I. PAIKANOVA.
PERSONAJES CANON CREADOS POR SASCHA E. NOLVAK.



Afiliados


Titulo aquí
I
II
III
IV
V
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse mattis blandit justo, at aliquam ante semper luctus. Quisque eget magna ac urna tempus feugiat. Ut id nunc id ante ultricies mollis. Nunc dignissim nisi vel lacus imperdiet sagittis. Cras id quam ante. Vestibulum eu posuere libero. Proin ut dignissim nulla. Morbi nisl neque, hendrerit et ipsum ac, sollicitudin laoreet est. Donec nec est erat. Mauris est dolor, tempus ac varius ut, vehicula ac ante. Cras in tincidunt mauris. Aenean in est nisl. Etiam a mauris sed risus laoreet molestie. Vestibulum faucibus erat sit amet odio cursus fermentum. Mauris et quam ut est tincidunt pulvinar ornare volutpat ipsum. Sed molestie leo vel eros placerat, at convallis enim sollicitudin. Donec sed ultricies orci. Etiam vehicula aliquam felis. Mauris congue consectetur est, ac lobortis dolor pharetra sed. Fusce mauris libero, ornare vel velit in, bibendum blandit tellus. Sed aliquam tellus id velit elementum scelerisque mollis sed elit. Morbi facilisis, arcu quis sollicitudin malesuada, velit libero elementum odio, eu molestie elit risus commodo sem. Vivamus commodo massa lorem, non ornare nibh porttitor ut. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. In hac habitasse platea dictumst. Morbi commodo id turpis a condimentum. Curabitur blandit sem erat, eget dapibus ligula mollis sit amet. Cras congue venenatis vulputate. Sed hendrerit venenatis tellus, ac elementum diam aliquam ac. Praesent non enim pulvinar, ullamcorper tellus quis, semper erat. Nunc scelerisque, nulla ac rutrum fringilla, justo libero condimentum tellus, nec tristique erat arcu a nulla. Sed congue aliquam turpis, vitae accumsan nisl tincidunt eu. Pellentesque in odio ut metus viverra elementum vel a est. Fusce id turpis purus.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse mattis blandit justo, at aliquam ante semper luctus. Quisque eget magna ac urna tempus feugiat. Ut id nunc id ante ultricies mollis. Nunc dignissim nisi vel lacus imperdiet sagittis. Cras id quam ante. Vestibulum eu posuere libero. Proin ut dignissim nulla. Morbi nisl neque, hendrerit et ipsum ac, sollicitudin laoreet est. Donec nec est erat. Mauris est dolor, tempus ac varius ut, vehicula ac ante. Cras in tincidunt mauris. Aenean in est nisl. Etiam a mauris sed risus laoreet molestie. Vestibulum faucibus erat sit amet odio cursus fermentum. Mauris et quam ut est tincidunt pulvinar ornare volutpat ipsum. Sed molestie leo vel eros placerat, at convallis enim sollicitudin. Donec sed ultricies orci. Etiam vehicula aliquam felis. Mauris congue consectetur est, ac lobortis dolor pharetra sed. Fusce mauris libero, ornare vel velit in, bibendum blandit tellus. Sed aliquam tellus id velit elementum scelerisque mollis sed elit. Morbi facilisis, arcu quis sollicitudin malesuada, velit libero elementum odio, eu molestie elit risus commodo sem. Vivamus commodo massa lorem, non ornare nibh porttitor ut. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. In hac habitasse platea dictumst. Morbi commodo id turpis a condimentum. Curabitur blandit sem erat, eget dapibus ligula mollis sit amet. Cras congue venenatis vulputate. Sed hendrerit venenatis tellus, ac elementum diam aliquam ac. Praesent non enim pulvinar, ullamcorper tellus quis, semper erat. Nunc scelerisque, nulla ac rutrum fringilla, justo libero condimentum tellus, nec tristique erat arcu a nulla. Sed congue aliquam turpis, vitae accumsan nisl tincidunt eu. Pellentesque in odio ut metus viverra elementum vel a est. Fusce id turpis purus.
Cabron 2
PREMIO
PREMIO
PREMIO
PREMIO
PREMIO
lalala
Aquí contenido de la pestaña 5

Losing bets (Privado)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Losing bets (Privado)

Mensaje por Vadim A. Kozlov el Dom Abr 07, 2013 11:46 pm

El castaño estaba de espaldas contra la pared más cercana. El pasillo se encontraba bastante ajetreado a aquella hora del día, y él no podía creer que a tan sólo horas de volver a la universidad luego de sus vacaciones, ya estuviera metido en algo. Había hecho una apuesta con un compañero de clases, y había acabado perdiéndola por reírse del acento de uno de sus profesores. Luego del comentario que su amigo había hecho sobre éste, el castaño jamás podría ver al maestro de la misma manera de nuevo. Ahora todo lo que escuchaba era su acento cantado y la voz nasal.

