Prologo



Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse mattis blandit justo, at aliquam ante semper luctus. Quisque eget magna ac urna tempus feugiat. Ut id nunc id ante ultricies mollis. Nunc dignissim nisi vel lacus imperdiet sagittis. Cras id quam ante. Vestibulum eu posuere libero. Proin ut dignissim nulla. Morbi nisl neque, hendrerit et ipsum ac, sollicitudin laoreet est. Donec nec est erat. Mauris est dolor, tempus ac varius ut, vehicula ac ante. Cras in tincidunt mauris. Aenean in est nisl. Etiam a mauris sed risus laoreet molestie. Vestibulum faucibus erat sit amet odio cursus fermentum. Mauris et quam ut est tincidunt pulvinar ornare volutpat ipsum. Sed molestie leo vel eros placerat, at convallis enim sollicitudin. Donec sed ultricies orci.



Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Reencuentro ║ Adam
Miér Jun 19, 2013 12:47 am por Amanda L. Dawson

» Stay for a while [ Svetlana ]
Lun Jun 10, 2013 2:39 pm por Lovisa Hellberg

» #Registro de PB
Dom Jun 09, 2013 4:22 pm por Liam Lébedev

» #Registro de Identidad
Dom Jun 09, 2013 4:19 pm por Liam Lébedev

» #Registro de Facultad y Carrera
Dom Jun 09, 2013 4:19 pm por Liam Lébedev

» #Registro de Fraternidad
Dom Jun 09, 2013 4:19 pm por Liam Lébedev

» ¡Pide Rol!
Dom Jun 09, 2013 9:15 am por Kirsten Dürren

» @AMPROCK°
Jue Jun 06, 2013 9:48 pm por Adam Phoenix

» Cerveza gratis [1-1]
Jue Jun 06, 2013 9:40 pm por Adam Phoenix

Administración



NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL

NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL

NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL

NOMBRE NOMBRE
MP △ PERFIL



El tiempo




¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 38 el Vie Oct 28, 2016 11:46 am.
Créditos



Todos los derechos reservados bajo la propiedad de creative commons.
Historia y descripción de grupos a cargo de ALIDEY D. PAIKANOVA.
Skin & gráficos diseñados por LISSET I. PAIKANOVA.
PERSONAJES CANON CREADOS POR SASCHA E. NOLVAK.



Afiliados


Titulo aquí
I
II
III
IV
V
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse mattis blandit justo, at aliquam ante semper luctus. Quisque eget magna ac urna tempus feugiat. Ut id nunc id ante ultricies mollis. Nunc dignissim nisi vel lacus imperdiet sagittis. Cras id quam ante. Vestibulum eu posuere libero. Proin ut dignissim nulla. Morbi nisl neque, hendrerit et ipsum ac, sollicitudin laoreet est. Donec nec est erat. Mauris est dolor, tempus ac varius ut, vehicula ac ante. Cras in tincidunt mauris. Aenean in est nisl. Etiam a mauris sed risus laoreet molestie. Vestibulum faucibus erat sit amet odio cursus fermentum. Mauris et quam ut est tincidunt pulvinar ornare volutpat ipsum. Sed molestie leo vel eros placerat, at convallis enim sollicitudin. Donec sed ultricies orci. Etiam vehicula aliquam felis. Mauris congue consectetur est, ac lobortis dolor pharetra sed. Fusce mauris libero, ornare vel velit in, bibendum blandit tellus. Sed aliquam tellus id velit elementum scelerisque mollis sed elit. Morbi facilisis, arcu quis sollicitudin malesuada, velit libero elementum odio, eu molestie elit risus commodo sem. Vivamus commodo massa lorem, non ornare nibh porttitor ut. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. In hac habitasse platea dictumst. Morbi commodo id turpis a condimentum. Curabitur blandit sem erat, eget dapibus ligula mollis sit amet. Cras congue venenatis vulputate. Sed hendrerit venenatis tellus, ac elementum diam aliquam ac. Praesent non enim pulvinar, ullamcorper tellus quis, semper erat. Nunc scelerisque, nulla ac rutrum fringilla, justo libero condimentum tellus, nec tristique erat arcu a nulla. Sed congue aliquam turpis, vitae accumsan nisl tincidunt eu. Pellentesque in odio ut metus viverra elementum vel a est. Fusce id turpis purus.
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Suspendisse mattis blandit justo, at aliquam ante semper luctus. Quisque eget magna ac urna tempus feugiat. Ut id nunc id ante ultricies mollis. Nunc dignissim nisi vel lacus imperdiet sagittis. Cras id quam ante. Vestibulum eu posuere libero. Proin ut dignissim nulla. Morbi nisl neque, hendrerit et ipsum ac, sollicitudin laoreet est. Donec nec est erat. Mauris est dolor, tempus ac varius ut, vehicula ac ante. Cras in tincidunt mauris. Aenean in est nisl. Etiam a mauris sed risus laoreet molestie. Vestibulum faucibus erat sit amet odio cursus fermentum. Mauris et quam ut est tincidunt pulvinar ornare volutpat ipsum. Sed molestie leo vel eros placerat, at convallis enim sollicitudin. Donec sed ultricies orci. Etiam vehicula aliquam felis. Mauris congue consectetur est, ac lobortis dolor pharetra sed. Fusce mauris libero, ornare vel velit in, bibendum blandit tellus. Sed aliquam tellus id velit elementum scelerisque mollis sed elit. Morbi facilisis, arcu quis sollicitudin malesuada, velit libero elementum odio, eu molestie elit risus commodo sem. Vivamus commodo massa lorem, non ornare nibh porttitor ut. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. In hac habitasse platea dictumst. Morbi commodo id turpis a condimentum. Curabitur blandit sem erat, eget dapibus ligula mollis sit amet. Cras congue venenatis vulputate. Sed hendrerit venenatis tellus, ac elementum diam aliquam ac. Praesent non enim pulvinar, ullamcorper tellus quis, semper erat. Nunc scelerisque, nulla ac rutrum fringilla, justo libero condimentum tellus, nec tristique erat arcu a nulla. Sed congue aliquam turpis, vitae accumsan nisl tincidunt eu. Pellentesque in odio ut metus viverra elementum vel a est. Fusce id turpis purus.
Cabron 2
PREMIO
PREMIO
PREMIO
PREMIO
PREMIO
lalala
Aquí contenido de la pestaña 5