Tomó aire un par de veces, preparándose mentalmente para lo que iba a hacer. No era que le diera vergüenza, la verdad. De hecho, lo encontraba hasta entretenido. Quizás sería una bienvenida interesante para los nuevos. El tema era que no sabía si lo iba a hacer con o sin música. Porque conseguir que los altavoces de la escuela se prestaran para algo como eso era casi---

Vadim alzó los ojos hacia uno de los parlantes, cuando éste comenzó a sonar con la música. Su amigo llegó corriendo, con una sonrisa de oreja a oreja y le palmeó la espalda, indicándole con ese gesto que era hora del show - No puedo creer que lo hayas conseguido ¿Y tú cómo te conoces a toda la gente importante por aquí? - Le alcanzó a decir antes de ser empujado hacia el comienzo de las escaleras. ¿La música que sonaba por los altavoces? A night like this - Caro Emerald . Decisión de su amigo, por el simple hecho de que él podía actuar cada verso.

El ruso se mordió el labio inferior un segundo, antes de tener que comenzar a bailarla, tal y como si de un musical se tratara. Él era pianista, pero actuar no se le daba nada de mal a decir verdad. Vadim bajó cada peldaño, moviendo los labios como si él estuviese cantando. Su amigo se encargaba de grabarlo todo con el móvil, mientras tanto. El castaño se acercaba a cada estudiante que osaba pasar cerca de él, y él aprovechaba la ocasión para fingir que le cantaba mientras sonreía. Sí, se estaba divirtiendo y al diablo lo que los demás pensaran.

El castaño aprovechó una pausa casi al final de la canción para examinar a todos los que observaban la escena. Para su gran final, iba a elegir a una persona al azar. Cerró los ojos y se los tapó con una de las manos, antes de dar dos vueltas en el lugar, con movimientos gráciles. Alzó su mano libre, con el índice apuntando hacia el frente. Y al abrir los ojos, se encontró con una castaña que jamás había visto anteriormente. Lo que lo hacía todo aún mejor.

Comenzó a actuar al mismo tiempo que los versos de la canción volvían a sonar, y se acercó a ella bailando sonriente. Estiró la mano para tomar una de las ajenas, y él giró alrededor de ella - en vez de hacer que ella girara en su lugar, lo que habría sido lo más lógico -, apurándose un poco al final para terminar su actuación. Una rodilla al suelo, ambos brazos estirados en el aire, una sonrisa de oreja a oreja, y él mismo cantando las últimas palabras de la canción - ¡Dreamed a night like this! - Y la música terminó. Vadim se puso de pie y aplaudió con ambas manos en el aire, entre varias risas - y uno que otro aplauso por allí, quizás por la sorpresa que se acababa de montar - de los observadores, y acto seguido hizo una gran reverencia. Miró hacia la parte de arriba de la escalera, y el pulgar arriba de su amigo le indicaba que la penitencia estaba perfectamente sellada.

Punto para Vadim.
avatar
Vadim A. Kozlov

Mensajes : 119
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 23
Localización : En ningún lugar y más allá(?)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Losing bets (Privado)

Mensaje por Kea A. Chassier el Lun Abr 08, 2013 2:08 am

¿En dónde demonios estaba?, comenzaba a desesperarse y querer regresar justo por donde venía. Llevaba un par de semestres en aquella universidad y todavía no acababa de acostumbrarse al tamaño, el instituto antes de llegar aquí era casi una octava parte de la extensión del campus, un mundo diferente. Estaba un poco perdida en los pasillos ya que sólo había logrado aprenderse tan solo la facultad de ingeniería y si acaso la fraternidad de chicas a la que había acabado integrándose. Todo estaba ajetreado y lleno de gente y aunque hubiera espacio suficiente para que cada uno caminara, se sentía ansiosa por encontrar su camino y salir de ahí lo más pronto posible.

Estaba de buen humor a pesar de todo y esperaba nada le arruinara eso, chasqueó la lengua mientras analizaba las indicaciones que le había brindado un profesor de cabello canoso que nunca había visto, de hecho habían muchas personas que no había logrado ver antes. La facultad de arte no debería estar tan lejos, o al menos eso esperaba. ¿Qué hacía una aspirante a ingeniería buscando artes?, culpen a su madre, la señora pianista quería informes de las clases para tal vez integrarse como docente o algo que Keanna realmente ignoraba. Según Había entendido tercer piso, a la derecha o… ¿Era derecho?. Maldijo internamente, primero debería encontrar las preciadas escaleras.

Repentinamente los altavoces comenzaron a desprender una melodía que nunca había escuchado por el campus pero sí en su iPod, no era algo normal. Frunció el ceño pensando en que no debería distraerse o llegaría tarde a su primera lección. Unas risas llamaron su atención, venían de unas escaleras cercanas “¡Las escaleras!”, pero rayos la gente comenzaba a amontonarse hacia el lugar. Se mordió el labio inferior mientras pensaba como le haría para pasar entre ellos. Avanzó con cautela y fue empujando a uno y a otro poco a poco, varios habían con el móvil en la mano seguramente grabando, pero ¿Grabando qué?. Negó con la cabeza, si era una pelea y acababa metida por querer pasar iba a ser malo. Sintió un dolor, alguien la había pisado, miró feo pero decidió no hacer nada ya que seguramente ya le había empujado. Al final salió de entre la gente, y no vio nada por unos segundos y al otro un joven castaño la señalaba con los ojos cerrados. Miró a ambos lados preguntándose que rayos pasaba y todos parecían sonreír o burlarse, no podía negar que era atractivo pero extraño. Lo vio girar y danzar frente a ella con una sonrisa, no pudo evitar reír de él y con él, estaba haciéndolo muy bien al ritmo de la canción, al fin entendió el por qué del alboroto. Todos aquí estaban locos y eso le encantaba. Le aplaudió lentamente al final del show con una sonrisa irónica y una ceja arqueada. –Muy bonito joven- Habló como si de una adulta juez se tratara. Miró al joven detrás haciéndole señas al castaño y captó, eso tenía que ser una apuesta o algún plan de ambos que parecía haber salido muy bien. Ella no hubiera tenido los pantalones, o quizá sí pero tendrían que recompensarla con algo muy bueno. -¿Así pagas tus estudios?- Preguntó bromista como siempre, no esperaba insultarle ni mucho menos, de hecho se sentía más amigable de lo normal, quizá era por el elemento sorpresa que había mostrado el castaño. Aún estaban frente a frente.



You can't stop looking me, staring at me. Be what I be, you can't stop looking at me. So get off of my face, You can't stop clickin 'bout me.

¡El mejor club!:
avatar
Kea A. Chassier

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 06/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Losing bets (Privado)

Mensaje por Vadim A. Kozlov el Lun Abr 08, 2013 8:39 pm

Muy bonito joven... . Esas palabras al castaño le sonaron como a lo que el guardia de la entrada le diría. Sonrió de medio lado y volvió a hacer una leve reverencia. Las personas ya comenzaban a dispersarse, resignadas al ver que el castaño no iba a continuar con alguna otra canción. Vadim ya había terminado su apuesta, y ahora su alma era libre de nuevo. Entrecruzó los dedos de sus manos y estiró los brazos sobre la cabeza, para estirar un poco sus músculos. Acababa de terminar su clase de interpretación avanzada, y le había ido bastante bien. En vista de eso, tenía planeado tomarse la tarde libre para hacer... lo que fuera que apareciera en su camino.

Soltó una risa alegre al escuchar su siguiente comentario, y se llevó una mano al cabello para arreglarlo un poco - No de esta forma... pero de ser así, vaya que seria divertido - Vadim la examinó con la mirada rápidamente, y meditó un poco sobre su voz. Le gustaba, tenía un timbre agradable. El castaño siempre se fijaba primero en esos detalles, quizás por el hecho de que su vida giraba en torno a los sonidos que escuchaba y creaba. Se rascó el mentón un momento, recién notando a lo que quizás se había referido. Él no pertenecía a danza... pero... - Me pago los estudios de una manera bastante parecida. Que incluye ritmo y bastante concentración para no cometer errores - Sonrió de medio lado. ¿Estaba haciéndose el interesante? Puede ser. Después de todo, no había especificado a qué se dedicaba.

Y qué despistado era. Ella no le había reconocido, lo que podía significar dos cosas. La primera, que era de alguna otra área de la facultad de artes, diferente a la de música - por el hecho de que los gemelos Kozlov eran conocidos por sus conciertos a cuatro manos -, o la segunda; Ella simplemente no pertenecía a esa facultad. Pero si no era de allí, y aquel día no habían actividades que unieran facultades... ¿Entonces porqué estaba allí?

Las dos opciones quedarían claras con una simple frase, que estaba a punto de pronunciar - Qué descortés de mi parte. Soy Vadim Kozlov - Le sonrió mientras estiraba la mano derecha, con un movimiento natural y casi artístico que le salió inconscientemente, quizás por el hecho de llevar toda su vida siendo pianista. Ver a Vadim mover los brazos, era similar a ver a una bailarina de ballet caminar en su día cotidiano: Parecía como si estuviera en el escenario, y no simplemente desplazándose de un lugar a otro. Él lo tenía tan internalizado, que lo hacía sin quererlo.
avatar
Vadim A. Kozlov

Mensajes : 119
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 23
Localización : En ningún lugar y más allá(?)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Losing bets (Privado)

Mensaje por Kea A. Chassier el Mar Abr 09, 2013 1:45 am

Carisma y un tanto de hiperactividad era lo que percibía en aquél muchacho, no debía ser mucho mayor que ella pero tampoco parecía de los nuevos. Quizá si estuviera estudiando algo relacionado con la música como su madre quería tendría muchos compañeros como él. A su parecer esos eran los que tenían futuro, aquellos con la suerte de ser extrovertidos y encantadores, o como las bailarinas que pueden expresar todo con movimientos, aunque la sin gracia de Keanna sólo conocía las expresiones matemáticas y el instrumento que su madre les enseñó a ella y a su hermano a su debido tiempo. Se agradó al escuchar la risa cantarina del castaño, ella solo extendió sus labios en una sonrisa que mostraba sus dientes. Se rascó el hombro izquierdo ante la respuesta del joven castaño, siempre lo hacía cuando simplemente no sabía que decir o hacer.