Handyman -privado-

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Handyman -privado-

Mensaje por Gavriil Kuznetsov el Miér Abr 24, 2013 11:38 pm

¿Qué se hace cuando se acaba el dinero? Bueno, muchos dirán "ir al cajero" pero para Gavriil la solución era una completamente diferente. Aquellas calles eran fuertemente traficadas solamente por personas a pie, casi no se permitía el paso de vehículos a en los alrededores, así que la concentración de peatones confiados era casi todos los días simplemente excepcional para actividades como la que traía en mente. La gente tendía a relajarse demasiado en esas calles, después de todo estaban libres de conductores neuróticos que lo único que deseaban era llegar a tiempo a sus destinos sin importar a cuantos fulanos se tuvieran que llevar en el camino. Ok, quizá no tanto como eso, pero ya captan la idea ¿no? Sin la presión de los conductores la gente simplemente se relaja un poco y deja de preocuparse de lo que ocurre en su entorno, no tenían que estar pendientes a semáforos, a el sonido de los autos, a señales de tránsito y al maldito loco que siempre se las salta. Por lo mismo tampoco estaban muy al tanto de la gente que pasaba alrededor de ellos porque simplemente era demasiada ¡Demasiada! Pasaban rosando tus hombro siempre, de aquí para allá, con prisa o con calma, cargando bolsas o niños, era simplemente un día normal como cualquier otro.

Y eso era perfecto para Gavriil quien en estos momentos se acercaba a la esquina más concurrida de toda la calle. Caminaba en el medio de un bloque de personas no lo suficientemente denso para su gusto pero que se dirigía a una parte de la calle más poblada, las condiciones prácticamente se dieron solas. La gente estaba tan junta una de la otra que para Gavriil era de lo más sencillo simplemente estirar su mano con suavidad, deslizarla dentro del bolsillo de algún distraído y sacar su cartera rápidamente. No se detenía a revisarlas ahí, metía cualquier cosa que sacara a su gabardina sin darle mas que un vistazo primero, un celular, una cajetilla de cigarros, unas llaves, lo que fuera era bueno. No era una tarea rápida cuando se hacía a gran escala. Vamos, podías robar una billetera a un hombre que pasaba distraído en su teléfono por la calle en un segundo, pero para no levantar sospechas cuando lo hacías mas de una vez en una sola zona tenía que estar moviéndose y valerse de su cara "nada especial" para no llamar mucho la atención...