Arqueó una ceja divertida, ¿Miserioso?, quizá si sonaba divertido su forma de ver la vida y de “trabajar”, ella pagaba sus estudios estudiando si una beca se podía contar por lo mismo. Él no tenía cara de estar fuera de la élite, pero prefería no dejarse llevar por las apariencias. Ya había tenido historias así, incluso la vez que llamaron en la lista para su equipo a “Milly” que resultó ser un hombre, desde ese momento no tiene opinión sobre nombres. Su intuición le decía que era músico, tenía el mismo aire que veía a su madre cuando andaba de buenas. Oh mierda, ¡mamá!, ante el espectáculo incluso había olvidado el por qué se encontraba allí perdiendo el tiempo libre entre clase y clase, hubiera ido a las oficinas generales en lugar de andar por lares desconocidos.

Sacada de sus pensamientos con una presentación, sacudió levemente la cabeza para regresar a donde se había quedado con el castaño, Vadim, Vadim, Vadim, mínimo sonaba masculino. Su presentación era casi igual a todos sus movimientos, como el final de su show anterior o como daba las gracias. Sonrió de lado desviando la mirada y encontró las escaleras nuevamente, ahora detrás de él. –Alto, ¿Esas escaleras llevan a algún lado relacionado con pianos?- Preguntó señalándolas con la mano derecha, su voz sonaba un tanto emocionada pero con una mirada que suplicaba por un si. Siquiera se dio cuenta de que no había dicho su nombre, que descortés era ella. Tuvo una idea rápida que no pasó lo suficiente por su mente como para analizar antes de hablar y tan solo habló. –Si me ayudas a encontrar mi camino prometo que sabrás mi nombre- Guiñó un ojo con una sonrisa, aunque se vio algo torpe. Tocó su estómago que no dudaba que empezaría a llamar su atención. Quizá al joven ni le importaba conocerla y solo quería ser amable con sus espectadores, quizá huyera después de aquello pero a ella le urgía ir por lo que iba y comer algo, moría de hambre. Miró a los lados buscando alguna máquina expendedora, después de tanto había olvidado desayunar. Se rindió prefiriendo esperar por algo mejor, aún cabía la posibilidad de que al castaño le importara solo un poco.



You can't stop looking me, staring at me. Be what I be, you can't stop looking at me. So get off of my face, You can't stop clickin 'bout me.

¡El mejor club!:
avatar
Kea A. Chassier

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 06/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Losing bets (Privado)

Mensaje por Vadim A. Kozlov el Mar Abr 09, 2013 11:48 pm

Por un par de segundos, el castaño se distrajo completamente. Sus oídos se volvieron sordos a todo lo que ocurría a su alrededor, y su atención estaba fija en una simple acción: La sonrisa de lado que la castaña había realizado, quizás inconscientemente. A Vadim le había parecido simplemente hermosa, en toda su naturalidad. Él mismo sonrió al ver que ella fijaba la mirada en un punto detrás de él, mientras en su mente sonaba una melodía de piano sin detenerse. Para él, el sonido jamás se detenía. Cada minuto del día se encontraba pensando en alguna pieza específica, en algún pasaje que quisiera mejorar... simplemente no se detenía jamás.

Alzó levemente las cejas, comprendiendo varios segundos más tarde que ella le había mencionado algo acerca de las escaleras - ¿Hm? - Giró sobre sus talones en un simple movimiento, llevando sus manos a los bolsillos de sus pantalones de tela gris. ¿Que si las escaleras llevaban a algún lado? - Para allá está lo de danza, hacia este otro lado todo lo relacionado con la pintura y fotografía... y hacia allá - Acabó por señalar con la mano las escaleras, y de paso todo el corredor al que dirigían - Todo lo relacionado con la interpretación musical. Aunque esta área está mas centrada en los instrumentos clásicos. Los eléctricos están para el otro lado - Agregó casualmente, antes de entrecerrar levemente los ojos. Un momento. ¿Ella estaba interesada en los pianos?

El castaño caminó en círculos alrededor de ella mientras escuchaba su propuesta. Soltó una pequeña risa algo ronca - Interesante... ¿Tu nombre como premio por mi ayuda? - Sonrió al ver el guiño del ojo, y se lo siguió pensando por un segundo más. No sonaba mal. Sí, él ya le había dicho su nombre y ella acababa de agarrarse de eso para controlarlo a él. Y con ello, su curiosidad acababa de despertarse.

Vadim dió un par de pasos, y de un salto llegó al segundo escalón de la amplia escalera de mármol - Confiaré en tu palabra. Pero no me digas qué es lo que buscas - Le indicó con el índice de su mano derecha sobre sus labios, como seña de que ella debía mantener el silencio en ese tema - Quiero adivinarlo yo - Finalizó sonriente, haciendo un ademán de mano para que le siguiera, mientras él mismo se ponía en movimiento.

Vadim saludó a un par de conocidos por el camino, mientras se movía sin dudar un segundo por entre los enormes pasillos. El ruso estaba acostumbrado a complejos así de grandes: Toda su vida se había movido por laberínticos teatros y escenarios, backstages, instrumentistas moviéndose rápidamente por diferentes pasillos antes de un concierto. Y aquí las aulas estaban señaladas correctamente; a él no le había costado nada memorizar toda la facultad. Más aún con su activa curiosidad: Todo su primer día se la había pasado recorriendo.

El castaño sólo se detuvo al llegar frente a unas enormes puertas negras. - Puede que sea ésto lo que buscas... - Dijo simplemente, señalando ambas puertas con la mano mientras giraba sobre sus talones para mirarla sonriente - Ya que dijiste 'algún lugar relacionado con pianos'... no se me ocurre nada mejor - Y dicho ésto, empujó las puertas con la espalda para abrirlas de par en par. Estaban en la entrada del enorme auditorio destinado a los conciertos de piano. ¿Y sobre el escenario? Un par de modelos Steinway de última generación, recién llegados el día anterior. Estarían allí hasta que se decidiera en qué sala dejarlos, y cual quedaría fijo allí.
avatar
Vadim A. Kozlov

Mensajes : 119
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 23
Localización : En ningún lugar y más allá(?)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Losing bets (Privado)

Mensaje por Kea A. Chassier el Miér Abr 10, 2013 1:53 am

Castaño, despreocupado, divertido, artístico, distraído, un tanto sin vergüenza pero atractivo. Era todo lo que había podido sacar de aquél joven frente a ella en esos minutos que habían pasado juntos. Mucho más de lo que puedes sacar de un estudiante de ingeniería con los que estaba destinada a pasar sus días. Su acompañante hizo un solo movimiento para mirar a lo que se refería y comenzó a responder su pregunta mal formulada con bastante información. Puso atención en todas las indicaciones que Vadim, que raro era saber su nombre y repetirlo en su mente, aunque realmente había entendido menos de la mitad y no es que el chico no se diera entender, más bien ella no era buena con las direcciones, nunca lo había sido y por lo mismo dudaba que su madre le diera el carro alguna vez para salir por la ciudad. Captó hacia dónde iban los instrumentos clásicos y agradeció su respuesta aunque ella sólo había preguntado por los pianos. Le siguió con la mirada girando un poco el cuello mientras el rondaba alrededor de ella, se limitó a asentir ante su pregunta ya que básicamente eso era lo que quería, en su interior alzó el puño como seña de victoria al escuchar la respuesta positiva del castaño, ¡tenía a su guía de facultad! Y… se podría decir que estaba interesado en ella, aunque fuera un poco lo que lo hacía aún mejor, quizá hasta termine agradeciéndole a su madre.

La castaña le siguió el par de pasos que dio, ¿Ahora quería escapar?, no. Rió suavemente ante el reto que se había impuesto el joven y se encogió en hombros, eso lo hacía interesante y divertido. –No me opongo.- Dijo suavemente colocando su dedo índice en la misma posición que él para hacerle entender que había entendido pero no pudo evitar sonreír, otra vez. Si que estaba de buen humor ese día. Había aceptado incluso sabiendo que ya había mencionado pianos, eso facilitaba las cosas mucho más. Obedeció sus señas y con un par de pasos se puso casi a su altura para seguirle. Correctamente podía decir que no reconocía a un noventa y nueve por ciento de los estudiantes de aquella facultad y la historia con el castaño era al revés, fácil llevaba unas dos o tres personas en la escalera. Se movía con una seguridad que le aseguraba a Kea que se había recorrido aquellos pasillos unas quinientas veces. No salieron palabras en el camino ya que se limitó a ver a sus alrededores y comparar siempre las facultades, se notaba por mucho la diferencia y no solo por los muros y salones, la gente, las personas eran distintas.