Era un veterano en este juego por lo que al cabo de media hora a él ya no le cambian las cosas en los bolsillos, tendría suficiente dinero para una semana entera al menos como mínimo, eso claro, después de ir a empeñar los teléfonos y tirar las llaves a la basura pues robar autos era demasiado arriesgado. También podía venderle a un amigo suyo del bajo mundo las identificaciones oficiales, las tarjetas de crédito, el no sabía para que las usaba pero tampoco le interesaba, hacía buen dinero con ellas y era lo único que importaba. Sin embargo a veces la tentación es difícil de domar y aunque ya tenía suficiente por esta última excursión, no pudo evitar ver la espalda de quien sería su última víctima del día y sonreír. Solo una vez más, se dijo.

Estaba hablando por teléfono o algo así, enfrente de una tienda, por lo que el se acercó y fingió gran interés por lo que del otro lado de la vitrina se podía apreciar, relojes o algo así, antes de estirar de manera casi imperceptible su mano y deslizarla dentro del bolsillo del abrigo del hombre, envolviendo sus dedos en la billetera antes de comenzar a sacar su mano con suavidad...


Louder than sirens
Louder than bells
Swetter than heaven
And hotter than hell
avatar
Gavriil Kuznetsov

Mensajes : 24
Fecha de inscripción : 20/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Handyman -privado-

Mensaje por Nicolás Henrik el Jue Abr 25, 2013 2:12 am

Pueden pasar años y aun así parece que fue ayer. El frío de esta noche era calcinante. Había dejado el automóvil unas calles atrás para ir a la cafetería. Muchas habían cerrado a estas horas. Caminé por las calles mirando uno que otro aparador, a veces me gustaba curiosear, tenía una cierta fascinación por los relojes y los libros, también por objetos extraños que vendiesen en las tiendas de segunda mano. Tenía puesto unos guantes de cuero. No había quedado con nadie esa noche, mi hermana me había cancelado, tenía ganas de café y también tenía hambre.

No suelo andar de noche a pie, hace mucho tiempo que no lo hago, lo hice un par de veces en Noruega cuando apenas llegué, era mi costumbre en Londres, era gracioso caminar por las calles de noche, el silencio de las ventanas y los murmullos de los callejones solían ser los que me acompañaban para poder hacer lo que hacía. Lo único que solía traer en la gabardina eran mis llaves del coche la billetera, la traía siempre dentro de la chaqueta o gabardina. EL móvil siempre lo llevaba en algún bolsillo del pantalón. No solía andar con tantas cosas, bueno, también traía una pluma. A veces me preguntaba que tanto traían las mujeres en sus bolsas, que parecían un bloque de concreto ¿Lo les dolía luego el hombro? ¿No se cansaban de usar todo el tiempo la cartera?... Bueno esas preguntas no tuvieron respuestas cuando vi unos relojes que llamaron mi atención, estaba a dos pasos de llegar a la cafetería. Podía sentir el olor del café cada vez que abrían la puerta y sonaba la campanilla.

No dije nada, cuando un hombre se quedó a mi lado, el miraba los relojes mientras hablaba con alguien, por la plática parecía que hablaba con su esposa o algo así. No presté mucha atención, solo vi un reflejo que estaba detrás. El hombre se veía distraído, mi defecto de fotógrafo es ser demasiado observador, demasiado desconfiado y demasiado, demasiado todo. Por eso siempre estaba solo. Mi estatura era bastante notoria, no era un tipo que pasaba desapercibido. Di un paso atrás y le murmuré al tipo de los dedos agiles:

—Es mejor que dejes eso así. —El hombre que hablaba por teléfono, se quedó mirándonos raro y tal vez con un aspecto violento. El hombre empezó a acusarnos de que lo íbamos atracar y empezó a empujarnos. Tenía agarrado de la camisa al asaltante y a mí del brazo. Mi peso en fuerza no parece muy notorio, pero lo pude controlar. Haciendo que me suelte. Solo esperaba que no tuviera un arma.
—Es un mal entendido — Traté de arreglarlo y le hablé al asaltante como si lo conociera de algo— No es lo que parece — dije en mi mejor fase actoral. —Tranquilo señor.