Si fuera por su madre ella estaría estudiando en aquél lugar algo relacionado con crear música. Apenas se dio cuenta cuando el castaño se detuvo ya que había sido repentino, no había mucha gente alrededor de aquél lugar y eso le parecía agradable, nunca había sido fan de estar entre demasiadas personas, robaban su oxígeno. Arqueó una ceja ante las puertas negras que había señalado Vadim, lucían diferentes a las de un salón o una oficina pero quizá él estaba en lo correcto. Le vio sonreírle y simplemente no pudo evitar imitarlo, sin razón ni motivo, simplemente su sonrisa parecía contagiosa. –Vamos, si te equivocas no habrá más oportunidades- dijo bromeando, claro que las habría, ella necesitaba la información que quería la señora Westerfeld, conocida como su madre. En cuanto las puertas se abrieron sus ojos las imitaron y sus cejas se levantaron, se sorprendió porque era hermoso, le recordaba a uno en donde solía ver a su madre presentarse en Francia. Sonrió al ver los pianos, Westerfeld moriría allí de amor por aquellas bellezas. –Vaya, creo que te has equivocado, lástima- Dijo con la palabra "broma" en la cara y el tono de ironía. Se atrevió a darle unas palmaditas en el hombro al castaño como consuelo. Aunque allí no encontraría información acerca de clases y eso, no quiso alejarse de allí, quería sentarse frente a uno de esos y desempolvar sus dedos. De cierto modo le daba pena tocar frente al castaño, él parecía ser muy agraciado con los instrumentos y ella, se decía que lo era pero no al nivel de su madre, nunca, eso sin contar los meses que tenía sin practicarlo. -¿Podemos entrar?- Preguntó con brillo en los ojos intentando retenerse de correr hasta el escenario. Ignorando el hecho de que había prometido su nombre, el cual no tenía problema en decir, aunque le hayan dicho algunas veces que era raro.
Razonó que si el chico había abierto la puerta con tanta naturalidad, el pasar no era algo prohibido, tan solo esperó alguna seña que le asegurara el si para entrar. -Vamos, Vadim- Sonrió de lado después de deletrear su nombre.



You can't stop looking me, staring at me. Be what I be, you can't stop looking at me. So get off of my face, You can't stop clickin 'bout me.

¡El mejor club!:
avatar
Kea A. Chassier

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 06/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Losing bets (Privado)

Mensaje por Vadim A. Kozlov el Miér Abr 10, 2013 10:46 pm

El castaño se arrepintió de abrir las puertas en el mismo instante en que ella le aseguró lo que había temido: No tendría más oportunidades. Y no sabría su nombre. Si había algo que al castaño le frustraba, era conocer a alguien y verle desaparecer así nada más. Eran tantas las facultades, y tan grande cada una, que encontrarse dos veces con la misma persona era casi imposible - si es que no había guardado el número, mail o algo por el estilo para contactarse -. Y si lo hacías, entonces era destino, según él. Aunque tenía que admitir que comenzar a preguntar a cada ser humano que se le cruzara por si conocía a tal o cual persona, era emocionante.

Pero no, Vadim no se iba a quedar en la ignorancia. De alguna manera le sacaría el nombre. Y si tenía que tomar prestada - porque según él, eso hacía - su billetera para ver la cédula de identidad, lo haría.

Su boca se abrió al escuchar las temidas palabras. ¿Se había equivocado? ¿Eso no era? ¿Pero para que más iría alguien de otra facultad, si no para ver los nuevos pianos? Sí, su mente funcionaba así. Él era capaz de viajar horas y horas por sólo probar un piano. - Pero... pero... - Balbuceó antes de sentir las palmadas en el hombro. Se llevó una mano al cabello para revolverlo un poco. Él era ciego a las ironías y sentidos ocultos en las frases. Para Vadim, ella acababa de confirmar su derrota.

La miró de reojo ante su siguiente pregunta. ¿Que si podían entrar? - Normalmente no... pero ya que vienes conmigo - Dijo mientras se rascaba el mentón y escuchaba su nombre en los labios ajenos. Maldición - Vamos, señorita anónima - Dijo mientras le indicaba con un ademán de cabeza que le siguiera. Y al ver los pianos nuevamente, una idea apareció para iluminarlo. Quizás aún tenía una oportunidad de ganarse el derecho a saber el nombre de la castaña.

Se adelantó un poco y estiró ambos brazos para tomar la fina tela de seda negra, que cubría uno de los enormes instrumentos. Vadim aún no sabía cómo lo iban a hacer para mover los pianos hacia otro lugar sin la ayuda de una grúa o algo por el estilo. Seis personas se necesitaban para mover los verticales. ¿Para uno de cola completa? Bastantes más. De un sólo movimiento dejó al descubierto la brillante madera pintada de negro, con la característica marca 'Steinways'. ¿Qué hizo Vadim con la enorme tela de seda? Bueno, no la quería dejar tirada por allí.

Así que se la amarró al cuello, como si fuera Superman y levantó la tapa con cuidado. Metió la cabeza para mirar las cuerdas, y sonrió al sentir el aroma a la madera nueva, recientemente trabajada. Revisó cada uno de los pequeños mecanismos de su interior, y probó los pedales con cuidado. Luego se sentó en el banquillo - no sin antes echar su capa hacia atrás con elegancia, para no sentarse sobre ésta - y lo ajustó sonriente. Sí, quizás la capa acababa de arruinar su imagen de concertista profesional.

Levantó una mano con una enorme concentración, olvidándose enseguida de todo lo que le rodeaba. Para él, sólo existía el instrumento que tenía frente a él. Inhaló un par de veces mientras sentía internamente el pulso al que iba a tocar. Alzó las manos con un grácil movimiento, y sin pestañear ni un segundo, bajó a una velocidad constante éstas.

Y justo antes de hacer contacto con las teclas, se detuvo en seco. Enderezó la espalda y miró a la castaña, recordando que ella seguía allí - Ah... casi se me olvida - Le dijo con una media sonrisa - Te regalo una parte de un concierto de Rachmaninoff, si me dices tu nombre - Alzó las cejas repetidas veces, como si aquel fuera el mejor trato que pudieran hacer. Y en cierto modo, quizás si lo era. Vadim generalmente cobraba, y bastante, por tocar. Además, casi nunca tocaba de esa manera. El ruso se pasaba los días encerrado, ensayando en una sala solitaria. Él no demostraba virtuosismo como algunos de sus compañeros, y a veces ni siquiera se quedaba a conversar con ellos luego de las clases. Él partía enseguida a estudiar. - ¿Qué dices? - Se movió un poco a la izquierda del banquillo para dejar espacio, y palmeó rápidamente sobre la otra mitad, invitándola que se sentara a su lado.
avatar
Vadim A. Kozlov

Mensajes : 119
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 23
Localización : En ningún lugar y más allá(?)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Losing bets (Privado)

Mensaje por Kea A. Chassier el Dom Abr 14, 2013 3:15 pm

La cara de sorpresa y confusión en el joven la hicieron morderse el labio, para ella era raro encontrarse con gente que realmente creyera sus mentiras que naturalmente iban destinadas a una broma. Por un momento el castaño le dio ternura. Quiso sacar algún comentario sobre la entrada al lugar pero quizá el castaño tenía razón y los que no pertenecían a la facultad no podían entrar a menos de tener una invitación, carta o algo parecido. Así era con algunos laboratorios. Una risa suave y cantarina se escapó de sus labios al escuchar “anónima”, a pesar de que no le había dicho su nombre aún y lo estaba utilizando de cierta manera el joven seguía siendo amable y parecía no importarle mucho estar con una completa extraña. Avanzó unos pasos detrás de él, no pudo evitar ver todo alrededor, curiosear, imaginar el auditorio lleno de gente y alguna persona presentándose en aquél escenario, un solo, con los reflectores sobre él. Cerró los ojos por unos segundos y respiró, si la física y las matemáticas no le hubieran llamado, seguro estaría allí intentando ser esa persona en el escenario.

Una vez frente a los pianos se limitó a mirar a Vadim descubrir la belleza que se encontraba bajo la oscura tela. Sin duda deseaba que la señora Westerfeld estuviera en el mismo lugar que ella, aunque la mencionada ya estaría sentada probando cada uno de los instrumentos. Giró el cuerpo hacia enfrente, el lugar se veía aún mejor desde el escenario que viceversa. -Wow- Un susurro en un suspiro, alguno de esos fueron los que hicieron notar su sorpresa. Debía ser grandioso escuchar aplausos desde ahí.

Una risa silenciosa oculta por la palma de su mano fue su respuesta ante la improvisada capa que el castaño había colocado en su cuello, sí que estaba loco. Lo observó detenidamente mientras él parecía estar conociendo a su nuevo amigo, ¿nadie había tocado ese piano antes?, de hecho era extraño que estuvieran nada más por que si. La finta que hizo el joven le hizo pensar a Kea que empezaría a tocar, se emocionó por un lado ya que adoraba ese tipo de música, pensó que en ese momento eran sólo el castaño y el piano, así como la bailarina y sus zapatillas.

Arqueó una ceja, no le molestaba que la olvidara, pero que se lo afirmara con palabras la ofendía un poco. Rió al escuchar la propuesta y acabó mordiéndose el labio, colocó su mano en su barbilla con pose pensativa, como si estuviera analizando si le convenía. –Me parece que suena justo, Vadim- Comenzaba a gustarle pronunciar su nombre, quizá porque él no podía hacer lo mismo para contraatacarla o simplemente porque era un lindo nombre. Avanzó unos pasos y se sentó en el espacio libre que el castaño dejaba para ella. –Primero la música y luego el premio ¿No?, sólo que debes sorprenderme, si no, tendrás que seguir ayudándome a encontrar el lugar que busco- Sonrió al terminar de poner sus condiciones ante el trato. Algo característico de Kea es que siempre mira a los ojos al hablar y no dejaba de hacerlo ni con él ni con nadie.

Estiró su mano derecha y con sus dedos acarició las teclas que estaban a su alcance, blancas y perfectas. Eso era algo así como el ritual de su madre, de pequeña siempre le decía que así el piano se acostumbraba a ella como ella al piano. ¿Supersticiosa? Más de lo que cree ella misma. Se perdió por unos segundos pero tenía tan cerca al castaño que no podía estar en su mundo por mucho tiempo. Quitó su mano del piano. –Vamos, comienza. Espero no estorbarte- Mencionó ya que le quitaba casi la mitad de lo que un pianista tiene normalmente.

{Disculpa la tardanza, fin de semana ocupado :3}



You can't stop looking me, staring at me. Be what I be, you can't stop looking at me. So get off of my face, You can't stop clickin 'bout me.