Me volví hacia el asaltante que por un momento me figuraron unos ojos salvajes o más bien desesperación ¿Por qué? ¿Era necesario hacerlo? Siempre me lo había preguntado cuando Justine reclutaba a esa gente para rehabilitarlos, darles comida, un hogar y un futuro.
—Ya era hora que llegaras pensé que nunca llegarías…—Le di la mano en manera de saludo para comprobarle al señor que nos miraba con recelo que nos conocíamos. El hombre se tranquilizó y sé fue refunfuñando del aparador

— No te preocupes, no te delataré. Si necesitas dinero puedo darte algo. No tengo mucho — porque nunca cargaba mucho efectivo, metí mi mano en el bolsillo y saqué un billete de cincuenta y uno de diez arrugados, los que me servirían para el café, podría pagar con tarjeta, se los tendí— toma… ¿No tienes hambre? …




Spoiler:


avatar
Nicolás Henrik

Mensajes : 249
Fecha de inscripción : 06/03/2013
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Handyman -privado-

Mensaje por Gavriil Kuznetsov el Vie Abr 26, 2013 12:17 am

Estaba por obtener su premio cuando escucho la voz de alguien detrás de él, haciendo que se distrajera un momento al voltear a verlo. Tiempo suficiente para que el hombre al que estaba a punto de robar se diera cuenta de notar que habia algo extraño en la actitud de esos dos detrás de él. Lo siguiente que sucedió fue solamente lo más obvio. El tipo se da la vuelta y los mira como toro antes de comenzar a ponerse violento y a empujarlos, Gavriil retrocede porque, hey ¿Qué más puede hacer? Y cuando le toma de la camisa la idea de patearlo en los bajos cruza por su cabeza, pero a riesgo de enfurecerlo más simplemente lleva sus manos a su muñeca, sujetándose de algo mientras escucha a su lado como el chico que le jodió el robo ahora trataba de sacarlos de esto.

El tipo hablaba y hablaba, de alguna forma logro convencer al otro, sobre todo después de entregar esa actuación entretenida acerca de conocerse. Lo que importaba es que ahora estaba nuevamente en el suelo, con la camisa arrugada y el cabello mas revuelto de lo usual, pero en el suelo, completo y con el resto de su botín bien oculto dentro de su abrigo raido -Te daría las gracias si esto no hubiera sido tu culpa en un comienzo- le dijo con una sonrisa fingida al otro mientras pasaba las manos por su ropa para alisarla y sacudirle un polvo más bien imaginario. Sin embargo el chico no se conformo con evitar que robara, aparte de todo se estaba ofreciendo para darle dinero... ¿Es que esto era un juego? ¿Un programa de cámara escondida? Sus ojos vagaron desconfiados por los alrededores y luego se detuvieron nuevamente frente al chico que le extendía unos billetes.

-¿Que si tengo hambre?- le miro incrédulo, alzando una ceja sin tomar el dinero y antes de mirar al cielo y negar divertido -no soy una puta obra de caridad, por si te interesa- con molestia le dio un manotazo a la mano que le extendía el dinero para alejarla de él antes de avanzar un paso y cerrar ligeramente más la distancia entre ellos -¿Que es lo que quieres? ¿Un premio? ¿Una medalla? ¿Una chapa de boy scout? ¿Qué es el día de meter la nariz en los asuntos de los demás? ¡Lo tenía todo controlado!- Le alzo la voz con desesperación porque si algo odiaba Gavriil que sucediera es que lo atraparan, pero incluso todavía más odioso que eso es que le tuvieran lastima y este chico tenía la palabra escrita por todo el rostro cuando lo miraba.

-No necesitaba de tu ayuda y definitivamente no necesito tu maldito dinero- esta vez fue su turno de alzar las manos y darle un fuerte empujón al chico, sinceramente le había arruinado el día -Ve a salvar a las ballenas o a detener la tala de árboles chico greenpeace, yo no soy tu obra de beneficencia- le dio un segundo empujón antes de meter las manos a los bolsillos y dar media vuelta. Sin embargo justo en el momento en el que giro sus talones su estomago dio un rugido protestando por la falta de comida, siendo tan obvio que seguramente el chico detrás de él había podido escucharlo con toda claridad. Avergonzado Gavriil simplemente cerró los ojos y dejo ir un suspiro hondo y largo, antes de volverse a girar para ver al otro y alzar una mano, pidiéndole un segundo con el dedo -Quizá si tenga hambre- explico con las cejas muy arriba, se notaba que no quería quedar como imbécil -Pero definitivamente no necesito que tú me alimentes como si fuera alguna clase de perro callejero- lo miro a los ojos y un segundo después lo tomo del brazo y comenzó a arrastrarlo hasta la cafetería mas cercana -y para demostrártelo voy a invitarte un café, chico greenpeace- Su tono y su actitud no dejaban espacio para un "no" por respuesta mientras avanzaba hasta el local.


Louder than sirens
Louder than bells
Swetter than heaven
And hotter than hell
avatar
Gavriil Kuznetsov

Mensajes : 24
Fecha de inscripción : 20/04/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Handyman -privado-

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.