¡El mejor club!:
avatar
Kea A. Chassier

Mensajes : 27
Fecha de inscripción : 06/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Losing bets (Privado)

Mensaje por Vadim A. Kozlov el Dom Abr 14, 2013 7:36 pm

El castaño asintió - Un trato más que justo - Agregó mientras se movía un poco más a la izquierda y se acomodaba un poco más. Sacudió un poco las manos para soltarlas antes de comenzar, y se rascó el mentón. No quería partir con Rachmaninoff así como así. Primero quería calentar las manos un poco. Escuchó las palabras de la castaña mientras estiraba ahora los brazos un poco, para desperezarse. - Esta vez no voy a perder Aseguró mientras le mantenía la mirada, cosa que no se le dificultaba pues él mismo acostumbraba a hacer eso, y le sonreía con confianza - Así que... a ver... voy a comenzar con algo de Chopin para soltar las manos... - Carraspeó exageradamente con aires de suficiencia -aunque claramente estaba bromeando- y volvió a alzar las manos para comenzar con la pieza.

Y se volvió a detener al ver que ella estaba ocupada acariciando las teclas. Interesante, las personas generalmente golpeaban las teclas primero, para hacerlas sonar. Pero ella las acariciaba con cuidado. Quizás sabía de pianos, y si era así... entonces no sería tan fácil impresionarla como lo había imaginado - Las teclas de éste modelo son algo más pesadas que las de otras marcas. Son espectaculares para entrenar la musculatura de las manos - Comentó sonriente mientras movía los dedos de sus manos con diversión, y se sentaba un poco más adelante en el banquillo, para no pasarla a llevar al buscar las octavas más altas.

Asintió ante su indicación, y el castaño calmó su respiración al tiempo que cerraba los ojos. Él no necesitaba ver para saber dónde se encontraban las teclas; eso ya era conocimiento muscular, grabado en él desde los tres años. Inspiró una vez más, y al exhalar, el castaño soltó con fuerza el primer acorde de la pieza de Chopin, Fantasie Impromptu op. 66 . Sus manos se movieron por las teclas sin duda alguna, ni pausa accidental. La pieza la había aprendido a los seis años, y desde entonces formaba parte de su repertorio. No se iba a equivocar, porque había mucho en juego.

Según él.

Sus manos siguieron interpretando la pieza, hasta que la última nota llegó. Y sólo cuando el sonido se apagó por completo, por su propia cuenta, el castaño abrió los ojos y relajó la postura. Sintió el pesado silencio por un par de segundos, y dejó sus manos descansar sobre sus rodillas - Bien, ahora vamos enserio. Pero quiero cambiar las condiciones, ya que agregué una pieza a la apuesta. Quiero que me digas de qué facultad eres, y porqué andas por estos humildes y artísticos lugares - Dijo Vadim sonriente, y estiró la mano derecha para tomar la misma ajena, sellando un trato por su cuenta. - Bien, vamos con Rachmaninov ahora - Dijo el ruso sonriente, pues era uno de sus compositores favoritos. Volvió a suspender las manos sobre las teclas... y dejó caer con extremo cuidado el primer acorde del Piano Concerto nº2 de Rachmaninov . Él bien sabía que lo más difícil de tocar en piano, era mantener la misma dinámica en cada nota, y para ello tenía que usar exactamente la misma cantidad de peso en sus dedos en cada una.

Vadim se concentró de sobremanera, y nuevamente volvió a olvidar su entorno. De alguna manera se las arregló para no chocar contra la castaña en el proceso, pero aquello no cortó su concentración. Él ya estaba sumergido en su mundo. Abrió los ojos, pero éstos se mantenía perdidos en algún punto distante. Veía, pero en realidad no lo hacía. Y así continuó tocando, dándo incluso algunos pequeños sobresaltos con el cuerpo en los sectores más fuertes, todo aquello inconscientemente. Él no se fijaba en los gestos que realizaba al interpretar una pieza, aunque ya varios le habían dicho que su rostro expresaba bastante, así como su cuerpo. Él ni cuenta se daba.

Y de repente volvió a detenerse con cuidado. Pestañeó un par de veces; se había absorbido tanto en su música, que no sabía exactamente cuánto había tocado. El concierto duraba, completo, más de cuarenta minutos. Y al parecer, él había tocado por lo menos el primer movimiento, unos doce minutos. Mucho más de lo que había tenido planeado hacerlo. Giró el rostro sorprendido - Creo que me pasé del tiempo... - Sonrió de medio lado y soltó el pedal del piano - ¿Y bien? ¿Me gané tu nombre y la información o no? - Le preguntó sonriente, mientras él mismo acariciaba las teclas del piano, esperando su respuesta.



Vadim Kozlov
×
FichaRelacionesCronología

avatar
Vadim A. Kozlov

Mensajes : 119
Fecha de inscripción : 03/04/2013
Edad : 23
Localización : En ningún lugar y más allá(?)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Losing bets (Privado)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.